Liturgia – San Juan Pablo II

SAN JUAN PABLO II, papa, memoria libre

Misa de la memoria (blanco)

Misal: para la memoria 1ª oración propia y el resto del común de pastores (para un papa); Prefacio de la memoria.

Leccionario: Vol. III-impar.

  • Rom 7, 18-24. ¿Quién me librará de este cuerpo de muerte?
  • Sal 118. Instrúyeme, Señor, en tus decretos.
  • Lc 12, 54-59. Sabéis interpretar el aspecto de la tierra y del cielo, pues ¿cómo no sabéis interpretar el tiempo presente?

Antífona de entrada          Cf. Eclo 45, 30
El Señor hizo con él una alianza de paz, y lo nombró príncipe para que tuviera eternamente la dignidad del sacerdocio.

Monición de entrada y acto penitencial
Hoy celebramos la memoria de san Juan Pablo II, que nació en Polonia, el año 1920. Ordenado presbítero y realizados sus estudios de Teología en Roma, regresó a su patria, donde desempeñó diversas tareas pastorales y universitarias. Como arzobispo de Cracovia participó en el Concilio Vaticano II. Elegido papa, se distinguió por su extraordinaria actividad apostólica, especialmente hacia las familias, los jóvenes y los enfermos, y realizó innumerables visitas pastorales por todo el mundo. Su riquísimo magisterio incluye la promulgación del Catecismo de la Iglesia Católica y los Códigos de Derecho Canónico para la Iglesia Latina y para las Iglesias Orientales. Murió piadosamente en Roma, el 2 de abril de 2005, vigilia del domingo II de Pascua, o de la Divina Misericordia, que él mismo instituyó.

• Tú, que nos llamas a seguirte. Señor, ten piedad.
• Tú, que nos llamas a ser testigos de tu amor. Cristo, ten piedad.
• Tú, que nos llamas a una esperanza sin fin. Señor, ten piedad.

Oración colecta
OH, Dios, rico en misericordia,
que has querido que san Juan Pablo II, papa,
guiara toda la Iglesia,
te pedimos que, instruidos por sus enseñanzas,
nos concedas abrir confiadamente nuestros corazones
a la gracia salvadora de Cristo, único redentor del hombre.
Él, que vive y reina contigo.

Oración de los fieles
Nos hemos reunido aquí, hermanos, para conmemorar el misterio de nuestra redención, roguemos por lo tanto, a Dios todopoderoso, para que todo el mundo se llene de bendiciones y de vida.

1.- Por todos los consagrados a Dios, para que con su ayuda puedan cumplir fielmente su propósito. Roguemos al Señor.

2.- Por la paz de los pueblos, para que, sin ninguna perturbación, puedan servirle en libertad de espíritu. Roguemos al Señor.

3.- Por los ancianos que viven en soledad o enfermedad, para que sean confortados por nuestra fraternal caridad. Roguemos al Señor.

4.- Por nosotros, aquí congregados, para que sepamos usar de tal modo los bienes presentes, con los que Dios no deja de favorecernos, que merezcamos alcanzar los eternos. Roguemos al Señor.

Sé propicio, Señor, con tu pueblo suplicante, para que reciba con prontitud lo que te pide bajo tu inspiración. Por Jesucristo nuestro Señor.

Oración sobre las ofrendas
SEÑOR, en la fiesta de san Juan Pablo II,
te pedimos que nos sirva de provecho esta ofrenda
con cuya inmolación concediste que se perdonasen
los pecados del mundo entero.
Por Jesucristo, nuestro Señor.

Antífona de comunión          Cf. Jn 21, 17
Señor, tú conoces todo, tú sabes que te quiero.

Oración después de la comunión
SEÑOR Dios,
que la eficacia de los dones recibidos
produzca su fruto en nosotros
en esta fiesta de san Juan Pablo II,
nos proporcione, al mismo tiempo,
ayuda para la vida mortal
y nos obtenga el gozo de la felicidad eterna.
Por Jesucristo, nuestro Señor.