Liturgia – Miércoles XXVIII de Tiempo Ordinario

MIÉRCOLES DE LA XXVIII SEMANA DEL TIEMPO ORDINARIO, feria

Misa de la feria (verde)

Misal: Para la feria cualquier formulario permitido; Prefacio común.

Leccionario: Vol. III-impar.

  • Rom 2, 1-11. Pagará a cada uno según sus obras, primero al judío, pero también al griego.
  • Sal 61. El Señor paga a cada uno según sus obras.
  • Lc 11, 42-46. ¡Ay de vosotros, fariseos! ¡Ay de vosotros también, maestros de la ley!

Antífona de entrada          Cf. Sal 27, 8-9
El Señor es fuerza para su pueblo, apoyo y salvación para su Ungido. Salva a tu pueblo, Señor, y bendice tu heredad, sé su pastor por siempre.

Monición de entrada y acto penitencial
Hermanos, comencemos la celebración de los sagrados misterios pidiendo al Señor Dios, escudo nuestro, que se fije en nosotros; que mire el rostro de su Ungido. Y sabiendo que vale más un día en sus atrios que mil en nuestra casa, pidámosle humildemente perdón por nuestros pecados.

Yo confieso…

Oración colecta
OH, Dios,
que has preparado bienes inefables para los que te ama,
infunde la ternura de tu amor en nuestros corazones,
para que, amándote en todo y sobre todas las cosas,
consigamos alcanzar tus promesas,
que superan todo deseo.
Por nuestro Señor Jesucristo.

Oración de los fieles
Oremos ahora, hermanos, a Dios Padre.

1.- Por la Iglesia, la gran familia de los hijos de Dios. Roguemos al Señor.
2.- Por los gobernantes, responsables de la institución familiar y de la convivencia de todos los ciudadanos. Roguemos al Señor.
3.- Por todos los hogares del mundo, en especial por los hogares cristianos y por los padres de familia que han de ser ejemplo de fe y santidad para sus hijos. Roguemos al Señor.
4.- Por los enfermos y los agonizantes, por los que se sienten angustiados. Roguemos al Señor.
5.- Por nosotros, llamados a vivir en la oscuridad, iluminados por la luz de la fe, que contemplamos el ejemplo de san José, cuya vida estuvo con Cristo escondida en Dios. Roguemos al Señor.

Socórrenos, Señor, para que podamos alegrarnos con tus beneficios. Por Jesucristo nuestro Señor.

Oración sobre las ofrendas
ACEPTA, Señor,
este sacrificio de reconciliación y alabanza
y concédenos que, purificados por su eficacia,
te ofrezcamos el obsequio agradable de nuestro corazón.
Por Jesucristo, nuestro Señor.

Antífona de comunión          Cf. Sal 144, 15
Los ojos de todos te están aguardando, Señor; tú les das la comida a su tiempo.

Oración después de la comunión
DESPUÉS de haber participado de Cristo por estos sacramentos,
imploramos humildemente tu misericordia, Señor,
para que, configurados en la tierra a su imagen,
merezcamos participar de su gloria en el cielo.
Él, que vive y reina por los siglos de los siglos.