Comentario al evangelio – 8 de enero

El significante y el significado

Juan el Bautista era el significante (= la voz) que señalaba al significado (= Cristo). Y una vez que el significado llega, el significador debe retirarse. Juan lo sabía muy bien y desempeñó su papel a la perfección. «Él debe crecer y yo disminuir», así lo declaró Juan, así lo llevó a cabo; y no se arrepintió de haberlo hecho, sino que se sintió realizado. Desgraciadamente, a muchos significantes del mundo espiritual les cuesta ceder el lugar al significado cuando éste llega o la gente llega al significado. Hay un placer en ser el centro de atención y, por lo tanto, es una verdadera tentación retrasar la llegada del significado o incluso bloquearla. Morir a sí mismo es un acto difícil. Juan practicó este ars moriendi, el arte de morir. No es de extrañar que Jesús dijera más tarde que no había nadie entre los nacidos de mujer más grande que Juan.

Paulson Veliyannoor, CMF