Liturgia – Viernes XI de Tiempo Ordinario

VIERNES DE LA XI SEMANA DEL TIEMPO ORDINARIO, feria

Misa de la feria (verde)

Misal: Cualquier formulario permitido. Prefacio común.

Leccionario: Vol. III-par.

  • 2Re 11, 1-4. 9-18. 20. Ungieron a Joás y gritaron: «¡Viva el rey!»
  • Sal 131. El Señor ha elegido Sion para vivir en ella.
  • Mt 6, 19-23.Donde está tu tesoro, allí estará tu corazón.

Antífona de entrada          Ap 7, 9
Vi una muchedumbre inmensa, que nadie podía contar, de todas las naciones, razas, pueblos y lenguas.

Acto penitencial
La Iglesia es por esencia católica, es decir, universal. Cristo la ha fundado, está presente en ella y la ha enviado en misión a todos los hombres sin distinción. Pidamos a Cristo que, por la Iglesia y en la Iglesia, lleve a plenitud su obra de salvación.

• Tú que, no conociendo el pecado, cargaste con el pecado de todos. Señor, ten piedad.
• Tú que, siendo inocente, fuiste condenado como pecador. Cristo, ten piedad.
• Tú que derramaste tu sangre para el perdón de los pecados. Señor, ten piedad.

Oración colecta
OH, Dios,
que en la nueva alianza de Cristo no dejas congregar para ti,
de entre todas las naciones,
un pueblo en crecimiento hacia la unidad en el Espíritu,
haz que tu Iglesia, fiel a la misión recibida,
progrese sin cesar con la familia humana,
y actúe siempre como fermento y alma de la sociedad
que ha de ser renovada en Cristo y transformada en la familia de Dios.
Por nuestro Señor Jesucristo.

Oración de los fieles
Hermanos, elevemos unidos nuestras oraciones a Dios, nuestro Padre, por el bien de la Iglesia y de todos los hombres.

1.- Por la Iglesia, para que esté unida y viva en libertad y en paz en todo el mundo. Oremos.

2.- Por las necesidades y dificultades que plantea la evangelización según la peculiaridad de cada territorio, para que, cada día, surjan más jóvenes y adultos cristianos decididos a entregar sus vidas en la misión de toda la Iglesia. Oremos.

3.- Por la paz entre las naciones, para que sus gobernantes promuevan el bien común y el progreso de todos los ciudadanos. Oremos.

4.- Por nuestros hermanos más pobres, para que el Señor los cubra con su misericordia y encuentren en la Iglesia la mano samaritana y el hogar acogedor que necesitan Oremos.

5.- Por nuestra comunidad cristiana, para que vivamos unidos en el amor y por la santidad de vida, seamos reflejo de la Iglesia universal. Oremos.

Escucha benignamente las súplicas de tu Iglesia, Señor, para que se realice cuanto antes el deseo de Jesús: que haya un solo rebaño y un solo Pastor. Por el mismo Jesucristo, que vive y reina por los siglos de los siglos.

Oración sobre las ofrendas
ACEPTA complacido, Señor,
las ofrendas que te presentamos,
y haz que tu Iglesia, nacida del costado de Cristo dormido en la cruz,
encuentre siempre en la participación de este misterio la santidad
que le haga vivir y ser digna de su autor, Jesucristo, Señor nuestro.
Él, que vive y reina por los siglos de los siglos.

Antífona de comunión          Jn 19, 34
Uno de los soldados, con la lanza, le traspasó el costado, y al punto salió sangre y agua.

Oración después de la comunión
RENOVADOS con el sacramento de tu Hijo,
te suplicamos, Señor,
que hagas fecunda la acción de tu Iglesia,
ya que por ella revelas la plenitud del misterio salvador a los pobres,
a los que llamas a ser porción principal de tu reino.
Por Jesucristo, nuestro Señor.