Comentario al evangelio – Sábado I de Adviento

Hacer el Reino

Hay una cierta urgencia en todo lo que se ve a Jesús en el evangelio de hoy. Recorre muchas ciudades y pueblos, enseñando y curando. Está ocupado llamando a discípulos y formándolos. Los envía a una misión. Nos pide que recemos para que haya más manos que ayuden en la cosecha. Nos insta a seguir curando, limpiando, resucitando, dando gratuitamente, ya que el Reino está cerca. Así, es evidente que la realización del Reino es un acto duro que exige nuestros mejores esfuerzos. El Reino es nuestro sueño compartido con Dios, pero debemos despertar y hacerlo realidad. Lo que la poeta Ellen Sturgis Hooper escribió sobre la vida puede aplicarse a la vida en el Reino:

«Dormí, y soñé que la vida era Belleza
Desperté y descubrí que la vida era el deber.
¿Era entonces tu sueño una mentira sombría?
Sigue adelante, corazón triste, con valor,
y descubrirás que tu sueño es una
luz de mediodía y una verdad para ti. «

Paulson Veliyannoor, CMF

Anuncio publicitario