Oración de los fieles – Domingo XII de Tiempo Ordinario

Padre, gritamos en nuestra angustia y confiamos en ser escuchados, las olas se alzan a lo alto, llévanos a tiempo de bonanza. Repetimos:

CALMA NUESTRA TORMENTA, SEÑOR.

1. – Por el Papa, para que sea asistido en todo momento y conduzca la barca de la Iglesia a buen puerto. OREMOS

2. – Por los gobernantes para que pongan todo su esfuerzo en el bienestar de sus pueblos. OREMOS

3. – Por las familias y matrimonios cristianos, para que el Señor calme las tempestades que se generan en la vida diaria. OREMOS

4. – Por todos los niños y jóvenes para que acudan a Dios en sus días de fuertes tormentas. OREMOS

5. – Por los hombres de la mar, para que el Señor les de prudencia y sabiduría en su trabajo diario. OREMOS

6. – Por todos nosotros para que vivamos una fe llena de confianza en Cristo que nos haga salir de nuestra cobardía y afrontar cada día los retos que lleva aparejados la construcción del Reino de Dios. OREMOS

Padre, tú que calmas las aguas y apaciguas los mares, arráncanos de la tribulación y condúcenos al ansiado puerto. Por Jesucristo nuestro Señor. Amen.


Acepta, Dios Padre nuestro, nuestra oración confiada en estos tiempos difíciles y tormentosos. Respondemos

SÁLVANOS SIEMPRE, SEÑOR

1.- Por el Papa Francisco, que la Fuerza del Espíritu le ayude en su viaje a España y que sirva para reforzar la fe de la Iglesia. OREMOS

2.- Por todos los obispos de la tierra para sepan servir a los rebaños a ellos encomendados. OREMOS

3.- Por los sacerdotes, diáconos, religiosos y religiosas y todas las personas consagradas para que no teman las tormentas de la vida diaria. OREMOS

4.- Por los laicos comprometidos, esos hombres y mujeres, que trabajan por la construcción del Reino, para que toda la Iglesia reconozca la importancia de su labor OREMOS

5.- Por los jóvenes que realizan sus exámenes, para que el Espíritu les ayude también en sus estudios OREMOS

6.- Por los enfermos, los ancianos, los parados, los inmigrantes para que el Señor Jesús, les salve de las tormentas de su sufrimiento y marginación. OREMOS

7.- Por nosotros aquí presentes en la Eucaristía, y por todos los cristianos del mundo, para que seamos valientes con nuestra fe y no tengamos que escuchar de los labios de Cristo: “¿Por qué sois tan cobardes? ¿Aún no tenéis fe?” OREMOS

Acepta, Padre Nuestro, estas plegarias que te dirigimos con fe y humildad

Por Jesucristo Nuestro Señor

Amen