Liturgia – Miércoles II de Tiempo Ordinario

MIÉRCOLES DE LA III SEMANA DEL TIEMPO ORDINARIO, feria

Misa de la feria (verde)

Misal: cualquier formulario permitido. Prefacio común.

Leccionario: Vol. III-par

  • 1Sam 17, 32-33. 37. 40-51. Venció David al filisteo con una honda y una piedra.
  • Sal 143. ¡Bendito el Señor, mi alcázar!
  • Mc 3, 1-6. ¿Está permitido en sábado salvarle la vida a un hombre o dejarlo morir?

Antífona de entrada Sal 95, 1. 6
Cantad al Señor un cántico nuevo, cantad al Señor toda la tierra. Honor y majestad le preceden, fuerza y esplendor están en su templo.

Monición de entrada y acto penitencial
Hoy, además de pedir con insistencia en la celebración el gran don de la unidad de las Iglesias, también pediremos humildemente perdón a Dios nuestro Señor y a los hermanos separados, reconociendo la parte de culpa que nosotros, los católicos, podamos tener en la ruptura de esta unidad. Por eso, comenzamos la Eucaristía pidiendo humildemente perdón por nuestros pecados.

  • Tú, nuestro bienhechor y nuestro alcázar. Señor, ten piedad.
  • Tú, baluarte donde nos ponemos a salvo. Cristo, ten piedad.
  • Tú, nuestro escudo y nuestro refugio. Señor, ten piedad.

Oración colecta
OH Dios,
que unes a los pueblos más diversos en la confesión de tu nombre,
concédenos la gracia de querer y de hacer cuanto nos mandas,
para que el pueblo llamado a tu reino,
viva en la unidad de la fe y del amor.
Por nuestro Señor Jesucristo.

Oración de los fieles
Al celebrar estos sagrados misterios, pidamos al Dios de la salvación que escuche misericordiosamente nuestras plegarias.

1.- Para que conceda a la Iglesia la libertad y la paz. Roguemos al Señor.

2.- Para que se digne establecer y conservar la justicia en todas las naciones. Roguemos al Señor.

3.- Para que descubra a los poderosos que mandar es servir. Roguemos al Señor.

4.- Para que dé a los súbditos una obediencia sin servilismo. Roguemos al Señor.

5.- Para que perdone a los pecadores, proteja a los justos, consuele a los que sufren y dé la salud a los enfermos. Roguemos al Señor.

Oh, Dios, que derramas sobre los corazones de tus fieles el don de la caridad; concede a tus siervos la salud del alma y del cuerpo para que vivan en tu amor, cumpliendo tus mandatos. Por Jesucristo, nuestro Señor.

Oración sobre las ofrendas
SEÑOR, recibe con bondad nuestros dones
y, al santificarlos,
haz que sean para nosotros
dones de salvación.
Por Jesucristo, nuestro Señor.

Antífona de comunión          Cf. Sal 33, 6
Contemplad al Señor y quedaréis radiantes, vuestro rostro no se avergonzará.

Oración después de la comunión
SEÑOR,
infunde en nosotros tu Espíritu de caridad, y,
por la eficacia de este sacrificio,
haz que cuantos creemos en ti
vivamos unidos en un mismo amor.
Por Jesucristo, nuestro Señor.