Liturgia – Sábado XIX de Tiempo Ordinario

SÁBADO DE LA XIX SEMANA DE TIEMPO ORDINARIO o SANTA MARÍA EN SÁBADO, memoria libre

Misa de sábado (verde) o de la memoria de santa María (blanco)

Misal: Para el sábado cualquier formulario permitido / para la memoria de santa María en sábado del común de la bienaventurada Virgen María o de las «Misas de la Virgen María»; Prefacio común o de la memoria.

Leccionario: Vol. III-par.

  • Ez 18, 1-10. 13b. 30-32. Os juzgaré a cada uno según su proceder.
  • Sal 50. Oh, Dios, crea en mí un corazón puro.
  • Mt 19, 13-15. No impidáis a los niños acercarse a mí; de los que son como ellos es el reino de los cielos.

Antífona de entrada          Cf. Lc 1, 47-48
María dijo: «Se alegra mi espíritu en Dios, mi salvador, porque ha mirado la humildad de su esclava».

Monición de entrada y acto penitencial
Alegrémonos todos al celebrar la memoria de la Virgen María. En ella encontramos el modelo del orante que escucha la Palabra de Dios y de la acogida incondicional de esa Palabra, que hace carne los designios de Dios. La alabamos glorificando la obra del Altísimo en ella; rezamos cantando su Magníficat y recurrimos a ella confiando en su intercesión maternal, pues es tradición de la comunidad cristiana dirigirse directamente a ella invocando su ayuda en las horas difíciles. En la escuela de la Madre de Dios, los cristianos aprendemos el estilo de vida de la gratuidad, de un amor que no espera, sino que se adelanta a las necesidades del otro, de una caridad que alcanza al hermano en lo concreto y le transmite no solo la vida, sino el gozo y el sentido de la misma vida.

Yo confieso…

Oración colecta
OH, Dios,
que te has dignado elegir para morada de tu Verbo
el seno virginal de santa María,
concédenos, defendidos por su protección,
participar en su memoria llenos de alegría.
Por nuestro Señor Jesucristo.

Oración de los fieles
Dios, Padre de los pobres y de los humildes, ha elegido a María para templo de su gloria. A él dirigimos nuestra confiada oración.

1.- Por la santa Iglesia: para que acogiendo con humildad y fe el don de la salvación, sea, cada vez más, canal de gracia y de perdón para la humanidad. Roguemos al Señor.

2.- Por todos los pueblos de la tierra: para que al compartir los bienes materiales, culturales y espirituales descubran el camino seguro de fraternidad que Dios quiere de nosotros. Roguemos al Señor.

3.- Por los más necesitados de nuestra sociedad: para que reciban la ayuda y el calor por parte de quienes, como María, consagran su vida al servicio de los demás. Roguemos al Señor.

4.- Por todos nosotros, para que el espíritu de gratitud y de alabanza que brilló en la Virgen María nos haga fieles y agradecidos tanto en los momentos de prueba como en los de alegría. Roguemos al Señor.

Padre misericordioso, tú que conoces nuestro corazón, ven en ayuda de nuestra debilidad y, por intercesión de María, Virgen orante, escucha nuestras súplicas. Por Jesucristo nuestro Señor.

Oración sobre las ofrendas
ACEPTA, Señor, los dones de tu pueblo,
ofrecidos en la conmemoración de santa María,
que agradó por su virginidad y en su humildad
concibió a tu Hijo, nuestro Señor.
Él, que vive y reina por los siglos de los siglos.

Antífona de comunión          Lc 1, 19
María conservaba todas estas cosas, meditándolas en su corazón.

Oración después de la comunión
DESPUÉS de participar del alimento espiritual,
te pedimos, Señor Dios nuestro, que,
imitando fielmente a la bienaventurada Virgen María,
nos dediquemos siempre al bien de la Iglesia
y experimentemos el gozo de servirte.
Por Jesucristo, nuestro Señor.

Anuncio publicitario