Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘Adviento’ Category

María de la esperanza

María de Nazareth
madre de nuestro Señor,
compañera de nuestras marchas,
ven a visitarnos, quedate con nosotros.
Te necesitamos, madre buena,
vivimos tiempos difíciles,
atravesamos bajones,
tenemos caídas, nos agarra la flojera
nos inmoviliza la apatía,
nos da rabia la solidez de la injusticia.

María, virgen de la Esperanza.
Contagianos tu fuerza,
acercanos el Espíritu que llena tu vida.
Ayudanos a vivir con alegría,
a pesar de las pruebas y las cruces
que encontramos en el seguimiento
de tu hijo.
Que no nos desaliente
la lentitud de los cambios,
que las espinas de la vida
no nos ahoguen la semilla del Evangelio.
Que no perdamos la utopía,
madre buena,
de creer que es posible otro mundo
y otra sociedad.
Que no bajemos los brazos
en la lucha por la justicia
y en la práctica de la solidaridad.
Que no se enturbie nuestra mirada,
al punto que no veamos la luz del Señor
que nos acompaña siempre,
que camina a nuestro lado,
que nos sostiene en los momentos duros.

Anuncios

Read Full Post »

María, nuevo templo

La pena que la tierra soportaba,
a causa del pecado, se ha trocado
en el canto que brota jubiloso,
en labios de María pronunciado.

El sí de las promesas ha llegado,
la alianza se cumple, poderosa,
el Verbo eterno baja de los cielos,
con nuestra débil carne se desposa.

Oh misterio que sólo la fe alcanza!,
María es nuevo templo de la gloria,
rocío matinal, nube que pasa,
luz nueva en su presencia misteriosa.

A Dios sea la gloria eternamente,
y al Hijo suyo amado, Jesucristo,
el que quiso nacer para vosotros
para darnos su Espíritu divino.

Amén.

Read Full Post »

María

Tú creiste y te jugaste la vida.Y no te fue fácil
También pasaste tiempos de incertidumbre,
de no entender las cosas que pasaban,
de sufrimiento y soledad.
Y saliste adelante, con buen ánimo y entrega.
Nos enseñaste con tu ejemplo
que para dar vida hay que entregar la vida,
todos los días, en las buenas, y en las malas, y en las más o menos.

Siendo un muchacha, estando comprometida,
corriste el riesgo de decir sí al plan de Dios.
Confiaste en El y el sueño de Dios se hizo realidad.

Madre, en nuestros días Dios sigue soñando.
Su Reino de hermanos está muy lejos de ser realidad.
Y nos pide, como a Tí en Nazareth,
que demos lo mejor de nosotros para ayudarlo a realizar su Proyecto.
María,
¡cómo cuesta decirle sí al Señor!
Cómo cuesta decir sí más allá de las palabras,
decir sí con los hechos, con actitudes, con gestos…
…¡con la vida!

Enséñanos a esperar en el Señor, a confiar en su palabra,
a dejarnos guiar por su Espíritu, a llenarnos de su buen humor y alegría.
Enséñanos a escuchar su voz, en la realidad de todos los días,
en el sufrimiento de tantos, en las ansías de liberación y cambio,
en la sed de justicia de las mayorías.

Enséñanos a orar para no perder la Esperanza y para darle raíces sólidas.
Enséñanos a orar para discernir donde poner los esfuerzos
y descubrir nuestro lugar y misión.
Enséñanos a orar para no desalentarnos en las dificultades y contratiempos.

María,
camina cerca nuestro, acompáñanos madre buena,
fortalece nuestra esperanza para que sea el motor de nuestra entrega
el pozo donde beber para seguir,
el refugio donde descansar y retomar fuerzas.
Anuda nuestra esperanza al proyecto del Padre.
Danos firmeza y hasta tozudez para seguir adelante.
Llena nuestros corazones de la esperanza que libera
para vivir el amor solidario.

Lo que se espera se consigue con esfuerzo, con trabajo y con la vida.
Nos confiamos en tus manos para que nos hagas fuertes en la fe
comprometidos en la solidaridad y firmes, muy firmes,
en la Esperanza del Reino.

Amén

Read Full Post »

Magníficat

Proclamo la grandeza del Señor,
ensalzo la potencia de su amor,
alabo la inmensidad de su ternura
y la infinitud de su misericordia.
Mi alma se llena de alegría
porque Dios me ha colmado de su gracia.
El revela a los sencillos los misterios de su amor.
Se ha fijado en mi pequeñez
y me ha amado misericordiosamente.
Alabo la misericordia del Señor
que traspasa la historia
de generación en generación.
La pobre esclava
se ha convertido en reina-madre.
El hace reyes a todos los humildes
y quita la corona a los orgullosos,
sienta a su mesa a los hambrientos,
mientras los ricos se alimentan de pesadillas.
Auxilia y protege a su pueblo,
pobre y humilde,
los hijos de la fe,
descendencia de Abraham que no termina.
Alabad conmigo el amor de Dios,
promesa y esperanza nuestra.

Read Full Post »

Luz nueva

De luz nueva se viste la tierra,
porque el sol que del cielo ha venido
en el seno feliz de la Virgen
de su carne se ha revestido.

El amor hizo nuevas las cosas,
el Espíritu ha descendido
y la sombra del que es poderoso
en la Virgen su luz ha encendido.

Ya la tierra reclama su fruto
y de bodas se anuncia la alegría,
el Señor que en los cielos moraba
se hizo carne en la Virgen María.

Gloria a Dios, el Señor poderoso,
a su Hijo y Espíritu Santo,
que en su gracia y su amor nos bendijo
y a su reino nos ha destinado.

Amén

Read Full Post »

Bien mirado en la espera nos gastamos todo el año.
Largos ratos nos pasamos a diario en las esperas.
En la espera de médico, o en la del autobús.
En el metro, en la tienda, en la esquina,
el butano, el cartero, el amigo
que vuelve desde lejos…
iTanto tiempo esperando!
Por eso, quizá, nos aburrimos
y quedamos dormidas
como aquellas muchachas de las bodas,
de que habla Cristo en el Evangelio.
Adviento nos despierta como un grito,
Sirena de la fábrica de Dios,
que despabila y ahuyenta nuestro sueño,
nos invita al trabajo por el Reino,
a desbrozar los caminos del Señor.
El vendrá en todo caso.
Su palabra no nos puede faltar ni traicionarse.
¡Mas tengamos cuidado!
Sólo aquella que sepa prepararse
lo podrá descubrir,
cuando venga con sus rostros
tan distintos y, a veces,
oscuros, misteriosos y hasta desconcertantes.

Aunque yo me prepare, su venida
siempre será un regalo que no puedo
con el oro del mundo comprar ni merecer.
Mas, si no me preparo -con su ayuda también-,
estaré ciega y sorda cuando pase;
cruzará por mi vera, y entonces no sabré
descubrir su presencia y poderle acoger.
Como una estrella nueva, Jesús de Nazaret
pasaba por su pueblo, dándose a conocer.
Era el pueblo elegido, llamado; y, sin embargo,
sólo supieron verle los pobres y sencillos
los pastores, José y María, su Madre,
la esclava del Señor, abierta a la Esperanza,
la Esperanza de Dios.
Adviento es nuestro esfuerzo. Navidad es su Don.                        

Alberto Iniesta

Read Full Post »

Estamos alegres

Cuando el Señor nos hizo comprender
el verdadero sentido de la historia,
nos parecía que estábamos soñando.
sin proponérnoslo, nos echábamos a cantar;
y, como locos, hablábamos de tu sabiduría desconcertante.
Los que antes nos habían rechazado
por llevar tu señal en nuestra frente,
enmudecían al reconocer, llenos de estupor,
que tu amor era verdaderamente el gobierno del mundo;
y que Tú reservas a cada uno, sin pérdida posible,
el fruto de sus trabajos de amor.
¡Por eso estamos alegres!
Señor, haz que nunca perdamos de vista
que tú puedes cambiar el desierto en vergel;
y que las lágrimas de quienes con perseverancia
intentaron caminos de abrazo entre los pueblos,
han regado la cosecha universal de alegría.
Por eso, quienes se entregan a construir
un presente de fraternidad
verán que su sacrificio
es el menos estéril de todos los sacrificios
Este es el verdadero sentido de la historia:
si el grano de trigo no cae en tierra y muere,
se pierde para sí mismo y para los demás.
Sólo tiene fruto
el presente que se sacrifica en el amor.
¡Por eso estamos alegres!

Read Full Post »

Older Posts »

A %d blogueros les gusta esto: