Para la catequesis – Domingo IV de Pascua

Jesús el Buen Pastor

Yo soy el buen pastor. El buen pastor da su vida por las ovejas; pero el que trabaja solamente por la paga, cuando ve venir al lobo deja las ovejas y huye, porque no es el pastor y porque las ovejas no son suyas. Y el lobo ataca a las ovejas y las dispersa en todas direcciones. Ese hombre huye porque lo único que le importa es la paga, y no las ovejas. “Yo soy el buen pastor. Así como mi Padre me conoce a mí y yo conozco a mi Padre, así también yo conozco a mis ovejas y ellas me conocen a mí. Yo doy mi vida por mis ovejas. También tengo otras ovejas que no son de este redil; y también a ellas debo traerlas. Ellas me obedecerán, y habrá un solo rebaño y un solo pastor. El Padre me ama porque yo doy mi vida para volverla a recibir. Nadie me quita la vida, sino que yo la doy por mi propia voluntad. Tengo el derecho de darla y de volver a recibirla. Esto es lo que me ordenó mi Padre.”

Reflexión

Jesús se compara a un pastor, ¿Cuál es el trabajo de un pastor? Es una persona que guarda y guía a las ovejas para que estén protegidas, las lleva al rio a tomar agua, al pasto a comer hierba y después al establo a dormir. Si se pierden, no para hasta encontrarlas. Las ovejas conocen su voz y lo siguen. ¿Cómo es Jesús un pastor? Jesús nos ama y siempre está con nosotros. Cuando le hablamos, nos guía para alejarnos de peligro. Nos da su palabra en el Evangelio para conocerlo y seguirlo. Nos da la Eucaristía para estar con nosotros y guiarnos. Nos protege y nos ama. Jesús dice que sus ovejas siguen al pastor bueno porque reconocen su voz, ¿Cómo reconocemos la voz de Jesús en otros? En la oración y en los evangelios, Jesús se revela y nos dice lo que Él quiere de nosotros. ¿Qué nos dice Jesús que debemos hacer para seguirlo? Jesús nos dice que amemos mucho a Dios y al prójimo. Él nos enseñó con su vida cuando: salía a orar a su Padre solo, curaba a los enfermos, le daba de comer al hambriento, perdonaba a los pecados, les lababa los pies a los apóstoles… ¿Cómo podemos seguirlo en nuestra vida? Compartir.

Actividad

En la siguiente página, colorear y cortar los dibujos y pegar a palitos. Pegar algodón a la oveja. Actuar cómo el Buen Pastor lleva la oveja a tomar agua y comer hierba, la protege del lobo, la busca cuando se pierde, y la lleva al establo por la noche. Realzar el amor del Buen Pastor a sus ovejas y como las ovejas lo siguen y así se salvan.

ficha 1

ficha 2

Oración

Tú nos conoces por nuestro nombre, Señor. Conoces lo que somos y lo que podemos. Te damos gracias, Señor, porque nos amas así, sin condiciones. Danos buenos oídos para escuchar tu voz, para saber cuándo nos llamas y siempre seguirte. Amen.