Liturgia – Viernes V de Pascua

VIERNES V DE PASCUA, feria

Misa de feria (blanco)

Misal: Antífonas y oraciones propias. Prefacio Pascual

Leccionario: Vol. II

  • Hch 15, 22-31. Hemos decidido, el Espíritu Santo y nosotros, no imponeros más cargas que las indispensables.
  • Sal 56.Te daré gracias ante los pueblos, Señor.
  • Jn 15, 12-17.Esto os mando: que os améis unos a otros.

Antífona de entrada           Ap 5, 12
Digno es el Cordero degollado de recibir el poder, la riqueza, la sabiduría, la fuerza y el honor. Aleluya.

Monición de entrada y acto penitencial
 “Ámense como yo les he amado”. Estas palabras del Señor nos resultan un poco incómodas. Es relativamente fácil amar a Dios, aunque con frecuencia nos parece que él está lejos; al menos pensamos que es fácil amarle. Pero se nos antoja muy difícil amar a todos y cada uno de nuestros hermanos, a todos sin excepción, incluso al vecino que desquicia nuestros nervios, al antipático cascarrabias de la puerta de al lado, a la peste aburrida que en el trabajo no nos deja pegar golpe, o al mendigo desaliñado y andrajoso que es demasiado haragán para trabajar… -¡son tan diferentes a nosotros!-; quizás pudiéramos amarles más y mejor, si no estuvieran tan cerca de nosotros. Y hasta nos parece que amarles como el Señor nos ama, con el mismo amor que se olvida de sí mismo y se sacrifica, es mucho exigir. Nosotros no los elegimos a ellos. Ellos y Dios nos escogieron para que nos hiciéramos sus prójimos. Pero el Señor nos eligió a todos, nos tomó y aceptó tal como somos, y nos llamó amigos. — La Iglesia de origen judío aceptó como hermanos a los que procedían del mundo pagano. No fue fácil para ellos.

• Tú, que nos mandas que nos amemos los unos a los otros. Señor, ten piedad.
• Tú, que nos llamas tus amigos. Cristo, ten piedad.
• Tú, que nos has elegido y destinado a dar fruto. Señor, ten piedad.

Oración colecta
DANOS, Señor, una plena vivencia de los misterios pascuales,
para que, celebrándolos con alegría,
nos protejan continuamente y nos salven.
Por nuestro Señor Jesucristo.

Oración de los fieles
Dirijamos, hermanos, nuestra oración a Dios Padre, que por la resurrección de Jesucristo nos ha dado vida nueva.

1.- Para que la pluralidad de caminos y opciones dentro de la Iglesia no rompa la unidad en la fe y en la caridad. Roguemos al Señor.

2.- Para que el amor al prójimo de tantos creyentes y no creyentes hasta la entrega de la vida, rompa el egoísmo reinante en la sociedad. Roguemos al Señor.

3.- Para que el Señor ilumine a los que rigen los destinos de las naciones y reinen la paz y la concordia entre los pueblos. Roguemos al Señor.
4.- Para que todos nosotros respondamos a nuestra vocación cristiana amándonos los unos a los otros. Roguemos al Señor.

Padre santo, que en Cristo nos has elegido para que demos fruto de vida, concédenos cuanto te pedimos en el nombre del mismo Cristo, tu Hijo, Señor nuestro, que vive y reina por los siglos de los siglos.

Oración sobre las ofrendas
TE pedimos, Señor,
que, en tu bondad, santifiques estos dones,
aceptes la ofrenda de este sacrificio espiritual
y nos transformes en oblación perenne.
Por Jesucristo, nuestro Señor.

Prefacio pascual

Antífona de comunión
El Crucificado resucitó de entre los muertos y nos redimió. Aleluya.

Oración después de la comunión
S
EÑOR, después de recibir el don sagrado del sacramento,

te pedimos humildemente
que nos haga crecer en el amor
lo que tu Hijo nos mandó realizar
en memoria suya.
Él, que vive y reina por los siglos de los siglos.

Oración sobre el pueblo
S
EÑOR,

los corazones sumisos de tus fieles imploran tu ayuda,
y ya que sin ti no pueden llevar a cabo nada de lo que es justo,
que por el don de tu misericordia conozcan lo que es recto
y valoren cuanto les será provechoso.
Por Jesucristo, nuestro Señor.