Liturgia – Viernes V de Cuaresma

VIERNES DE LA V SEMANA DE CUARESMA, feria

Misa de la feria (morado)

Misal: Antífonas y oraciones propias. Prefacio de Cuaresma

Leccionario: Vol. II

            La Cuaresma: El Señor está con nosotros.

  • Jer 20, 10-13. El Señor es mi fuerte defensor
  • Sal 17. En el peligro invoqué al Señor, y él me escuchó
  • Jn 10, 31-42. Intentaron detenerlo, pero se les escabulló de las manos

Antífona de entrada          Sal 30, 10. 16. 18
Piedad, Señor, que estoy en peligro, líbrame de mis enemigos que me persiguen; Señor, no quede yo defraudado tras haber acudido a ti.

Monición de entrada y acto penitencial
Al acercarse la Semana Santa, la piedad cristiana ha dedicado tradicionalmente este viernes de la quinta semana de Cuaresma de la meditación de la pasión del Señor y a la contemplación del sufrimiento de la Virgen María. Su presencia durante la vida pública de Cristo fue discreta, pero aparece de nuevo en la pasión y muerte de su Hijo. Junto a la cruz del Señor la Virgen sufrió como nadie por los tormentos que él padeció, de este modo y para siempre María está íntima y fielmente asociada a su pasión salvadora. Al confiarle el cuidado materno del discípulo amado, la Virgen de los Dolores es para nosotros ejemplo de fortaleza y consuelo en nuestros sufrimientos, y su ejemplo nos ayuda a vivir, como ella, fieles en el seguimiento de Cristo, en los momentos tanto de gozo como de dolor.

  • Señor, ten misericordia de nosotros.
    — Porque hemos pecado contra Ti.
  • Muéstranos, Señor, tu misericordia.
    — Y danos tu salvación.

Oración colecta
PERDONA las culpas de tu pueblo, Señor,
y que tu bondad nos libre de las ataduras del pecado,
que hemos cometido a causa de nuestra debilidad.
Por nuestro Señor Jesucristo.

Oración de los fieles
Al acercarnos a las fiestas pascuales, oremos suplicantes a Dios, nuestro Padre, por intercesión de la bienaventurada Virgen María de los Dolores para que recibamos en plenitud los frutos de la Redención.

1.- Para que Dios Padre, que nos ha dado a su Hijo como Redentor, ilumine y fortalezca a la Iglesia en la fe, y le conceda la plena unidad. Roguemos al Señor.

2.- Para que cuantos se encuentran en situación de tentación o tristeza sean ayudados y sostenidos por la ayuda maternal de la Virgen María, refugio y consuelo de los cristianos. Roguemos al Señor.

3.- Para que quienes son perseguidos y acusados injustamente, como Cristo, encuentren consuelo y ayuda en Dios y sus perseguidores se conviertan. Roguemos al Señor.

4.- Por las personas más necesitadas reciban la ayuda conveniente, y se consolide en el mundo la justicia y la paz. Roguemos al Señor.

5.- Para que el ejemplo de la Virgen María, fiel a su Hijo hasta la cruz, nos ayude a perseverar en el amor a Dios y en el compromiso fraterno a favor de los que más sufren. Roguemos al Señor.

Dios todopoderoso, ten misericordia de tu Iglesia suplicante, para que tus hijos vivan en plenitud el Misterio pascual, y sientan tu amor y protección. Por Jesucristo, nuestro Señor.

Oración sobre las ofrendas
CONCÉDENOS, Dios misericordioso,
servir siempre a tu altar con dignidad
y alcanzar la salvación por la participación constante en él.
Por Jesucristo, nuestro Señor.

Prefacio de Cuaresma

Antífona de comunión          Cf. 1 Pe 2, 24
Jesús llevó nuestros pecados en su cuerpo hasta el leño, para que, muertos a los pecados, vivamos para la justicia; con sus heridas somos curados.

Oración después de la comunión
QUE nos acompañe, Señor,
la continua protección del sacramento recibido
y aleje siempre de nosotros todo mal.
Por Jesucristo, nuestro Señor.

Oración sobre el pueblo
DIOS todopoderoso, concede a tus siervos,
deseosos de la gracia de tu protección,
que, libres de todo mal, te sirvan con ánimo sereno.
Por Jesucristo, nuestro Señor.

Anuncio publicitario