Liturgia – Martes II de Pascua

MARTES II DE PASCUA, feria

Misa de feria (blanco)

Misal: Para la feria antífonas y oraciones propias. Prefacio Pascual

Leccionario: Vol. II

  • Hch 4, 32-37. Un solo corazón y una sola alma.
  • Sal 92.El Señor reina, vestido de majestad.
  • Jn 3, 7b-15.Nadie ha subido al cielo sino el que bajó del cielo, el Hijo del hombre.

Antífona de entrada           Ap 19, 7. 6
Alegrémonos y gocemos y démosle gracias, porque reina el Señor, nuestro Dios, dueño de todo. Aleluya.

Monición de entrada y acto penitencial
Nuevamente nos hemos reunido, hermanos, para celebrar la Eucaristía en este tiempo de Pascua, en la que con alegría y regocijo damos gracias, porque reina el Señor, nuestro Dios, dueño de todo. Preparémonos pues, al comenzar la celebración reconociendo que estamos necesitados de la misericordia del Padre para morir al pecado y resucitar a la vida nueva.

• Tú, que reinas vestido de majestad. Señor, ten piedad.
• Tú, que estás vestido y ceñido de poder. Cristo, ten piedad.
• Tú, que nos llamas a compartir tu vida. Señor, ten piedad.

Oración colecta
HAZNOS capaces, Dios todopoderoso,
de anunciar el poder de Cristo resucitado
para que poseamos en plenitud
los dones visibles
que hemos recibido como prenda de los futuros.
Por nuestro Señor Jesucristo.

Oración de los fieles
Oremos, hermanos, al Padre, que con su poder nos creó y con su bondad nos ha salvado de la muerte, por la resurrección de su Hijo Jesucristo.

1.- Por la Iglesia, para que sea ante todos los hombres un testimonio de amor y de servicio, como lo fueron las primeras comunidades cristianas, roguemos al Señor.

2.- Por las vocaciones al ministerio sacerdotal y a la vida consagrada; para que Cristo resucitado suscite seguidores fieles y radicales a Él en todo el mundo. Roguemos al Señor.

3.- Por todos los hombres, para que nuestros tiempos sean pacíficos y los gobernantes logren superar con éxito los problemas que más perturban al mundo, roguemos al Señor.

4.- Por los más pobres y los más débiles, por los enfermos, los moribundos, por los sometidos a prueba, por los no creyentes, roguemos al Señor.

5.- Por nosotros, para que, a ejemplo de la primitiva comunidad, sintamos la urgencia de vivir como hermanos y favorezcamos una comunidad de fe, esperanza y amor, roguemos al Señor.

Escucha, Padre, la oración de tus hijos y haz que experimenten siempre en sus vidas el gozo y la paz de Jesucristo resucitado, que vive y reina por los siglos de los siglos.

Oración sobre las ofrendas
CONCÉDENOS, Señor,
alegrarnos siempre por estos misterios pascuales
y que la actualización continua de tu obra redentora
sea para nosotros fuente de gozo incesante.
Por Jesucristo, nuestro Señor.

Prefacio pascual I

Antífona de comunión          Cf. Lc 24, 46. 26
Era necesario que el Mesías padeciera y resucitara de entre los muertos, para así entrar en su gloria. Aleluya.

Oración después de la comunión
ESCUCHA, Señor, nuestras oraciones
para que el santo intercambio de nuestra redención
nos sostenga durante la vida presente
y nos dé las alegrías eternas.
Por Jesucristo, nuestro Señor.

Oración sobre el pueblo
I
LUMINA, Señor,

a tu familia para que,
cumpliendo tu santa volutnad,
pueda practicar siempre el bien.
Por Jesucristo, nuestro Señor.