Liturgia – San Pío de Pietrelcina

SAN PÍO DE PIETRELCINA, presbítero, memoria obligatoria

Misa de la memoria (blanco)

Misal: 1ª oración propia y el resto del común de pastores (para un pastor) o de santos (para religiosos), o de un domingo del Tiempo Ordinario; Prefacio común o de la memoria.

Leccionario: Vol. III-impar

  • Ag 1, 1-8. Construid el templo, y me complaceré en él.
  • Sal 149. El Señor ama a su pueblo.
  • Lc 9, 7-9. A Juan lo mandé decapitar yo. ¿Quién es este de quien oigo semejantes cosas?

Antífona de entrada
El Señor lo eligió sumo sacerdote y derramó sobre él todos los bienes.

Monición de entrada y acto penitencial
Hacemos memoria en esta celebración de san Francisco Forgione, conocido popularmente como san Pío de Pietrelcina, presbítero de la Orden de los Hermanos Menores Capuchinos. Nació en Pietrelcina (Italia), el año 1887. En el convento de San Giovanni Rotondo, en la región italiana de Apulia, se dedicó a la dirección espiritual de los fieles y a la reconciliación de los penitentes, mostrando una atención particular hacia los pobres y necesitados. Tal día como hoy del año 1968 terminó su peregrinación terrena, configurándose con Cristo crucificado.

Yo confieso…

Oración colecta
DIOS todopoderoso y eterno,
que concediste a san Pío, presbítero,
la gracia singular de participar en la cruz de tu Hijo,
y por su ministerio renovaste las maravillas de tu misericordia,
concédenos, por su intercesión,
que, asociados siempre a los sufrimientos de Cristo,
lleguemos felizmente a la gloria de la resurrección.
Por nuestro Señor Jesucristo.

Oración de los fieles
Dirijamos nuestras preces suplicantes a Dios Padre, pidiéndole que nos transforme en testigos valientes del evangelio.

1.- Por la Iglesia, por todos los que la formamos. Roguemos al Señor.

2.- Por las vocaciones a la vida sacerdotal y religiosa. Roguemos al Señor.

3.- Por todos los que trabajan por la paz y la justicia. Roguemos al Señor.

4.- Por los que matan, secuestran, destruyen. Roguemos al Señor.

5.- Por nosotros, aquí reunidos. Roguemos al Señor.

Atiende complacido, Señor, las oraciones de tu pueblo, y haz que, por la fuerza de tu Espíritu, sepamos vivir, como Juan el Bautista, asumiendo los riesgos de nuestra fe. Por Jesucristo nuestro Señor.

Oración sobre las ofrendas
ACEPTA complacido, Señor, nuestras ofrendas
y concédenos que, dóciles a las enseñanzas de san Pío de Pietrelcina
celebremos con dignidad estos divinos misterios
y los recibamos con espíritu de fe.
Por Jesucristo, nuestro Señor.

Antífona de comunión          Cf. Jn 15, 9
El buen pastor dio la vida por las ovejas.

Oración después de la comunión
AL celebrar la fiesta de san Pío de Pietrelcina,
te rogamos, Señor Dios nuestro,
que por la eficacia de la mesa celestial
seamos constantes en la fe
y vivamos concordes en tu amor.
Por Jesucristo, nuestro Señor.