Liturgia – Jueves V de Cuaresma

JUEVES DE LA V SEMANA DE CUARESMA, feria

Misa de la feria (morado)

Misal: Antífonas y oraciones propias. Prefacio I de Pasión del Señor.

Leccionario: Vol. II

            La Cuaresma: Guardar la palabra es no conocer la muerte.

  • Gén 17, 3-9. Serás padre de muchedumbre de pueblos.
  • Sal 104. El Señor se acuerda de su alianza eternamente.
  • Jn 8, 51-59. Abrahán, vuestro padre, saltaba de gozo pensando ver mi día.

Antífona de entrada          Cf. Heb 9, 15
Cristo es mediador de una alianza nueva; en ella ha habido una muerte, y así los llamados pueden recibir la promesa de la herencia eterna.

Monición de entrada y acto penitencial
Nuestra comunión con Dios, nuestra salvación, depende de la fe. Dios ofrece una Alianza; nosotros tenemos que fiarnos de la palabra de Dios. Abrahán creyó en la palabra de Dios y su fe cambió su propio destino y el de su pueblo. Muchos judíos no creyeron y se desconectaron de sus antepasados y del nuevo pueblo de Dios. Si creemos en él, por el bautismo nos convertiremos en el nuevo pueblo de la nueva Alianza, y la Tierra Prometida será nuestra.

  • Señor, ten misericordia de nosotros.
    • Porque hemos pecado contra Ti.
  • Muéstranos, Señor, tu misericordia.
    • Y danos tu salvación.

Oración colecta
ESCUCHA nuestras súplicas, Señor,
y protege con amor a los que han puesto su esperanza
en tu misericordia,
para que, limpios de la mancha de los pecados,
perseveren en una vida santa
y lleguen de este modo a heredar tus promesas.
Por nuestro Señor Jesucristo.

Oración de los fieles
Oremos al Señor nuestro Dios. El desea que le presentemos nuestras necesidades.

1.- Para que la Iglesia, comunidad de cristianos, guarde siempre y fielmente la Alianza con Dios. Roguemos al Señor.

2.- Para que el Señor ilumine con la luz del Espíritu a cuantos aún no lo conocen y lo están buscando con sinceridad. Roguemos al Señor.

3.- Para que los que ejercen cualquier forma de poder o autoridad en el mundo sean conscientes de que es Dios el que conduce, con su providencia, la marcha de la historia. Roguemos al Señor.

4.- Para que el Señor, en su bondad, se acuerde de su Alianza con nosotros, sellada y ratificada con la Sangre de Jesucristo. Roguemos al Señor.

Escucha, Padre, nuestra oración, que te dirigimos confiando en la Alianza que has establecido con tu nuevo pueblo, la Iglesia, en la Sangre de Jesucristo, tu Hijo, que vive y reina contigo por los siglos de los siglos.

Oración sobre las ofrendas
COMPLACIDO, Señor, con las ofrendas presentes,
haz que favorezcan nuestra conversión
y la salvación de todo el mundo.
Por Jesucristo, nuestro Señor.

Prefacio I de la Pasión del Señor

Antífona de comunión          Cf. Rom 8, 32
Dios no se reservó a su propio Hijo, sino que lo entregó por todos nosotros: con él nos lo ha dado todo.

Oración después de la comunión
SACIADOS con los dones de la salvación,
invocamos, Señor, tu misericordia,
para que este sacramento,
con el que nos alimentas en nuestra vida temporal,
nos haga partícipes de la vida eterna.
Por Jesucristo, nuestro Señor.

Oración sobre el pueblo
SÉ propicio, Señor, a tu pueblo
para que, rechazando día tras día lo que te desagrada,
encuentre su alegría
en el cumplimiento fiel de tus mandatos.
Por Jesucristo, nuestro Señor.

Anuncio publicitario