Liturgia – Solemnidad de Santiago Apóstol

SANTIAGO, APÓSTOL, patrono de España, solemnidad

Misa de la solemnidad (rojo)

Misal: Antífonas y oraciones propias. Gloria. Credo. Prefacio propio, conveniente Plegaria Eucarística I. No se puede decir la Plegaria Eucarística IV.

Leccionario: Vol. IV

  • Hch 4, 33; 5, 12. 27-33; 12, 2. El rey Herodes hizo pasar a cuchillo a Santiago.
  • Sal 66. Oh, Dios, que te alaben los pueblos, que todos los pueblos te alaben.
  • 2Cor 4, 7-15. Llevamos siempre y en todas partes en el cuerpo la muerte de Jesús.
  • Mt 20, 20-28.Mi cáliz lo beberéis.

Antífona de entrada          Cf. Mt 4, 18. 21; Mc 3, 17
Jesús paseando junto al mar de Galilea, vio a Santiago, hijo de Zebedeo, y a Juan, su hermano, que estaban repasando las redes, y los llamó, y les puso el nombre de Boanerges, es decir, los hijos del trueno.

Monición de entrada y acto penitencial
Hermanos, al comenzar la celebración de los sagrados misterios en el día en el que celebramos la solemnidad del Apóstol Santiago, nuestro padre en la fe, y el primero de los apóstoles que selló con su sangre la palabra del Evangelio, reafirmemos nuestra fe en Cristo, la fe que nos ha llegado por el testimonio de los apóstoles, la fe que también nosotros estamos llamados a vivir y anunciar. Y para mejor hacerlo, reconozcamos que nuestra fe y nuestras obras no siempre van unidas, que a menudo cometemos fallos en la vida y que nuestro apostolado cristiano deja mucho que desear. Por eso, con humildad y sencillez, pedimos perdón a Dios por nuestros pecados.

Yo confieso…

Se dice Gloria.

Oración colecta
DIOS todopoderoso y eterno,
que consagraste los primeros trabajos de tus apóstoles
con la sangre de Santiago,
haz que tu Iglesia,
reconfortada constantemente por su patrocinio,
sea fortalecida por su testimonio,
y que los pueblos de España
se mantengan fieles a Cristo hasta el final de los tiempos
Por nuestro Señor Jesucristo.

Credo
Profesemos ahora nuestra fe; la fe que es vida, libertad y alegría. La fe que nos trajo el apóstol Santiago, y por la cual los apóstoles dieron su sangre.

Oración de los fieles
Al celebrar la solemnidad del Apóstol Santiago, oremos, hermanos, a Dios Padre todopoderoso, que nos ha reunido en un solo pueblo, para que derrame sobre nosotros y sobre todos los hombres los beneficios de su misericordia.

1.- Por la Iglesia, especialmente por la que peregrina en las diócesis de España; para que la semilla del Evangelio que sembró el Apóstol germine y dé fruto abundante. Roguemos al Señor.

2.- Por los gobernantes y por todos los habitantes de nuestra patria; para que Dios nos conceda a todos una convivencia pacífica y respetuosa y el interés por los demás. Roguemos al Señor.

3.- Por las necesidades de nuestro país; para que a nadie falte trabajo, vivienda, ni el acceso a los derechos y servicios fundamentales para todo ciudadano. Roguemos al Señor.

4.- Por todos los que sufren; para que, abrazándose a la cruz de Jesucristo, se sientan reconfortados y aliviados en sus sufrimientos. Roguemos al Señor.

5.- Por todos y cada uno de nosotros; para que sepamos vivir y transmitir con fidelidad la fe que hemos recibido por la predicación del Apóstol Santiago. Roguemos al Señor.

Dios todopoderoso y eterno, que edificas y guardas la ciudad futura del cielo y la ciudad presente de la tierra; escucha las súplicas que te dirigimos y, por la intercesión del Apóstol Santiago, el primero que participó del cáliz de tu Hijo, protege a nuestra nación y a todos sus habitantes dándoles la salud, la paz y los bienes que te pedimos. Por Jesucristo, nuestro Señor.

Oración sobre las ofrendas
PURIFÍCANOS, Señor,
con el bautismo salvador de la muerte de tu Hijo,
para que, en la solemnidad de Santiago,
el primer apóstol que participó en el cáliz redentor de Cristo,
podamos ofrecerte un sacrificio agradable.
Por Jesucristo, nuestro Señor.

Prefacio

EL PATRONAZGO DEL APÓSTOL

V/.   El Señor esté con vosotros. R/.

V/.   Levantemos el corazón. R/.

V/.   Demos gracias al Señor, nuestro Dios. R/.

EN verdad es justo y necesario,
es nuestro deber y salvación
darte gracias siempre y en todo lugar,
Señor, Padre santo,
Dios todopoderoso, Pastor eterno.

Porque Santiago, testigo predilecto,
anunció el reino
que viene por la muerte y resurrección de tu Hijo,
y, el primero entre los apóstoles,
bebió el cáliz del Señor:
con su guía y patrocinio
se conserva la fe en España y en los pueblos hermanos
y se dilata por toda la tierra,
mientras tu apóstol alienta a los que peregrinan
para que lleguen finalmente a ti,
por Cristo, Señor nuestro.

Por eso, Señor,
con todos los ángeles
te alabamos ahora y por siempre,
diciendo con humilde fe:

Santo, Santo, Santo es el Señor, Dios del Universo.
Llenos están el cielo y la tierra de tu gloria.
Hosanna en el cielo.
Bendito el que vienen en nombre del Señor.
Hosanna en el cielo.

Antífona de comunión
Bebieron el cáliz del Señor y se hicieron amigos de Dios.

Oración después de la comunión
AL darte gracias, Señor,
por los dones santos que hemos recibido
en esta solemnidad de Santiago, apóstol, patrono de España,
te pedimos que sigas protegiéndonos siempre
con su poderosa intercesión.
Por Jesucristo, nuestro Señor.

Bendición sobre el pueblo
Dios todopoderoso,

que los estableció sobre el fundamento apostólico los bendiga
por la intercesión del apóstol Santiago
R/. Amén.

Él, que quiso instruirlos
con la doctrina y los ejemplos de los apóstoles,
los ayude a ser ante todos los hombres
testigos de la verdad.
R/. Amén.

Que la intercesión de los santos apóstoles,
que los instruyeron en la sólida doctrina de la fe,
os permita a todos vosotros, alcanzar la herencia eterna.
R/. Amén.

Y la bendición de Dios todopoderoso,
del Padre, del Hijo † y del Espíritu Santo,
descienda sobre vosotros y permanezca para siempre.
R/. Amén.