Liturgia – Bienaventurada Virgen María de Lourdes

BIENAVENTURADA VIRGEN MARÍA DE LOURDES, memoria libre

Misa de la memoria (blanco)

Misal: para la memoria 1ª oración propia y el resto del común de la bienaventurada Virgen María, Prefacio común o de la memoria.

Leccionario: Vol. III-par

  • 1Re 11, 29-32; 12, 19. Israel se rebeló contra la casa de David.
  • Sal 80. Yo soy el Señor, Dios tuyo: escucha mi voz.
  • Mc 7, 31-37. Hace oír a los sordos y hablar a los mudos.

O bien: cf. vol. IV.


Antífona de entrada Cf. Jdt 13, 18-19
El Señor Dios altísimo te ha bendecido, Virgen María, entre todas las mujeres de la tierra, porque ha sido glorificado tu nombre de tal modo que tu alabanza está siempre en la boca de todos.

Monición de entrada y acto penitencial
Conmemoramos hoy a la bienaventurada Virgen María de Lourdes. En 1858, cuatro años después de la proclamación del dogma de su Inmaculada Concepción, la Virgen María se apareció en repetidas ocasiones a la humilde joven santa María Bernarda Soubirous en la gruta de Massabielle, cerca de la población de Lourdes, en Francia. Desde entonces, aquel lugar es frecuentado por muchos cristianos, que acuden devotamente a rezar.

Oración colecta
DIOS de misericordia,
concédenos fortaleza en nuestra debilidad
a cuantos recordamos a la Inmaculada Madre de Dios,
para que, con el auxilio de su intercesión,
nos levantemos de nuestros pecados.
Por nuestro Señor Jesucristo.

Oración de los fieles
Confiando en el amor misericordioso del Padre, que abre sus brazos para acoger a todos los hombres, pidamos por nosotros y por el mundo entero.

1.- Por la santa Iglesia, para que presente ante el mundo el rostro acogedor del Padre par con los pobres, los que sufren, los que dudan y los que se equivocan. Roguemos al Señor.

2.- Por las familias que se encuentran en graves dificultades económicas, por los matrimonios que están en peligro de romperse, por las madres que tienen miedo de recibir un nuevo hijo, para que encuentren ayuda y apoyo en los hermanos. Roguemos al Señor.

3.- Por los que viven sumergidos en el mundo de la droga, de la delincuencia, de la marginación, de la miseria, para que hallen el camino y el valor necesario para salvarse de esta su situación. Roguemos al Señor.

4.- Por nosotros, para que celebremos con fe esta eucaristía y vivamos con agradecimiento por la misericordia que Dios nos ofrece. Roguemos al Señor.

Escucha, Padre, nuestras plegarias y no rechaces a los que solo en ti confían. Por Jesucristo, nuestro Señor.

Oración sobre las ofrendas
GOZOSOS al venerar la memoria de la Madre de tu Hijo,
te ofrecemos, Señor,
el sacrificio de alabanza, y te pedimos,
por este sagrado intercambio,
que se acrecienten en nosotros los frutos de la redención eterna.
Por Jesucristo, nuestro Señor.

Antífona de comunión          Cf. Lc 1, 48
Me felicitarán todas las generaciones, porque Dios ha mirado la humildad de su esclava.

Oración después de la comunión
FORTALECIDOS, Señor,
con el alimento del cielo,
te pedimos humildemente reconocer de palabra
y seguir con nuestras obras a tu Hijo,
nacido de la Virgen fecunda,
al que hemos recibido en este sacramento.
Él, que vive y reina por los siglos de los siglos.

Anuncio publicitario