Liturgia – Día V dentro de la Octava de Navidad

DÍA V DENTRO DE LA OCTAVA DE LA NATIVIDAD DEL SEÑOR

Misa del día V dentro de la Octava (blanco)

Misal: Antífonas y oraciones propias. Gloria. Prefacio de Navidad, embolismos propios de la Octava en las Plegarias Eucarísticas. No se puede decir la Plegaria Eucarística IV.

Leccionario: Vol. II

  • 1Jn 2, 3-11. Quien ama a su hermano permanece en la luz.
  • Sal 95.Alégrese el cielo, goce la tierra.
  • Lc 2, 22-35.Luz para alumbrar a las naciones.

Antífona de entrada          Jn 3, 16
Tanto amó Dios al mundo, que entregó a su Unigénito para que todo el que cree en él no perezca, sino que tanga vida eterna.

Monición de entrada y acto penitencial
La liturgia de hoy nos muestra a la familia de Jesús, cumplidora de la ley, presentándolo al templo y haciendo la ofrenda de los pobres. Para nosotros, la prueba de nuestra verdadera fe consiste en cumplir los mandamientos.

Estamos dispuestos a pedir perdón a Dios antes de comenzar nuestra celebración.

• Rey de la paz y Santo de Dios: Señor, ten piedad.
• Luz que brillas en las tinieblas: Cristo, ten piedad.
• Imagen del hombre nuevo: Señor, ten piedad.

Se dice Gloria

Oración colecta
DIOS invisible y todopoderoso,
que has disipado las tinieblas del mundo
con la llegada de tu luz,
míranos complacido, para que podamos cantar dignamente
la gloria del nacimiento de tu Unigénito.
Él, que vive y reina contigo.

Oración de los fieles
Unámonos todos en oración.

1.- Para que la Iglesia nos siga transmitiendo los preceptos del Señor y nos enseñe cómo cumplirlos. Roguemos al Señor.

2.- Para que los gobernantes de nuestras naciones sean dóciles a la voz de Dios y comprendan que la ley divina prevalece sobre la ley de los hombres. Roguemos al Señor.

3.- Por todos los que sufren violaciones a sus derechos, especialmente aquellos que tienen que ver con la familia. Roguemos al Señor.

4.- Para que esta comunidad, abierta a la escucha de la Palabra, sea también fiel cumplidora del mensaje que hoy hemos escuchado. Roguemos al Señor.

Dios y Señor nuestro, que manifestaste tu salvación a Simeón antes de que conociera la muerte; escucha nuestras súplicas y concédenos la gracia de recibir a tu Hijo como luz que envías para alumbrar a las naciones y dar testimonio de Él ante el mundo. Por Jesucristo nuestro Señor.

Oración sobre las ofrendas

ACEPTA, Señor, nuestras ofrendas
en las que vas a realizar un admirable intercambio,
para que, al ofrecerte lo que tú nos diste,
merezcamos recibirte a ti mismo.
Por Jesucristo, nuestro Señor.

Prefacio de Navidad

Antífona de comunión          Cf. Lc 1, 78
Por la entrañable misericordia de nuestro Dios nos ha visitado el Sol que nace de lo alto.

Oración después de la comunión

CONCÉDENOS, Dios todopoderoso,
que, por la eficacia de estos santos misterios,
se fortalezca constantemente nuestra vida.
Por Jesucristo, nuestro Señor.

Bendición solemne
• Dios, bondad infinita, que disipó las tinieblas del mundo con la encarnación de su Hijo y con su nacimiento glorioso iluminó este día santo aleje de vosotros las tinieblas del pecado y alumbre vuestros corazones con la luz de la gracia.

• Quien encomendó al ángel anunciar a los pastores la gran alegría del nacimiento del Salvador os llene de gozo y os haga también a vosotros mensajeros del Evangelio.

• Quien por la encarnación de su Hijo reconcilió lo humano y lo divino os conceda la paz a vosotros, amados de Dios, y un día os admita entre los miembros de la Iglesia del cielo.

• Y la bendición de Dios todopoderoso…

Despedida
Llevemos a todos la Buena Noticia: “Hoy os ha nacido un Salvador, el Mesías, el Señor”. Podéis ir en paz.