Comentario al evangelio – Viernes III de Adviento

Dios de los puentes, no de los muros

«God bless America» (Dios bendiga a Estados Unidos) es una pegatina que se encuentra a menudo en las carreteras estadounidenses. Cada vez que veía una, me preguntaba: «¿Y los demás países?». Mi preocupación se disipó un día cuando vi un coche con una pegatina en el parachoques: «God bless America. Y a todas las demás naciones. Sin excepciones». Pensé que era un buen evangelio, un mensaje que captaba el corazón de Dios en la primera lectura de hoy. Yahvé declara que ningún extranjero se sentirá excluido en su Reino, y su casa será una casa de oración para todas las naciones, sin que ninguna quede exenta u olvidada. Jesús subraya lo mismo cuando dice que tiene otras ovejas que no pertenecen a su actual redil y que las reunirá para que haya un solo rebaño bajo un solo pastor (cf. Jn 10,16). Un mensaje clave que no debe olvidarse en estos tiempos en los que nos empeñamos más en construir muros que puentes entre los pueblos.

Paulson Veliyannoor, CMF

Anuncio publicitario