Liturgia – Lunes XX de Tiempo Ordinario

LUNES DE LA XX SEMANA DEL TIEMPO ORDINARIO, feria

Misa de feria (verde)

Misal: Para la feria cualquier formulario permitido; Prefacio común.

Leccionario: Vol. III-impar

  • Jue 2, 11-19. El Señor suscitó jueces, pero tampoco les escucharon.
  • Sal 105. Acuérdate de mí, Señor, por amor a tu pueblo.
  • Mt 19, 16-22. Si quieres ser perfecto, vende tus bienes, así tendrás un tesoro en el cielo.

Antífona de entrada          Sal 83, 10-11
Fíjate, oh, Dios, escudo nuestro; mira el rostro de tu Ungido, porque vale más un día en tus atrios que mil en mi casa.

Monición de entrada y acto penitencial
Hermanos, dispongámonos a celebrar con devoción la Eucaristía, y para que esta celebración de fruto en nosotros, pidamos al Señor que prepare nuestros corazones pidiéndole perdón por nuestros pecados.

• Tú que nos ayudas a convertirnos. Señor, ten piedad.
• Tú que intercedes por nosotros. Cristo, ten piedad.
• Tú que eres capaz de hacernos criaturas nuevas. Señor, ten piedad.

Oración colecta
OH, Dios, que has preparado bienes invisibles
para los que te aman,
infunde la ternura de tu amor en nuestros corazones,
para que, amándote en todo
y sobre todas las cosas,
consigamos alcanzar tus promesas,
que superan todo deseo.
Por nuestro Señor Jesucristo.

Oración de los fieles
Oremos, hermanos, a Dios nuestro Señor, que nos invita constantemente a seguir a Jesucristo como bien supremo de nuestra vida.

1.- Para que la Iglesia sea el hogar de la misericordia para todos los hombres y mujeres del mundo. Roguemos al Señor.

2.- Para que los jóvenes sean una fuerza renovadora de la Iglesia. Roguemos al Señor.

3.- Para que los violentos dejen caer las armas, y todas las naciones de la tierra sean lugar de convivencia pacífica y cordial. Roguemos al Señor.

4.- Para que mejore la situación económica de nuestro país y tengamos prosperidad en la agricultura, la industria y en los demás trabajos. Roguemos al Señor.

5.- Para que todos nosotros seamos colaboremos activamente en construir el Reino de Dios. Roguemos al Señor.

Señor y Padre nuestro, que eres el único Dios que nos libera, escucha nuestras plegarias y ayúdanos con tu gracia para que nana ni nadie impida que sigamos a tu Hijo por el camino de la vida eterna. Por Jesucristo nuestro Señor.

Oración sobre las ofrendas
ACEPTA Señor, nuestras ofrendas
en las que vas a realizar un admirable intercambio,
para que, al ofrecerte lo que tú nos diste,
merezcamos recibirte a ti mismo.
Por Jesucristo, nuestro Señor.

Antífona de comunión          Sal 129, 7
Del Señor viene la misericordia, la redención copiosa.

Oración después de la comunión
DESPUÉS de haber participado de Cristo
por estos sacramentos,
imploramos humildemente tu misericordia, Señor,
para que, configurados en la tierra a su imagen,
merezcamos participar de su gloria en el cielo.
Él, que vive y reina por los siglos de los siglos.