Liturgia – San Ireneo

SAN IRENEO, obispo y mártir, memoria obligatoria

Misa de la memoria (rojo).

Misal: Antífonas y oraciones propias. Prefacio de la memoria.

Leccionario: Vol. III-par.

  • Am 3, 1-8; 4, 11-12. El Señor Dios ha hablado, ¿quién no profetizará?
  • Sal 5. Señor, guíame con tu justicia.
  • Mt 8, 23-27. Se puso en pie, increpó a los vientos y al mar y vino una gran calma.

O bien: cf. vol. IV.


Antífona de entrada          Mal 2, 6
Transmitía la ley con fidelidad y no se encontraba fallo alguno en sus labios; caminaba conmigo en paz y en rectitud, y apartaba del pecado a mucha gente.

Monición de entrada y acto penitencial
Celebramos hoy la memoria de san Ireneo, obispo. Nació en Asia Menor hacia el año 130. En su niñez conoció a san Policarpo de Esmirna, discípulo de los apóstoles. Ordenado presbítero en Lion, por entonces colonia griega, pronto sucedió al obispo en dicha sede como pastor de la comunidad cristiana. En sus célebres escritos salió al paso de las nacientes herejías del aquel tiempo. Selló con la sangre el testimonio de su fe hacia el año 200.

Yo confieso…

Oración colecta
OH, Dios,
que otorgaste al obispo san Ireneo
mantener felizmente la doctrina verdadera y la paz de la Iglesia,
concédenos, por su intercesión,
renovados en la fe y en la caridad,
fomentar siempre la unidad y la concordia.
Por nuestro Señor Jesucristo.

Oración de los fieles
Oremos a Dios Padre.

1.- Para que proteja y guíe a su Iglesia. Roguemos al Señor.

2.- Para que conceda al mundo la justicia y la paz. Roguemos al Señor.

3.- Para que socorra a los necesitados. Roguemos al Señor.

4.- Para que nos conforte y conserve en su servicio. Roguemos al Señor.

Te pedimos, Señor que te muestres favorable a la oración de los que te suplican. Por Jesucristo nuestro Señor.

Oración sobre las ofrendas
SEÑOR, que este sacrificio que te ofrecemos con gozo
en el tránsito de san Ireneo,
te glorifique y nos otorgue el amor a la verdad,
para que mantengamos intacta la fe de la Iglesia
y estable su unidad.
Por Jesucristo, nuestro Señor.

Antífona de comunión          Cf. Jn 15, 45
Permaneced en mí, y yo en vosotros, dice el Señor; el que permanece en mí y yo en él, ese da fruto abundante.

Oración después de la comunión
POR estos santos misterios
aumenta, compasivo, nuestra fe
que, profesada hasta el martirio,
glorifica al obispo san Ireneo,
para que nos santifique también a nosotros,
viviéndola en toda su verdad.
Por Jesucristo, nuestro Señor.