Comentario – Martes XXIII de Tiempo Ordinario

Lc 6, 12-19

En aquel entonces se fue a la montaña a orar y se pasó la noche orando a Dios.

Toda la noche…

Procuro estar un buen rato contemplando a Jesús orando. Once veces… en su evangelio, Lucas hablará de la «oración» de Jesús.

3, 21— El día de su bautismo en el Jordán por Juan Bautista…

5, 16— Cuando grandes muchedumbres se reúnen para oírle y pedirle curación…

6, 12 — La víspera del día que eligió a sus apóstoles…

9, 18 — Inmediatamente antes de pedir a Pedro su «confesión de Fe» en Cesárea…

9, 28 — En la montaña de la transfiguración, muy poco antes de anunciar su muerte…

10, 21 — A l regreso de los discípulos de la primera misión que hicieron ellos solos…

11, 1 —Inmediatamente antes de enseñar el «Padre nuestro» a sus discípulos.

22, 32— Antes de la Pasión para que no desfalleciera la fe de Pedro…

22, 41— Durante su agonía en el huerto de Getsemaní, de noche…

23, 34 — Mientras era crucificado, para pedir el perdón de sus verdugos.

23, 46 — En el último segundo antes de entregar su alma en las manos del Padre…

Cuando se hizo de día, llamó a sus discípulos y eligió a «doce» de ellos…

He aquí pues, el objetivo de su oración de toda la noche: ¡ su Iglesia! El proyecto que hoy dura todavía.

Esta institución de los Doce es un instante solemne para la historia de la humanidad. ¡Jesús no les dio la investidura más que al término de una noche entera de oración!

Jesús no es un rabino ordinario, uno de esos maestros que se rodean de algunos discípulos. Jesús es consciente de tener que representar un papel extraordinario en el mundo, en nombre del Señor. Lo que hace es una obra divina. Jesús no la lanza a la historia más que en unión con su Padre. Yo también, HOY, en unión con Jesús, ruego por la Iglesia. ¿Cuál es mi amor y mi fidelidad a los obispos y al Papa?

A los que nombró «apóstoles».

Lucas es el único a mencionar que el mismo Jesús les dio ese nombre… Apostoloi en griego. El término castellano «apóstoles» es una especie de plagio, o de traducción desafortunada del griego; y en el lenguaje castellano corriente evoca algo así como a un propagandista, un hombre celoso, un hincha de su causa, que trata de que otros la compartan. .. Ahora bien, ese no es el sentido primario del término griego: el término «apostoloi» apunta a «enviados por alguien». Tendría que traducirse por «les dio el nombre de enviados». Porque lo primario no es la relación entre el apóstol y aquellos a quienes se dirige sino la relación del «enviado» con Aquel que le «envía». Lo esencial es la «misión».

Ser apóstol es depender de Jesús… es ser enviado por El… es ser su portavoz… es ser fiel a la obra que nos pide que llevemos a cabo.

¿Soy apóstol, en mi ambiente, en mi familia, en mi trabajo, en mi Oración? ¿Soy consciente de que Jesús espera algo de mí, y me envía?

El verdadero apóstol no acapara, no atrae hacia sí mismo… sino que orienta hacia el encuentro personal con Jesús.

Simón, Andrés, Santiago, Juan, Felipe, Bartolomé, Mateo, Tomás, Santiago, Simón el Zelote, Judas y Judas Iscariote, que fue el traidor.

A pesar de la oración de una noche entera… a pesar del buen discernimiento de Jesús… a pesar de los tres años de formación por Jesús en persona… «uno de ellos fue un traidor». Misterio de la libertad humana.

Noel Quesson
Evangelios 1