Liturgia – Miércoles III de Adviento

MIÉRCOLES DE LA III SEMANA DE ADVIENTO, feria

Misal: Antífonas y oraciones propias, Prefacio I o III de Adviento.

Leccionario: Vol. II

  • Is 45, 6c-8. 18.21b-25. Cielos, destilad desde lo alto.
  • Sal 84.Cielos, destilad desde lo alto al Justo, las nubes lo derramen.
  • Lc 7, 19-23.Anunciad a Juan lo que habéis visto y oído.

Antífona de entrada          Cf. Hab 2, 3; 1 Cor 4, 5
El Señor llegará y no tardará, él iluminará lo que esconden las tinieblas y se manifestará a todos los pueblos.

Monición de entrada y acto penitencial
Las personas y los acontecimientos son agentes de salvación: Los cielos y la tierra colaboran, pero, en definitiva, Dios es quien salva por medio de las personas. Por medio del profeta Isaías, Dios se dirige a Ciro el Grande, que permitió a los judíos volver del exilio. Él fue un instrumento de Dios para liberar a los judíos. También a los paganos se les llama a la salvación.

Cuando los discípulos de Juan preguntan a Jesús si es el Mesías esperado o si tienen que esperar a algún otro, el mismo Jesús les recuerda lo que los profetas habían anunciado sobre el Mesías, y les insta a ver lo que él mismo está haciendo. Restaura la vista de los ciegos, hace oír a los sordos, cura  a los leprosos y proclama la Buena Noticia del Reino a los pobres de cualquier clase que sean.

• Tú, el deseado de las naciones. Señor, ten piedad.
• Tú, el anunciado por los profetas. Cristo, ten piedad.
• Tú, el fruto bendito del vientre de María. Señor, ten piedad.

Oración colecta
CONCÉDENOS, Dios todopoderoso,
que la fiesta, ya cercana, de la venida de tu Hijo,
nos reconforte en esta vida
y nos conceda los premios eternos.
Por nuestro Señor Jesucristo.

Oración de los fieles
Jesucristo es el Sacerdote nuevo y eterno, que intercede por nosotros ante el Padre. Oremos, pues, confiadamente a Dios, Padre misericordioso.

1.- Por la Iglesia, para que pueda anunciar a Cristo con las palabras y con las obras. Roguemos al Señor.

2.- Por los gobernantes, para que busquen siempre la paz, la misericordia y la justicia. Roguemos al Señor.

3.- Por los enfermos y por todos los necesitados, para que encuentren en su vida a hermanos que, a ejemplo de Cristo, les tiendan la mano y los ayuden. Roguemos al Señor.

4.- Por nosotros, para que, por la fuerza de esta eucaristía, seamos anunciadores y testigos de la Buena Noticia. Roguemos al Señor.

Padre, tu Iglesia vigilante en la espera de Cristo eleva a ti sus ruegos. Acógelos benigno. Por Jesucristo, nuestro Señor.

Oración sobre las ofrendas
HAZ, Señor, que te ofrezcamos siempre este sacrificio
como expresión de nuestra propia entrega,
para que se realice el santo sacramento que tú instituiste
y se lleve a cabo en nosotros eficazmente la obra de tu salvación.
Por Jesucristo, nuestro Señor.

Prefacio I o III de Adviento

Antífona de comunión          Is 40, 10; 35, 5
Nuestro Señor llega con poder para iluminar los ojos de sus siervos.

Oración después de la comunión
IMPLORAMOS tu misericordia, Señor,
para que este divino alimento que hemos recibido,
nos purifique del pecado
y nos prepare a las fiestas que se acercan.
Por Jesucristo, nuestro Señor.