Liturgia – Nuestra Señora del Carmen

BIENAVENTURADA VIRGEN MARÍA DEL MONTE CARMELO, memoria obligatoria

Misa de la memoria (blanco)

Misal: 1ª oración propia y el resto del común de la Bienaventurada Virgen María o de un domingo del Tiempo Ordinario. Prefacio común o de la memoria.

Leccionario: Vol. III-impar

  • Éx 11, 10 – 12, 14. Mataréis al cordero al atardecer; cuando yo vea la sangre, pasaré de largo ante vosotros.
  • Sal 115. Alzaré la copa de la salvación, invocando el nombre del Señor.
  • Mt 12, 1-8. El Hijo del hombre es señor del sábado.

Antífona de entrada
Salve, Madre Santa, Virgen, Madre del Rey que gobierna cielo y tierra por los siglos de los siglos.

Monición de entrada
Hoy tenemos presente en la celebración la memoria de santa María Virgen, en su advocación tan popular del Monte Carmelo: la Virgen del Carmen; a quien se venera como guía y protectora de los navegantes, consuelo de los afligidos, fortaleza y auxilio de los moribundos en su agonía, e intercesora nuestra en el tránsito de la muerte.

Acto penitencial
Pongámonos, pues, en presencia de Dios al comenzar la Eucaristía,  reconozcamos ante Él que somos pecadores y, por la intercesión de Santa María, la Virgen, refugio de pecadores, pidámosle perdón por nuestras faltas y pecados.

Yo confieso…

Oración colecta
TE suplicamos, Señor,
que nos ayuda la admirable intercesión
de la gloriosa Virgen María,
para que, protegidos por su ayuda,
consigamos llegar hasta el monte que es Cristo.
Él, que vive y reina contigo. 

Oración de los fieles
Presentemos ahora nuestras peticiones a Dios Padre, que quiere misericordia y no sacrificios.

1.- Para que conceda a la Iglesia la libertad y la paz. Roguemos al Señor.

2.- Para que Dios nos conceda los sacerdotes necesarios. Roguemos al Señor.

3.- Para que se digne establecer y conservar la justicia en todas las naciones. Roguemos al Señor.

4.- Para que consuele a los que sufren y dé la salud a los enfermos. Roguemos al Señor.

5.- Para que despierte en nosotros el amor a los pobres y el deseo del cielo. Roguemos al Señor.

Escucha, Señor de la historia y Dios de la vida, nuestras plegarias, y protege a todos los que nos acogemos a tu misericordia y señorío. Por Jesucristo nuestro Señor.

Oración sobre las ofrendas
RECIBE, Señor, las oraciones de tu pueblo
junto con la ofrenda de este sacrificio,
para que, por la intercesión de santa María, Madre de tu Hijo,
no quede frustrado ningún buen deseo
ni petición ninguna sin respuesta.
Por Jesucristo, nuestro Señor.
Prefacio I de la bienaventurada Virgen María (en las misas votivas: en la veneración) o II-V.

Antífona de comunión          Cf. Lc 11, 27
Bienaventurado el vientre de María, la Virgen, que llevó al Hijo del eterno Padre.
Oración después de la comunión
AL recibir estos sacramentos del cielo,
imploramos de tu misericordia, Señor,
que cuantos nos alegramos
en la memoria de la bienaventurada Virgen María,
consigamos colaborar, a imitación suya,
en el misterio de nuestra redención.
Por Jesucristo, nuestro Señor.