Liturgia – Miércoles XVII de Tiempo Ordinario

MIÉRCOLES DE LA XVII SEMANA DEL TIEMPO ORDINARIO, feria

Misa de la feria (verde)

Misal: Cualquier formulario permitido, Prefacio común.

Leccionario: Vol. III-impar

  • Éx 34, 29-35. Vieron a Moisés la piel de la cara y no se atrevieron a acercarse a él.
  • Sal 98. ¡Santo eres, Señor, nuestro Dios!
  • Mt 13, 44-46.Vende todo lo que tienes y compra el campo.

Antífona de entrada          Sal 53, 6. 8
Dios es mi auxilio, el Señor sostiene mi vida. Te ofreceré un sacrificio voluntario dando gracias a tu nombre, que es bueno.

Monición de entrada y acto penitencial
Hermanos, comencemos, la celebración de la Eucaristía, en la que Cristo se hará presente con la por medio de su palabra y de su Cuerpo y de su Sangre, recogiéndonos en unos momentos de silencio, reconociendo ante Él nuestra debilidad y pecado, y pidiéndole su gracia salvadora.

• Tú que eres la luz que brilla en la tiniebla. Señor, ten piedad.
• Tú que eres la luz que alumbra a todo hombre. Cristo, ten piedad.
• Tú que eres la luz que da la vida al mundo. Señor, ten piedad

Oración colecta
O
H, Dios,
tu providencia nunca se equivoca en sus designios;
te suplicamos con insistencia
que apartes de nosotros todo mal
y nos concedas todo lo que nos sea conveniente.
Por nuestro Señor Jesucristo.

Oración de los fieles
Oremos confiadamente, hermanos, a Dios Padre, rogándole que el mundo conozca el valor de la perla del Evangelio.

1.- Por la Iglesia; para que sea siempre un signo transparente de la Buena Noticia de Dios. Roguemos al Señor.

2.- Por las vocaciones sacerdotales; para que los jóvenes se dispongan a arriesgar su vida en la construcción del Reino de Dios. Roguemos al Señor.

3.- Por todos los que, en cualquier lugar del mundo, trabajan al servicio de la justicia y la igualdad entre los hombres; para que sus esfuerzos sean eficaces, y den fruto para el bien de todos. Roguemos al Señor.

4.- Por los enfermos de nuestras familias y de nuestra comunidad; para que experimenten la fortaleza y el gozo del Espíritu. Roguemos al Señor.

5.- Por todos nosotros; para que sepamos perdonar como Dios mismo nos perdona. Roguemos al Señor.

Escucha, Dios de bondad, las peticiones de tu pueblo, y concédenos mentalizarnos de que merece la pena dejarlo todo por encontrar el tesoro del reino que nos tienes preparado. Por Jesucristo nuestro Señor.

Oración sobre las ofrendas
OH, Dios, que has llevado a la perfección del sacrificio único
los diferentes sacrificios de la ley antigua,
recibe la ofrenda de tus fieles siervos
y santifica estos dones como bendijiste los de Abel,
para que la oblación que ofrece cada uno de nosotros
en alabanza de tu gloria,
beneficie a la salvación de todos.
Por Jesucristo, nuestro Señor.

Antífona de comunión          Sal 110, 4-5
Ha hecho maravillas memorables, el Señor es piadoso y clemente. Él da alimento a los que lo temen.

Oración después de la comunión
GUÍANOS, Señor, con tu Espíritu,
a los que alimentas con el Cuerpo y la Sangre de tu Hijo,
para que, alabándote no solo de palabra y con los labios,
sino con las obras y el corazón,
merezcamos entrar en el reino de los cielos.
Por Jesucristo, nuestro Señor.