Liturgia – Santa Rosa de Lima

SANTA ROSA DE LIMA, memoria libre

Misa de la memoria (blanco)

Misal: 1ª oración propia y el resto del común de vírgenes (para una virgen); Prefacio de la memoria.

Leccionario: Vol. III-par

  • 1Cor 1, 1-9 En él habéis sido enriquecidos en todo.
  • Sal 144. Bendeciré tu nombre por siempre, Señor.
  • Mt 24, 42-51. Estad preparados.

Antífona de entrada
Alegrémonos, exultemos, porque el Señor ha amado a esta virgen santa y gloriosa.

Monición de entrada y acto penitencial
Conmemoramos en esta celebración a santa Rosa, virgen, patrona de Hispanoamérica, que nació en Lima (Perú) en 1586. Su vida, admirable en la sencillez, alimentada con una intensa oración, transcurrió entre las faenas del hogar y el cuidado de los necesitados, sobre todo de la población indígena. Vistió el hábito de las hermanas de la Tercera Orden de Santo Domingo. Su muerte tuvo lugar el día 24 de agosto del año 1617. Es la primera santa canonizada del continente americano.

Yo confieso…

Oración colecta
OH, Dios,
tú hiciste que santa Rosa de Lima,
encendida en tu amor, se apartara del mundo
y se consagrara solo a ti en la austeridad de la penitencia,
concédenos, por su intercesión, que,
siguiendo en la tierra los caminos que conducen a la vida;
gocemos en el cielo del torrente de tus delicias.
Por nuestro Señor Jesucristo.

Oración de los fieles
Oremos a Dios Padre.

1.- Por el Papa, los obispos y los presbíteros. Roguemos al Señor.

2.- Por los gobernantes, los jueces y los legisladores. Roguemos al Señor.

3.- Por todos los que se encuentran en cualquier necesidad. Roguemos al Señor.

4.- Por nuestra comunidad (parroquia), por nosotros mismos. Roguemos al Señor.

Atiende a nuestras peticiones y concédenos los dones de tu bondad. Por Jesucristo nuestro Señor.

Oración sobre las ofrendas
SEÑOR,
concédenos recibir el fruto de estas ofrendas que te presentamos,
para que, a ejemplo de santa Rosa de Lima,
limpios de la antigua condición pecadora,
nos renovemos con la prenda de la vida celestial.
Por Jesucristo nuestro Señor.

Antífona de comunión          Cf. Mt 25, 4. 6
Las cinco vírgenes prudentes se llevaron alcuzas de aceite con las lámparas. A media noche se oyó una voz: «Que llega el esposo, salid al encuentro de Cristo, el Señor».

Oración después de la comunión
SEÑOR,
que la santa comunión del Cuerpo y de la Sangre de tu Unigénito
nos aparte de todas las cosas perecederas,
para que, a ejemplo de santa Rosa de Lima,
podamos servirte en la tierra con amor sincero
y gozar eternamente de tu contemplación en el cielo.
Por Jesucristo nuestro Señor.

Anuncio publicitario