Comentario al evangelio – Sábado XXXIV de Tiempo Ordinario

Maranâ Thâ

El actual año litúrgico termina hoy; mañana comienza un nuevo año. Los mensajes finales son muy significativos en cualquier comunicación. En las lecturas de hoy, tenemos palabras de precaución y de esperanza. «Estad atentos… Vigilad en todo momento y rezad» son las palabras de advertencia. Nos piden que estemos atentos a los signos de los tiempos y permanezcamos fieles. Para los que permanecen atentos, las palabras de Cristo – «pronto vendré»- son deliciosas y bienvenidas; porque, cuando venga, se encontrarán como ciudadanos de los «cielos nuevos y la tierra nueva», donde la luz de Dios los envolverá siempre. Beberán de los ríos de la vida y comerán del árbol de la vida. Por eso, con Juan, responderán con entusiasmo a las palabras de Jesús, diciendo: «Amén». Ven, Señor Jesús» – Maranâ thâ. (Ap. 22:20).

Paulson Veliyannoor, CMF

Anuncio publicitario