Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘Catequesis’ Category

En este pasaje, Jesús les da una “probadita” del Cielo a tres de sus apóstoles. Y aunque el texto no nos dice por qué, probablemente Cristo lo hizo porque sabía que les esperaban momentos de prueba ante el sufrimiento y la persecución, en los que su fe tendría que estar fortalecida para salir adelante “La Transfiguración” duró muy pocos segundos, pero fue suficiente para que los tres apóstoles, se dieran una idea de lo que les esperaba en el Cielo si perseveraban en su fidelidad a Dios y a su Palabra. Tan hermosa fue la experiencia, que Pedro ya no se quería ir de ahí y sin duda, les ayudó a crecer en su fe.

El Cielo también se experimenta en la tierra aunque de forma limitada: cuando logramos crear en nuestra familia, en la escuela, entre nuestros amigos… ambientes de respeto, de armonía, de ayuda mutua, en pocas palabras, de amor, estamos experimentando parte de lo que será el Cielo. Cuando en la oración sentimos el consuelo de Dino ante el sufrimiento, cuando con la confesión y la Eucaristía sentimos su perdón y el calor de su amor en nuestros corazones arrepentidos…

Y como Pedro, quisiéramos que esos momentos duraran para siempre y rehuirle a los ratos desagradables o difíciles de soportar. Pero aún estamos en la Tierra y hemos de ganarnos el Cielo eterno en nuestro diario vivir. Esos bellos momentos recargan nuestras baterías llenándonos de fe y del Espíritu Santo que nos dará la fuerza para los momentos de prueba que también forman parte de la vida.

Estamos ganando el Cielo eterno cuando nos toca perdonar al que nos ofende; tolerar al que no nos cae muy bien; ayudar al que lo necesita, aun a costa de nuestro sacrificio; callar cuando nos dan ganas de rezongar; trabajar cuando lo que queremos es descansar; compartir cuando apenas tenemos para nosotros… Si afrontamos momentos como estos, llenos de fe, pensando en lo que Dios quiere de nosotros, descubriremos que también en ellos, está Cristo “transfigurado”, junto a nosotros.

¿Sé descubrir a Cristo en los momentos difíciles o desagradables?

Anuncios

Read Full Post »

II Domingo de Cuaresma
Febrero 25, 2018

Gén. 22: 1-2, 9a, 10-13, 15-18; Sal. 116: 10, 15, 16-17, 18-19; Rom. 8:31B-34; Mar. 9:2-10

La Transfiguración

En aquel tiempo, Jesús tomó aparte a Pedro, a Santiago y a Juan, subió con ellos a un monte alto y se transfiguró en su presencia. Sus vestiduras se pusieron esplendorosamente blancas, con una blancura que nadie puede lograr sobre la tierra. Después se les aparecieron Elías y Moisés, conversando con Jesús. Entonces Pedro le dijo a Jesús: “Maestro, ¡que a gusto estamos aquí! Hagamos tres chozas, una para ti, otra para Moisés y otra para Elías”. En realidad, no sabía lo que decía, porque estaban asustados. Se formó entonces una nube, que los cubrió con su sombra, y de esta nube salió una voz que decía: “Este es mi Hijo amado; escúchenlo.” En este momento miraron alrededor y no vieron a nadie sino a Jesús que estaba solo con ellos. Cuando bajaban de la montaña, Jesús les mandó que no contaran a nadie lo que habían visto, hasta que el Hijo del hombre resucitara de entre los muertos. Ellos guardaron esto en secreto, pero discutían entre sí que querría decir eso de resucitar de entre los muertos.

Reflexión

La experiencia de la Transfiguración nos da la promesa de un mundo mucho más allá de nuestra propia imaginación y sueños. Jesús invita a los amigos que están con El a conocerle bien y a saber que es el Hijo de Dios verdadero. Converse con los niños sobre los momentos más felices de su vida, ¿Desearían que nunca se hubiese terminado? Jesús nos promete la vida eterna. ¿Como ven a la vida eterna? ¿Que desean hacer con sus vidas? ¿Le piden consejo a Dios en oración?

Actividad

Dibujar tres tiendas de campaña. En una escriban, “Mi momento más feliz.” En otra, “Aquí me encuentro Hoy.” En la tercera, “Esto deseo ser en el futuro,” Que dibujen lo que expresen con palabras. Orar por las almas del purgatorio. (Obra de Misericordia Espiritual)

Oración

Jesús, estos son mis sueños. Yo quiero escucharte; sé que siempre estarás conmigo, pase lo que pase. Jesús, tenemos muchos sueños y esperanzas para nosotros y nuestras familias. Tú prometes escucharnos. Ayúdanos a fijarnos siempre en la vida eterna y a tener confianza en Ti. Rezamos por las almas del purgatorio, especialmente los que no tienen quien recen por ellos. Gracias por amarnos. Amen.

Read Full Post »

Para la catequesis de los más peques.

Epifanía del Señor

Domingo II de Cuaresma

Epifanía del Señor

Autodefinido

Epifanía del Señor

Transfiguración

Read Full Post »

Con el Miércoles de Ceniza dio inicio la Cuaresma, tiempo de preparación para la pasión de Cristo en la Semana Santa y para la gira alegría de su resurrección durante la Pascua. Cristo, a través de su retirada en el desierto, nos da el ejemplo de cómo preparamos, a través de la oración y el ayuno. Por eso, la Iglesia nos propone hacerlo mediante la oración, el ayuno y la limosna. Estas tres actividades nos ayudarán a sabernos desprender de las cosas que nos dominan y que nos alejan de Dios.

La pasión de Cristo, su muerte y resurrección, son el llamado de Dios al mundo para salvarnos. un llamado para que cada uno de nosotros seamos un reflejo del amor de Dios para quienes nos rodean, a través de vencer nuestras debilidades y obrar el bien.

pero amar no siempre es fácil, por nuestra naturaleza que nos inclina al egoísmo y a la comodidad. Si el demonio se atrevió a tentar a Jesús con el mal, ¡imaginemos si no deseará tentarnos a nosotros y alejarnos del bien!

Afortunadamente, siempre está Dios junto a nosotros para ayudarnos contra el demonio. Basta que le abramos nuestro corazón a través de la oración, la confesión y la Eucaristía, para que llenos de Él, tengamos la fortaleza y la voluntad para vencer al mal. Las pequeñas o grandes buenas acciones que hagamos cada día, nos irán fortaleciendo un poco más.

El mundo está necesitado del amor de Dios. Y Dios deja sentir su amor al mundo a través de las buenas acciones de los hombres. La pobreza, el odio, la violencia, la intolerancia, la soledad… son formas del mal que Dios las vence a través de su providencia y del amor que derrama en cada uno de nosotros. Por eso, cada uno de nosotros tiene la misión única de amar en donde Dios nos ha puesto en la vida.

¿Qué buenas obras puedo hacer esta Cuaresma para cumplir la misión de amar que Dios me ha dado?

Read Full Post »

Domingo I de Cuaresma
18 febrero 2018

Génesis 9, 8-15; Salmo 25, 4-5, 6-7, 8-9; 1Pedro 3, 18-22; Marcos 1, 12-15

Jesús es puesto a prueba y sabe decir no

En aquel tiempo, el Espíritu impulsó a Jesús a retirarse al desierto, dónde permaneció cuarenta días y fue tentado por Satanás. Vivió allí entre animales salvajes, y los ángeles le servían. Después de que arrestaron a Juan el Bautista, Jesús se fue a Galilea para predicar el evangelio de Dios y decía:” Se ha cumplido el tiempo y el Reino de Dios ya está cerca. Arrepiéntanse y crean en el evangelio”.

Reflexión

Jesús se prepara para su misión orando y ayunando durante 40 días en el desierto.
¿Rezas tú a Dios para pedirle que esté contigo cuando vas a hacer algo importante? En el desierto, Satanás lo tentó, tratando de destruir el plan de Dios. ¿Sientes tú a veces tentaciones de no hacer lo que te piden los mayores? Le piden ayuda a Dios cuando están tentados a desobedecer?

Actividad

Escriban en papelitos en forma de corazones: de un lado, el nombre de alguien que necesitan perdonar; del otro lado, algo que puedan regalar a alguien necesitado. Luego colóquenlas en una cesta. Lleven la cesta al altar y pídanle a Dios que llenen sus corazones de perdón y generosidad. (Obra de Misericordia Espiritual, Perdonar)

Pueden comenzar hacer el Vía Crucis.

Oración

A veces es más fácil, Señor; buscar lo más cómodo. Danos espíritu de sacrificio y fuerzas en nuestras tentaciones. Ayúdanos a seguirte siempre, sirviendo a nuestros hermanos. Llena nuestros corazones con amor y perdón para los que nos hieren. Amen.

Read Full Post »

Para la catequesis de los más peques.

Epifanía del Señor

Domingo I de Cuaresma

Epifanía del Señor

Multi-actividades

Epifanía del Señor

Comienza la Cuaresma

Epifanía del Señor

Cuaresma 2018

Epifanía del Señor

Tentaciones

Read Full Post »

Sexto Domingo Tiempo Ordinario
11 de Febrero de 2018

Levítico 13, 1-2.44-46; Salmo 32, 1-2.5.11; 1Cor 10, 31-11:1; Marcos 1, 40-45

Jesús Sana a un Leproso

En aquel tiempo, se le acercó a Jesús un leproso para suplicarle de rodillas: “Si tú quieres, puedes curarme”. Jesús se compadeció de él, y extendiendo la mano, lo tocó y le dijo: “¡Sí quiero: ¡Sana!” Inmediatamente se le quitó la lepra y quedó limpio. Al despedirlo, Jesús le mandó con severidad: “No se lo cuentes a nadie; pero para que conste, ve a presentarte al sacerdote y ofrece por tu purificación lo prescrito por Moisés”. Pero aquel hombre comenzó a divulgar tanto el hecho, que Jesús no podía ya entrar abiertamente en la ciudad, sino que se quedaba fuera, en lugares solitarios, adonde acudían a él de todas partes.

Reflexión

Jesús se acerca a quienes los demás rechazan. ¿Hay alguien en tu escuela o tu barrio que tenga alguna deformación o enfermedad y a ti te dé repugnancia o miedo? ¿Rechazas tú a alguien? El leproso fue a contarles a todos lo que Jesús había hecho por él. ¿Cuándo tú has recibido un favor, muestras agradecimiento?

Actividad

Traten de actuar el evangelio. Luego represéntala con personajes de esta época ¿Quiénes se quedan fuera por sus limitaciones? ¿Como invitamos a esas personas que regresen al grupo? Esta semana trata de incluir una persona que ha sido rechazada.

Oración

Señor, en tu gran compasión no rechazas a nadie. Enséñanos a ver a todos como hijos amados tuyo para no separar a nadie de la comunidad. Te damos gracias por tu gran compasión de nosotros. Danos la alegría de tu salvación para que podamos anunciarla a los demás. Amén.

Read Full Post »

Older Posts »

A %d blogueros les gusta esto: