Liturgia – Santa Teresa Benedicta de la Cruz

SANTA TERESA BENEDICTA DE LA CRUZ, virgen y mártir, patrona de Europa, fiesta

Misa de la fiesta (rojo)

Misal: Antífonas y oraciones propias. Gloria. Prefacio de mártires. No se puede decir la Plegaria Eucarística IV.

Leccionario: Vol. IV

  • Os 2, 16b. 17de. 21-22. Me desposaré contigo para siempre.
  • Sal 44. Escucha, hija, mira: inclina el oído.
    O bien: ¡Que llega el esposo, salid a su encuentro!
  • Mt 25, 1-13. ¡Que llega el esposo, salid a su encuentro!

Antífona de entrada          Gál 6, 14
Dios me libre de gloriarme si no es en la cruz de nuestro Señor Jesucristo, por la cual el mundo está crucificado para mí, y yo para el mundo.

Monición de entrada y acto penitencial
Edith Stein nació en 1891 en el seno de una familia judía. Fue una gran estudiosa de Filosofía. Recibió la vida nueva por el Bautismo. Con el nombre de Teresa Benedicta de la Cruz, se consagró en la Orden de las Carmelitas Descalzas. Fue arrestada en su monasterio por orden de las autoridades nazis y, bajo ese régimen nefasto y enemigo de la fe y de la dignidad del hombre, murió en las cámaras de gas del campo de exterminio de Auschwitz, cerca de Cracovia (Polonia) en 1942.

Yo confieso…

Se dice Gloria.

Oración colecta
DIOS de nuestros padres,
que guiaste a la mártir santa Teresa Benedicta
en el conocimiento de tu Hijo crucificado,
imitándole incluso en la muerte,
concédenos por su intercesión
que todos los hombres reconozcan a Cristo Salvador
y, por medio de él, puedan contemplarte para siempre.
Por nuestro Señor Jesucristo.

Oración de los fieles
Oremos, hermanos, a Dios nuestro Padre lleno de misericordia, por la intercesión de santa Teresa Benedicta de la Cruz.

1.- Para que la Iglesia de Cristo contribuya a reconstruir la unidad espiritual de Europa en un clima de respeto a las otras religiones y a las genuinas libertades. Roguemos al Señor.

2.- Para que la vida contemplativa sea testimonio, con su silencio y oración, de la sabiduría de la cruz que animó en la fe hasta el martirio a santa Teresa Benedicta. Roguemos al Señor.

3.- Para que cuantos se dedican a la investigación, la ciencia y la reflexión ayuden al mundo a esperar con inteligencia, como hicieron las vírgenes prudentes, la venida del Esposo. Roguemos al Señor.

4.- Para que nuestra comunidad aquí reunida encuentre en la eucaristía la lámpara que esclarece y da sentido a las dificultades del camino de la vida. Roguemos al Señor.

Padre misericordioso, concédenos lo que con fe te hemos pedido en la fiesta de santa Teresa Benedicta de la Cruz. Por Jesucristo, nuestro Señor.

Oración sobre las ofrendas
ACEPTA, Señor, con bondad estos dones que te ofrecemos
en la fiesta de tu mártir santa Teresa Benedicta
y, ya que has llevado a la perfección del sacrificio único
los diferentes sacrificios de la Antigua Alianza,
actualiza el que tu Hijo te ofreció con su sangre.
Por Jesucristo, nuestro Señor.

Antífona de comunión          Cf. Sal 22, 4
Aunque camine por cañadas oscuras, nada temo, porque tú vas conmigo.

Oración después de la comunión
CONCEDE, Padre misericordioso,
que los frutos celestiales del árbol de la Cruz
fortalezcan el corazón de quienes
veneramos la memoria de santa Teresa Benedicta,
para que, unidos fielmente a Cristo en la tierra,
merezcamos comer del árbol de la vida en el paraíso.
Por Jesucristo, nuestro Señor.