Oración de los fieles – Domingo XXVIII de Tiempo Ordinario

Con la confianza que nos da saber la Misericordia que derrochas con tu pueblo, presentamos estas plegarias diciendo:

R. SEÑOR, ATIENDE NUESTRAS SÚPLICAS.

1. – Por la Iglesia para que lleve al mundo la Palabra de Dios, y que todos alcancen la salvación que nos ganó Jesús en la cruz. OREMOS.

2. – Por los dirigentes de las naciones para que se vuelvan a Cristo y sean capaces de agradecer los dones que por Él han recibido. OREMOS

3. – Por aquellos que viven lejos de su familia para que encuentren acogida en la tierra de destino. OREMOS

4. – Por los padres de familia para que como dice Pablo sean capaces de aguantar por la salvación de sus hijos. OREMOS

5. – Por los que han sufrido daños por las inclemencias del tiempo para que encuentren la ayuda para proseguir sus actividades con prontitud. OREMOS

6. – Por los enfermos para que les llegue la curación que Jesús da a todos. OREMOS

Señor atiende con generosidad las necesidades que tu pueblo te presenta confiado en el gran Amor que nos tienes.

Por Jesucristo Nuestro Señor,

Amén


Presentemos a Dios Padre de todos, nuestras plegarias en este día del Señor, donde hemos aprendido que Jesús ha curado a diez leprosos.

Y respondemos

R.- SEÑOR, CÚRANOS

1.- Por el Papa Francisco y por todos los obispos del mundo, para que ayuden a curar las enfermedades del cuerpo y del alma de todo el rebaño a ellos confiados. OREMOS

2.- Por todos los párrocos, sacerdotes y diáconos de todo el orbe para que sean conscientes del dolor, físico y moral. OREMOS

3.- Por todos las religiosas y religiosas de la gran familia cristiana, para que nunca falten sus oraciones, dedicadas especialmente a los enfermos y a los que sufren. OREMOS

4.- Por todos los hermanos y hermanas comprometidos con la expansión de la Palabra de Dios, desde sus parroquias, grupos o movimientos, para que sean conscientes de la importancia de su misión y de todo lo que necesitan los hermanos, próximos y lejanos. OREMOS

5.- Por los pobres, los enfermos, especialmente los que están muy graves, por los marginados y quienes no tienen casa, para que reciban el aliento de los hermanos y ellos mismos no dejen nunca de rezar a Dios. OREMOS

6.- Por nosotros, presentes en esta Eucaristía, para que sepamos, humildemente, presentarnos al Señor Jesús, que nos cura cada día y le agradezcamos su afecto y gracias para con nosotros. OREMOS

Padre Nuestro recibe nuestras oraciones, escúchalas y que te sean agradables

Por Jesucristo Nuestro Señor

Amen.

Anuncio publicitario