Liturgia – Lunes V de Pascua

LUNES DE LA V SEMANA DE PASCUA, feria

Misa de la feria (blanco)

Misal: Antífonas y oraciones propias. Prefacio Pascual.

Leccionario: Vol. II

  • Hch 14, 5-18. Os anunciamos esta Buena Noticia: que dejéis los ídolos vanos y os convirtáis al Dios vivo.
  • Sal 113B.No a nosotros, Señor, sino a tu nombre da la gloria.
  • Jn 14, 21-26.El Paráclito, que enviará el Padre, será quien os lo enseñe todo.

Antífona de entrada             Cf. Jn 14, 27
Ha resucitado el Buen Pastor, que dio la vida por sus ovejas y se dignó morir por su rebaño. Aleluya.

Monición de entrada y acto penitencial
En la Primera Lectura Lucas nos muestra a Pablo realizando entre los paganos los mismos signos y milagros que Pedro entre los judíos (aquí la curación de un lisiado) y predicando el mismo mensaje.
En el Evangelio Cristo habla de inhabitación de Dios. En el Antiguo Testamento, el lugar donde Dios habitaba era, primero, la Tienda y el Arca de la Alianza; después, el Templo. El Templo era el signo de que Dios vivía en medio de y con su pueblo. Esto era tomado con frecuencia demasiado al pie de la letra, materialmente y casi mágicamente. Los Libros Sapienciales decían que la presencia de Dios era algo más interior: Dios se hacía presente por medio de su sabiduría, hallada en el corazón de los justos. — Jesucristo dice que la presencia de Dios es mucho más íntima: él vive por amor en los corazones de los que le aman y guardan su Palabra; una presencia que sólo la puede conocer alguien que realmente ama. — Cristo manifestará ahora su presencia entre nosotros de forma misteriosa y sacramental, en esta eucaristía.

            Yo confieso…

Oración colecta
TE pedimos, Señor,
que protejas siempre a tu familia con tu mano poderosa,
para que, libre de toda maldad,
en virtud de la resurrección de tu Hijo unigénito,
consiga los dones del cielo.
Por nuestro Señor Jesucristo.

Oración de los fieles
Con espíritu gozoso invoquemos a Jesucristo resucitado, fuente de vida para los hombres.

1.- Para que el Señor Jesús, que vive en la Iglesia, derrame sobre ella la abundancia del Espíritu Santo y la conduzca al conocimiento de la verdad plena. Roguemos al Señor.

2.- Para que los obispos, presbíteros, diáconos y catequistas proclamen el mensaje cristiano a todos los hombres. Roguemos al Señor.

3.- Para que los enfermos, los moribundos y todos los que sufren encuentren fuerza y consuelo en la victoriosa resurrección de Cristo. Roguemos al Señor.

4.- Para que la eucaristía haga madurar nuestra fe, nuestra esperanza y nuestra caridad. Roguemos al Señor.

Señor Jesucristo, escucha las súplicas que te presentamos confiando en que intercedes ante el Padre por nosotros. Tú, que vives y reinas por los siglos de los siglos.

Oración sobre las ofrendas
SUBAN hasta ti, Señor, nuestras súplicas
con la ofrenda del sacrificio,
para que, purificados por tu bondad,
nos preparemos para el sacramento de tu inmenso amor.
Por Jesucristo, nuestro Señor.

Prefacio pascual

Antífona de comunión          Cf. Jn 14, 27
La paz os dejo, mi paz os doy; no os la doy como la da el mundo, dice el Señor. Aleluya.

Oración después de la comunión
DIOS todopoderoso y eterno,
que en la resurrección de Jesucristo
nos has renovado para la vida eterna,
multiplica en nosotros los frutos del Misterio pascual
e infunde en nuestros corazones
la fortaleza del alimento de salvación.
Por Jesucristo, nuestro Señor.

Oración sobre el pueblo
QUE tu pueblo, Señor,
pueda alegrarse siempre de celebrar
los misterios de su redención
y de recibir continuamente sus frutos.
Por Jesucristo, nuestro Señor.