Oración de los fieles – Domingo XXVI de Tiempo Ordinario

Señor, llegamos ante Ti llenos de limitaciones y problemas, pero sabemos que en tus manos todo tiene solución. Sabemos que tu corazón tiene la grandeza de la misericordia. Por eso te decimos:

AYÚDANOS A VIVIR EN LA VERDAD.

1. – Tú eras valiente y decías siempre la verdad. Por eso te pedimos por la Iglesia, portadora del mensaje de salvación; para que no cese de anunciar a Cristo en cualquier circunstancia por muy adversa que se presente. OREMOS

2. – Tú eras el Profeta que los hombres necesitaban. Por ello te pedimos por el Papa, los obispos, los sacerdotes, los diáconos, las personas comprometidas; para que no tengan miedo de llevar a todos la verdad de Cristo que libera, acoge, ayuda y alegra. OREMOS

3. -Tú ayudabas a todos y los servías. Te pedimos que recuerdes a los que en estos momentos lo están pasando mal: pobres, ancianos, marginados, inmigrantes, parados; para que encuentren esa mano tendida que necesitan para ponerse en pie, y en la Iglesia encuentren motivos para seguir esperando. OREMOS

4. – Tú no ponías condiciones para amar. Y ante ello nuestro ruego va por las familias; para que no se cansen de amar desde la gratuidad, para que no busquen excusas a la hora de la entrega y la exigencia, para que sean fuertes en el momento de perdonar, de tolerar, de acoger. OREMOS

5. – Tú acogías a tus seguidores con humildad. Y nuestra súplica va dirigida a los gobernantes de todas las naciones; para que estén cerca de los hombres del pueblo y estén cercanos a sus necesidades y problemas. OREMOS

6. – Tú dijiste “el que quiera venir conmigo que se niegue a sí mismo”. Y ante ello pedimos por todos los que estamos reunidos en esta eucaristía; para que el Señor nos dé su fuerza y le sigamos desde nuestra realidad concreta, aunque no nos guste, aunque nos cueste, aunque duela demasiado. OREMOS

Te damos gracias, Padre, porque siempre das respuesta a nuestras necesidades. Ayúdanos a saber esperar con paciencia ese momento. Te lo pedimos por nuestro Señor Jesucristo, tu Hijo, que contigo vive y reina por los siglos de los siglos.

Amén.


Padre de todos los hombres y creador nuestro, tu acoges a todo aquel que hace tu voluntad, así pues te pedimos:

QUE HAGAMOS TU VOLUNTAD, SEÑOR

1. – Por el Papa, los obispos y las personas consagradas que trabajan en su viña, para que el Señor les ayude y acompañe todos los días de su vida en la labor de construir y extender el Reino. OREMOS

2. – Por aquellos que no han recibido la buena noticia para que haya alguien cercano que los instruya. OREMOS

3. – Por todas las personas que se alejaron de las palabras de Dios para que reencuentren el camino de la casa del Padre. OREMOS

4. – Por todos los que sufren algún mal, o están enfermos, para que sientan, que en ese momento de dificultad, la mano que les ayude a salir adelante. OREMOS

5. – Por todos los que por otros caminos buscan a Dios, para que encuentren también la alegría que Cristo nos trajo. OREMOS

6.- Por todos los aquí reunidos para que, como nos pide Pablo, llevemos una vida digna del Evangelio de Cristo. OREMOS

Padre todopoderoso, concédenos por tu infinita bondad todo aquello que te hemos presentado por Jesucristo Nuestro Señor.

Amen.