Meditación – Santos Ángeles Custodios

Hoy celebramos la memoria de los santos Ángeles Custodios.

La lectura de hoy es del evangelio de Mateo (Mt 18, 1-5.10):

En una ocasión se acercaron a Jesús los discípulos y le dijeron: «¿Quién es, pues, el mayor en el Reino de los Cielos?». Él llamó a un niño, lo puso en medio de ellos y dijo: «Yo os aseguro: si no cambiáis y os hacéis como los niños, no entraréis en el Reino de los Cielos. Así pues, quien se haga pequeño como este niño, ése es el mayor en el Reino de los Cielos. Y el que reciba a un niño como éste en mi nombre, a mí me recibe. Guardaos de menospreciar a uno de estos pequeños; porque yo os digo que sus ángeles, en los cielos, ven continuamente el rostro de mi Padre que está en los cielos».

Hoy celebramos la memoria de los Ángeles Custodios. La Iglesia, iluminada por la luz que proviene de la Sagrada Escritura, ha profesado a lo largo de los siglos la verdad sobre la existencia de los ángeles como seres puramente espirituales, creados por Dios. Están dotados de inteligencia y de libre voluntad, como el hombre pero en grado superior a él. Los ángeles son pues seres personales y, en cuanto tales, son también ellos, “imagen y semejanza” de Dios.

La Iglesia, cada día y cada hora, en el mundo entero, antes de dar comienzo a la plegaria eucarística en el corazón de la Santa Misa, apela “a los Ángeles y a los Arcángeles” para cantar la gloria de Dios tres veces santo, uniéndose así a aquellos primeros adoradores de Dios, en el culto y en el amoroso conocimiento del misterio inefable de su santidad.

—La Iglesia cree y enseña, basándose en la Sagrada Escritura, que la tarea de los ángeles buenos es la protección de los hombres y la solicitud por su salvación. Los “Hechos de los Apóstoles” nos hacen conocer especialmente algunos episodios que testimonian la solicitud de los ángeles por el hombre y su salvación.

REDACCIÓN evangeli.net

Liturgia – Santos Ángeles Custodios

SANTOS ÁNGELES CUSTODIOS, memoria obligatoria

Misa de la memoria (blanco)

Misal: Antífonas y oraciones propias. Prefacio propio. No se puede decir la Plegaria Eucarística IV.

Leccionario: Vol. III-impar para la primera lectura y vol. IV para el Evangelio.

  • Bar 4, 5-12. 27-29. El mismo que os mandó las desgracias os mandará el gozo.
  • Sal 68. El Señor escucha a sus pobres.
  • Mt 18, 1-5.10. Sus ángeles están viendo siempre en los cielos el rostro de mi Padre celestial.

O bien: cf. vol. IV.


Antífona de entrada          Dan 3, 58
Ángeles del Señor, bendecid al Señor, ensalzadlo con himnos por los siglos.

Monición de entrada y acto penitencial
Celebramos hoy la memoria de los Ángeles Custodios, protectores de los hombres y de los pueblos por el designio de Dios, y también mensajeros de su voluntad.

Yo confieso…

Oración colecta
OH, Dios,
que en tu providencia inefable
te has dignado enviar a tus santos ángeles
para nuestra custodia,
concede, a los que te suplicamos,
ser defendidos siempre por su protección
y gozar eternamente de su compañía.
Por nuestro Señor Jesucristo.

Oración de los fieles
Oremos al Señor, nuestro Dios, en esta fiesta de los santos Ángeles Custodios:

1.- Para que los santos ángeles protejan a la Iglesia y pueda realizar su misión evangelizadora. Roguemos al Señor.

2.- Para que sugiera a los pueblos y a sus gobernantes proyectos de paz y justicia . Roguemos al Señor.

3.- Para que protejan a los que están de viaje y vuelvan seguros a sus hogares. Roguemos al Señor.

4.- Para que sean ángeles de consuelo y esperanza para los enfermos y todos cuantos sufren. Roguemos al Señor.

5.- Para que nos guarden en todos nuestros caminos y nos conduzcan un día a la presencia de Dios. Roguemos al Señor.

Suba nuestra oración, Señor, hasta ti, como el aroma de los perfumes, por mano de tus santos ángeles. Por Jesucristo, nuestro Señor.

Oración sobre las ofrendas
RECIBE, Señor, los dones que te presentamos
en honor de tus santos ángeles,
y concédenos, por tu bondad,
vemos libres, con su continua protección,
de los peligros presentes
y llegar felizmente a la vida eterna.
Por Jesucristo, nuestro Señor.

Prefacio de los Ángeles.

Antífona de comunión           Cf. Sal 137, 1
Delante de los ángeles tañeré para ti, Dios mío.

Oración después de la comunión
SEÑOR, a los que has alimentado para la vida eterna
con tan grandes sacramentos
dirígelos, por ministerio de los ángeles,
en el camino de la salvación y de la paz.
Por Jesucristo, nuestro Señor.