Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘Liturgia’ Category

Liturgia 11 de diciembre

MARTES DE LA II SEMANA DE ADVIENTO, feria

Misa de feria (morado)

Misal: Antífonas y oraciones propias. Prefacio I o III de Adviento.

Leccionario: Vol. II

  • Is 40, 1-11. Dios consuela a sus pueblo.
  • Sal 95. Aquí está nuestro Dios, que llega con fuerza.
  • Mt 18, 12-14. Dios no quiere que se pierda ni uno de estos pequeños.

_________________________________________________________________________

Antífona de entrada Cf Zac 14, 5-7
Vendrá el Señor y con él todo sus santos; y aquel día habrá una luz espléndida.

Acto penitencial
En el Adviento oímos la voz del profeta que sigue clamando: ¡Consolad a mi pueblo! Y es que necesitamos descubrir de nuevo la ternura de Dios, su dulzura, su amor por todos nosotros; dejar que nos tome en sus brazos y reconocernos todos heridos por un mundo desorientado. Por eso, al comenzar la celebración de la Eucaristía, pedimos perdón a Dios por nuestros pecados.

• Conviértenos a Ti.
• Muéstranos tu salvación.
• Reúnenos contigo.

Oración colecta
Oh, Dios, que has manifestado tu salvación
hasta los confines de la tierra,
concédenos esperar con alegría
la gloria del nacimiento de tu Hijo.
Él, que vive y reina contigo.

Oración de los fieles
Aguardando la manifestación de Jesucristo, presentemos nuestras plegarias a Dios nuestro Padre, que vela siempre por su pueblo como un pastor por su rebaño.

1.- Para que la Iglesia haga oír a todos la voz amorosa de Dios, que no quiere que se pierda ni uno solo de los que llama a la conversión. Roguemos al Señor.
2.- Para que los jóvenes sientan la fortaleza del Señor y no tengan miedo a seguir a Jesús en la vocación sacerdotal. Roguemos al Señor.
3.- Para que los gobernantes de todos los pueblos de la tierra tengan entre ellos sentimientos de paz y concordia. Roguemos al Señor.
4.- Para que los pobres y los afligidos experimenten el consuelo de Dios, que trae la salvación a todos los hombres. Roguemos al Señor.
5.- Para que la palabra de Dios nos ayude a todos a vencer nuestro egoísmo y nuestra falta de fraternidad. Roguemos al Señor.

Señor, escucha la oración de tu pueblo, alegre por la esperanza de la venida de tu Hijo en carne mortal, y haz que, cuando Él vuelva en su gloria al final de los tiempos, podamos alegrarnos de escuchar de sus labios la invitación a poseer el reino eterno. Por Jesucristo, nuestro Señor.

Oración sobre las ofrendas
Que los ruegos y ofrendas de nuestra pobreza
te conmuevan, Señor,
y al vernos desvalidos y sin méritos propios
acude, compasivo, en nuestra ayuda.
Por Jesucristo nuestro Señor.

Prefacio I o III de Adviento

Antífona de comunión   Cf. 2Tim 4, 8
El juez justo dará la corona de la justicia a los que aguarden con amor su venida.

Oración después de la comunión
Saciados con el alimento espiritual
te pedimos, Señor,
que, por la participación en este sacramento,
nos enseñes a sopesar con sabiduría los bienes de la tierra
y amar intensamente los del cielo.
Por Jesucristo nuestro Señor.

Anuncios

Read Full Post »

Liturgia 10 de diciembre

LUNES DE LA II SEMANA DE ADVIENTO, feria

Misa de feria (morado)

Misal: Antífonas y oraciones propias. Prefacio I o III de Adviento.

Leccionario: Vol. II

  • Is 35, 1-10. Dios viene en persona y os salvará.
  • Sal 84. He aquí nuestro Dios; viene en persona y nos salvará.
  • Lc 5, 17-26. Hoy hemos visto maravillas.

_________________________________________________________________________

Antífona de entrada Cf. Jr 31, 10; Is 35, 4
Escuchad, pueblos, la palabra del Señor; anunciadla en los confines de la tierra: he aquí nuestro Salvador que viene, no temáis.

Acto penitencial
En el tiempo de Adviento celebramos que Jesús viene a reconciliar al hombre con Dios, a traer la salvación de Dios a la tierra; a limpiarnos del pecado y curarnos de los males que nos aquejan. Por eso, retirándonos ahora a nuestro desierto interior, nos disponemos a celebrar la Eucaristía, y con sencillez, reconocemos que estamos necesitados de la salvación que nos trae Jesucristo, y le pedimos humildemente perdón.

  • Tú que vienes a despertarnos de nuestra inconsciencia.
  • Tú que nos llamas a vivir en la esperanza.
  • Tú que eres el futuro grandioso que nos aguarda. 

Oración colecta
Dirige hacia ti nuestras súplicas, Señor,
para que los deseos de servirte con total pureza
nos conduzcan hasta el gran misterio
de la encarnación de tu Unigénito.
Él, que vive y reina contigo.

Oración de los fieles
Oremos ahora, hermanos, a Dios nuestro Padre, que anuncia la paz a su pueblo y a sus amigos, y que envía a su Hijo Jesucristo para salvarnos.

1.- Para que la Iglesia, se fortalezca con el ejemplo de la vida generosa de los santos. Roguemos al Señor.
2.- Para que el Señor ilumine la mente de los jóvenes cristianos a fin de que sean muchos los que se dediquen al ministerio sacerdotal. Roguemos al Señor.
3.- Para que los gobernantes trabajen siempre por la justicia y por la paz, fruto de la bondad de Dios. Roguemos al Señor.
4.- Para que los enfermos y todos los que sufren sean curados en el cuerpo y en el espíritu por Cristo, médico de las almas. Roguemos al Señor.
5.- Para que todos nosotros, con la esperanza puesta en la venida del Señor, perseveremos en las buenas obras. Roguemos al Señor.

Señor y Dios nuestro, que traes la paz a tu pueblo y la salvación a tus fieles, escucha la oración que te dirigimos y haz que en tu Hijo encontremos todos el perdón de los pecados y la alegría de una vida renovada. Por Jesucristo nuestro Señor.

Oración sobre las ofrendas
Acepta, Señor, los dones que te ofrecemos,
escogidos de los bienes que hemos recibido de ti,
y lo que nos concedes celebrar con devoción
durante nuestra vida mortal
sea para nosotros premio de tu redención eterna.
Por Jesucristo, nuestro Señor.

Prefacio I o III de Adviento

Antífona de comunión  Cf. Sal 105, 4-5; Is 38, 3
Ven, Señor, a visitarnos con tu paz para que nos alegremos delante de ti con un corazón íntegro.

Oración después de la comunión
Fructifique en nosotros, Señor,
la celebración de estos sacramentos,
con los que tú nos enseñas, ya en este mundo que pasa,
a descubrir el valor de los bienes del cielo
y a poner en ellos nuestro corazón.
Por Jesucristo, nuestro Señor.

Read Full Post »

Liturgia 9 de diciembre

II DOMINGO DE ADVIENTO

Misa del Domingo (morado)

Misal: Antífonas y oraciones propias, sin Gloria, Credo, Prefacio I o III de Adviento.

Leccionario: Vol. I (C)

• Bar 5, 1-9. Dios mostrará tu esplendor.
 Sal 125. El Señor ha esatdo grande con nosotros, y estamos alegres.
• Flp 1, 4-6. 8-11. Que lleguéis al Dia de Cristo limpios e irreprochables.
• Lc 3, 1-6. Toda carne verá la salvación de Dios.

_________________________________________________________________________
Antífona de entrada Cfr. Is 30, 19. 30
Pueblo de Sión: el Señor vendrá a salvar a los pueblos y hará resonar la majestad de su voz con alegría en vuestro corazón.
Monición de entrada
Durante este tiempo de Adviento celebramos que el Señor vendrá, y que viene cada día a nuestras vidas. Esta fe y esta esperanza tienen que motivar nuestra conversión al amor. En esta conversión y en la alegría que comporta ponen hoy el acento las lecturas que vamos a escuchar en la celebración de la Eucaristía.
Ahora encederemos el segundo cirio de la corona de Adviento, expresando así el camino que hacemos hacia Jesús; y expresando también el deseo de que Él venga a nosotros y sea luz para todos.
 
Al encender esta segunda vela te pedimos, Señor Jesús, que suscites en nosotros el deseo de una verdadera conversión para que preparemos los camino de tu venida. Ven pronto, Señor. ¡Ven, Salvador!
Acto penitencial
Al encender esta segunda vela te pedimos, Señor Jesús, que suscites en nosotros el deseo de una verdadera conversión para que preparemos los camino de tu venida. Ven pronto, Señor. ¡Ven, Salvador! (Se repite la estrofa del canto de entrada).
 
 Tú que no tardas en cumplir tus promesas, sino que tienes paciencia con todos.
• Tú que no quieres que nadie perezca, sino que todos se conviertan.
• Tú que no has venido a condenarnos, sino a salvarnos.
Oración colecta
Dios todopoderoso, rico en misericordia,
no permitas que,
cuando salimos animosos al encuentro de tu Hijo,
lo impidan los afanes terrenales,
para que, aprendiendo la sabiduría celestial,
podamos participar plenamente de su vida.
Por nuestro Señor Jesucristo.
Credo
Confesemos ahora todos juntos, con las palabras que nos transmitierion los apóstoles, nuestra fe en el Cristo que nació un día en la historia, y cuyo retorno esperamos gozosos.
Oración de los fieles
Gozosos por la cercanía de Cristo, despojémonos de nuestros vestidos de luto y aflicción y de cuanto nos esclaviza y aleja de Él, y pidamos a nuestro Padre, que ha estado grande con nosotros, que nos ayude a preparar la llegada del Mesías salvador a nuestras vidas.
1.- Por la unión de todos los cristianos; para que se allanen los senderos que nos separan y coincidamos todos, reunidos de oriente y occidente a la voz del Espíritu, en el camino de la única Iglesia de Cristo. Roguemos al Señor.
2.- Por los que son llamados al minsiterio sacerdotal; para que nunca falten colaboradores en la obra del Evangelio que guíen al pueblo de Dios a la luz de su gloria, su justicia y misericordia. Roguemos al Señor.
3.- Por todos los que ejercen autoridad en el mundo; para que trabajen en la construcción de una sociedad más justa y fraterna, seguros de que el Señor, que es grande y bueno con todos, dará el ciento por uno a sus esfuerzos y trabajos. Roguemos al Señor.
4.- Por los enfermos, los que están solos y los que se sienten tristes; para que encuentren en los cristianos la prueba del amor de Dios que les tiende una mano, y halle eco en sus corazones la palabra que verdaderamente consuela. Roguemos al Señor.
5.- Por todos nosotros; para que nuestro amor siga creciendo más y más en penetración y sensibilidad, y así lleguemos al Día de Cristo limpios e irreprochables, cargados de frutos de justicia. Roguemos al Señor.
Señor Dios, grande en el amor, que llamas a los humildes al esplendor de tu reino, escucha nuestra oración y endereza nuestro camino haia ti; abaja los montes elevados de nuestra soberbia, para que, allanando tus senderos y elevando los valles de la esperanza y la caridad, celebremos con fe ardiente la venida de Jesucristo, tu Hijo. Él, que vive y reina por los siglos de los siglos.
Oración sobre las ofrendas
Que los ruegos y ofrendas de nuestra pobreza
te conmuevan, Señor,
y al vernos desvalidos y sin méritos propios
acude, compasivo, en nuestra vida.
Por Jesucristo nuestro Señor.
Prefacio I o III de Adviento
Antífona de comunión  Bar 5, 5; 4, 36
En pie, Jerusalén, sube a la altura, contempla la alegría que Dios te envía.
Oración después de la comunión
Saciados con el alimento espiritual,
te pedimos, Señor,
que, por la participación en este sacramento,
nos enseñes a sopesar con sabiduría los bienes de la tierra
y amar intensamente los del cielo.
Por Jesucristo nuestro Señor.
Bendición solemne
— El Dios todopoderos y rico en misericordia, por su Hijo Jesucristo, cuya venida en carne creéis y cuyo retorno glorioso esperáis, en la celebración de los misterios del Adviento, os ilumine y os llene de sus bendiciones.
Amén.
— Dios os mantenga durante esta vida firmes en la fe,
alegres por la esperanza y diligentes en el amor.
Amén.
— Y así, los que ahora os alegráis
por el próximo nacimiento de nuestro Redentor,
cuando venga de nuevo en la majestad de su gloria
recibáis el premio de la vida eterna.
Amén.
— Y la bendición de Dios todopoderoso
del Padre, del Hijo † y del Espíritu Santo,
descienda sobre vosotros y permanezca para siempre.
Amén.

Read Full Post »

Liturgia 8 de diciembre

INMACULADA CONCEPCIÓN DE LA BIENAVENTURADA VIRGEN MARÍA, patrona de España, solemnidad

Misa de la solemnidad (blanco o azul)

Misal: Antífonas y oraciones propias. Gloria, Credo, Prefacio propio. No se puede decir la Plegaria Eucarística IV.

Leccionario: Vol. IV

  • Gén 3, 9-15. 20. Pongo hostilidad entre tu descendencia y la descendencia de la mujer.
    Salmo 97. Cantad al Señor un cántico nuevo, porque ha hecho maravillas.
    • Ef 1, 3-6. 11-12. Dios nos eligió en Cristo antes de la fundación del mundo.
    • Lc 1, 26-38. Alégrate, llena de gracia, el Señor está contigo.

__________________________________________________________________________

Antífona de entrada Is 61, 10
Desbordo de gozo con el Señor y me alegro con mi Dios: porque me ha puesto un traje de salvación y me ha envuelto con un manto de justicia, como novia que se adorna con sus joyas.

Monición de entrada
En medio de este tiempo de Adviento, tiempo de preparación para la venida del Señor, nos reunimos hoy llenos de alegrái y de espíritu festivo, convocados por el recuerdo de aquella mujer que trajo al mundo la luz y la vida para todo hombre; aquella mujer en quien Dios fijó su mirada para abrir el camino de la salvación: la Santísima Virgen María, y celebrar el misterio de su Inmaculada Concepción.

Acto penitencial
Con alegría y con fe, dispongámonos pues a escuchar la Palabra de Dios que nos anuncia la salvación y a alimentarnos con el Cuerpo y la Sangre de Cristo, prenda de vida eterna, confesándonos culpables ante Dios y los demás, e invocando a nuestra Señora, la Inmaculada Virgen María, refugio de pecadores, para que interceda por nosotros.

Yo confieso…

Gloria

Oración colecta
Oh, Dios,

que por la Concepción Inmaculada de la Virgen
preparaste a tu Hijo una digna morada
y, en previsión de la muerte de tu HIjo,
la preservaste de todo pecado,
concédenos, por su intercesión,
llegar a ti limpios de todas nuestras culpas.
Por nuestro Señor Jesucristo.

Oración de los fieles
Al celebrar la solemnidad del misterio de la Inmaculada Concepción de María, elevemos nuestras súplicas al Señor de cielos y tierra, que ha obrado tan grandes maravillas en la Madre de su Hijo.

1.- Por la Iglesia; para que a ejemplo de María, se conserve sin mancha ni arruga, avanzando por el camino de la santidad. Roguemos al Señor.
2.- Por los jóvenes y lso adolescentes; para que sigan como María la virtud de la pureza y vivan siempre alegres en el amor a Dios y al prójimo, siguiendo la vocación a la que Dios les llame. Roguemos al Señor.
3.- Por nuestra patria, que venera a la Inmaculada como patrona; para que renazcan y se conserven en ella la fe y la devoción mariana, y se viva una catolicidad auténtica. Roguemos al Señor.
4.- Por los enfermos y todos los que sufren física y moralmente; para que encuentren en María, consuelo de los afligidos, la protección que necesitan. Roguemos al Señor.
5.- Por nosotros, que hemos sido elegidos en la persona de Cristo como hijos de Dios; para que seamos santos e irreprochables ante Él por el amor, y vivamos las exigencias del evangelio. Roguemos al Señor.

Dios y Padre nuestro, escucha las oraciones de tu peublo que confía en la protección de la Inmaculada Virgen María, siempre Virgen; concédenos las gracias que te hemos pedido y haz que aprendamos a llevar a Cristo a nuestros hermanos glorificándote con la santidad de nuestra vida. Por Jesucristo nuestro Señor.

Credo
Confesemos ahora todos juntos nuestra fe en el Cristo que nació un día en la historia, y cuyo retorno esperamos gozosos.

Oración sobre las ofrendas
Señor, recibe complacido el sacrificio salvador que te ofrecemos

en la solemnidad de la Inmaculada Concepción
de santa María Virgen
y, así como reconocemos que la preservaste, por tu gracia,
limpia de toda mancha,
guárdanos también a nosotros,
por su interceisón, libres de todo pecado.
Por Jesucristo, nuestro Señor.

Prefacio

EL MISTERIO DE MARÍA Y DE LA IGLESIA

V./ El Señor esté con vosotros. R./

V./ Levantemos el corazón. R./

V./ Demos gracias al Señor, nuestro Dios. R./

En verdad es justo y necesario,
es nuestro deber y salvación
darte gracias siempre y en todo lugar,
Señor, Padre santo, Dios todopoderoso y eterno.
Porque preservaste a la santísima Virgen María
de toda mancha de pecado original,
para preparar en ella,
enriquecida con la plenitud de tu gracia,
la digna madre de tu Hijo,
y mostrar el comienzo de la Iglesia,
su bella esposa, sin mancha ni arruga.
Purísima había de ser
la Virgen que nos diera al Cordero inocente
que quita el pecado del mundo.
Purísima la que destinabas entre todos,
para tu pueblo,
como abogada de gracia,
y ejemplo de santidad.
Por eso,
unidos a los coros de los ángeles,
te alabamos proclamando llenos de alegría:

Santo, Santo, Santo es el Señor, Dios del Universo.
Llenos están el cielo y la tierra de tu gloria.
Hosanna en el cielo.
Bendito el que vienen en nombre del Señor.
Hosanna en el cielo.

Antífona de comunión
Qué pregón tan glorioso para ti, Virgen María, porque de ti ha nacido el sol de justicia, Cristo, nuestro Dios.

Oración después de la comunión
Señor Dios nuestro,
el sacramento que hemos recibido
repare en nosotros las heridas de aquel primer pecado
del que preservaste de modo singular
la Concepción inmaculada de la santísima Virgen María.
Por Jesucristo, nuestro Señor.

Bendición solemne
— Venga a vosotros la gracia del Padre,
cuya Palabra descendió al seno de la Virgen María
para hacerse Salvador del género humano.
Amén.

— Permanezca en vosotros la paz de Cristo,
cuya venida esperó con gozo la santísima Virgen, Hija de Sión.
Amén.

— La luz del Espíritu Santo os ilumine,
para que, vigilantes en la oración y alegres en la alabanza,
esperéis la segunda venida de Cristo.
Amén.

— Y la bendición de Dios todopoderoso
del Padre, del Hijo † y del Espíritu Santo,
descienda sobre vosotros y permanezca para siempre.
Amén.

Read Full Post »

Guión litúrgico Domingo II de Adviento – Ciclo C, 9 de diciembre de 2018.

Guión Litúrgico Domingo II de Adviento

Read Full Post »

Liturgia 7 de diciembre

SAN AMBROSIO, obispo y doctor de la Iglesia, memoria obligatoria

Misa de feria (morado)

Misal: Antífonas y oraciones propias. Prefacio I o III Adviento o de la memoria

Leccionario: Vol. II

  • Is 29, 17-24. Aquel día verán los ojos de los ciegos.
  • Salmo 26. El Señor es mi luz y mi salvación.
  • Mt 9, 27-31. Jesús cura a dos ciegos que creen en él.

_________________________________________________________________________

Antífona de entrada Cf. Eclo 15, 5
Te alabaré entre las naciones, Señor; contaré tu fama a mis hermanos.

Acto penitencial
En el tiempo de Adviento celebramos que Jesús viene a reconciliar al hombre con Dios, a traer la salvación de Dios a la tierra; a limpiarnos del pecado y curarnos de los males que nos aquejan. Por eso, retirándonos ahora a nuestro desierto interior, nos disponemos a celebrar la Eucaristía, en la que vamos a venerar la memoria del obispo san Ambrosio, y con sencillez, reconocemos que estamos necesitados de la salvación que nos trae Jesucristo, y le pedimos humildemente perdón.

  • Tú que vienes a despertarnos de nuestra inconsciencia.
  • Tú que nos llamas a vivir en la esperanza.
  • Tú que eres el futuro grandioso que nos aguarda. 

Oración colecta
Oh, Dios,
que hiciste al obispo son Ambrosio
doctor de la fe católica y ejemplo de fortaleza apostólica,
suscita en tu Iglesia
hombres según tu corazón
que la gobiernen con fortaleza y sabiduría.
Por nuestro Señor Jesucristo.

Oración de los fieles
Oremos ahora, hermanos, a Dios nuestro Padre, que anuncia la paz a su pueblo y a sus amigos, y que envía a su Hijo Jesucristo para salvarnos.

1.- Para que la Iglesia, al recordar hoy a San Ambrosio, se fortalezca con el ejemplo de su vida generosa y con la sabiduría de su admirable doctrina. Roguemos al Señor.
2.- Para que el Señor ilumine la mente de los jóvenes cristianos a fin de que sean muchos los que se dediquen al ministerio sacerdotal. Roguemos al Señor.
3.- Para que los gobernantes trabajen siempre por la justicia y por la paz, fruto de la bondad de Dios. Roguemos al Señor.
4.- Para que los enfermos y todos los que sufren sean curados en el cuerpo y en el espíritu por Cristo, médico de las almas. Roguemos al Señor.
5.- Para que todos nosotros, con la esperanza puesta en la venida del Señor, perseveremos en las buenas obras. Roguemos al Señor. 

Señor y Dios nuestro, que traes la paz a tu pueblo y la salvación a tus fieles, escucha la oración que te dirigimos y haz que en tu Hijo encontremos todos el perdón de los pecados y la alegría de una vida renovada. Por Jesucristo nuestro Señor.

Oración sobre las ofrendas
Al celebrar estos divinos misterios,

te pedimos, Señor, que el Espíritu Santo
nos ilumine con aquella luz de la fe
que alumbró a san Ambrosio
para propagar siempre tu gloria.
Por Jesucristo, nuestro Señor.

Prefacio I o III de Adviento

Antífona de comunión Cf. Sal 1, 2-3
El que medita la ley del Señor día y noche da fruto en su sazón.

Oración después de la comunión
Fortalecidos, Señor, con el vigor de este sacramento,
concédenos seguir de tal modo las enseñanzas de san Ambrosio
que, caminando con decisión por tus sendas,
nos preparemos para el gozo del banquete eterno.
Por Jesucristo, nuestro Señor.

Read Full Post »

Liturgia 6 de diciembre

JUEVES DE LA I SEMANA DE ADVIENTO, feria

Misa de feria (morado)
 
Misal: Antífonas y oraciones propias. Prefacio I o III Adviento
 
Leccionario: Vol. II
• Is 26, 1-6. Que entre un pueblo justo, que observa la lealtad.
Salmo 117. Bendito el que viene en nombre del Señor.
• Mt 7, 21. 24-27. El que hace la voluntad del Padre entrará en el reino de los cielos.
_________________________________________________________________________
Antífona de entrada Cf. Sal 118, 151-152
Tú, Señor, estás cerca y todos tus caminos son verdaderos; hace tiempo comprendí tus preceptos, porque tú eres eterno.
Acto penitencial
De nuevo nos hemos reunido para celebrar la Eucaristía en este tiempo de Adviento, y, de nuevo, Jesús se acerca a nosotros, necesitados de su amor, y se ofrece en el altar para saciar nuestra hambre y sed de vida eterna. Por eso, comenzamos ahora la celebración de la Eucaristía pidiendo el perdón de este Dios que ha intervenido en nuestra historia trayendo la salvación, y destruyendo todos los signos de llanto y de duelo.
• Gran profeta que vienes a renovar Jerusalén.
• Resplandor de la luz eterna, que vienes a iluminar a todos los hombres.
• Deseado de las naciones, que vienes a salvar a los que están perdidos.
Oración colecta
Despierta tu poder, Señor,
y ven a socorrernos con tu fuerza,
para que la gracia de tu bondad apresure la salvación
que retrasan nuestros pecados.
Por nuestro Señor Jesucristo.
Oración de los fieles
Hermanos, alegres por el anuncio de la venida del Señor, oremos a Dios nuestro Padre, en la esperanza de nuestra liberación total.
1.- Para que la mano de Dios aleje de la Iglesia todo mal y pecado. Roguemos al Señor.
2.- Para que nunca falten sacerdotes que, llenos del amor de Dios, hagan presente a Cristo en medio de nosotros. Roguemos al Señor.
3.- Para que nuestro Salvador haga desaparecer el odio, la guerra y las injusticias. Roguemos al Señor.
4.- Para que Cristo, con su venida, enjugue con amor las lágrimas de todos los rostros. Roguemos al Señor.
5.- Para que el Mesías nos reconforte con el gozo de la salvación a todos los que somos alimentados con el manjar celestial. Roguemos al Señor.
Dios de bondad, que sabes que necesitamos de tu gracia y de tu consuelo, escucha las oraciones que te dirigimos, y ya que esperamos con ansias la llegada de tu Hijo, concédenos aguardarlo con una confianza inquebrantable en tu amor, encarnando tu compasión con nuestros hermanos pobres y necesitados. Por Jesucristo, nuestro Señor.
 
Oración sobre las ofrendas
Acepta, Señor, los dones que te ofrecemos,
escogidos de los bienes que hemos recibido de ti,
y lo que nos concedes celebrar con devoción
durante nuestra vida mortal
sea para nosotros premio de tu redención eterna.
Por Jesucristo, nuestro Señor.
Prefacio I o III de Adviento
 
Antífona de comunión Tit 2, 12-13
Llevemos ya desde ahora una vida sobria, justa y piadosa, aguardando la dicha que esperamos y la manifestación de la gloria del gran Dios.
Oración después de la comunión
Fructifique en nosotros, Señor,
la celebración de estos sacramentos,
con los que tú nos enseñas,
ya en este mundo que pasa,
a descubrir el valor de los bienes del cielo
y a poner en ellos nuestro corazón.
Por Jesucristo, nuestro Señor.

Read Full Post »

Older Posts »

A %d blogueros les gusta esto: