Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘Mayo: Mes de María’ Category

Amable es la persona que, por su actitud y su trato para con los demás, se hace amar.

Amable es la persona que es agradable cuando nos dirige la palabra.   Amable es quien interpreta bien y sabe disculpar los errores ajenos. Amable es además quien acoge al que anda solitario, quien se anticipa cuando ve una necesidad de ayuda, quien va a consolar donde hay algún dolor.

La amabilidad sale de un buen corazón. Creemos que la bondad de María hizo de ella una madre amable, una vecina amable, una compañera y amiga amable.

ORACIÓN

Virgen María,
cuando lo pensamos, nos encanta la amabilidad.
Pero a la hora de la práctica
tenemos mucho peligro de ser envidiosos,
de ser picajosos, de decir palabras que ofenden
y de pensar en nosotros mismos sin mirar hacia los demás.

Madre nuestra,
danos una voluntad fuerte para dominar la lengua.
Danos un corazón grande donde quepan todos los compañeros.
Danos unos ojos listos para mirar por  aquellos que nos necesitan.
¡Madre Amable, ruega por nosotros pecadores!

Anuncios

Read Full Post »

El trabajo diario de María sin duda que fue el de la casa: limpiar, cocinar, recoger y fregar…

Más que lo que hacía, importa pensar cómo lo hacía: con cariño, con cuidado para que todo quedara bien …

El amor que tenía a los de su familia se lo manifestaba sirviéndoles. El ejemplo de María nos vale hoy para poner nosotros cariño y cuidado en lo que hacemos; porque… se aprende de lo que se hace.

Imitando a María, vamos a pensar por qué hacemos las cosas, a quién queremos agradar… ¿a nuestros padres? ¿a los que nos educan?

En el modo de hacer las cosas demostramos cuánto les queremos.

ORACIÓN

María,
en la oración de hoy,
te pedimos por nuestro modo de trabajar.

Enséñanos lo que tú practicabas:
a poner cariño y cuidado en lo que hacemos.
Que en los años de colegio aprendamos a ser responsables.
Que pensemos siempre que trabajando
servimos a la sociedad y
colaboramos con Dios para cuidar el mundo.

Que nos esforcemos por conseguir lo que está bien hecho.
Porque el servicio y el amor es lo que demuestra a los otros que nos importan.

¡Santa María, madre de Dios y madre nuestra,
que pongamos amor en nuestro trabajo!

Read Full Post »

María es la Madre de Jesús, la Madre de Dios.
Fue madre dándole a luz en Belén.
Fue madre también cuidando de sus pasos de niño,
y educándole con cariño.
Fue madre aceptando que se hiciera mayor,  y que
marchara de casa a cumplir la voluntad de Dios
enseñando a la gente por ciudades y aldeas.
Fue madre sufriendo al pie de la cruz,
y gozando con su Resurrección en la mañana de Pascua.

ORACIÓN

María:
Hoy te queremos invocar con el nombre más bonito;
queremos llamarte MADRE.

Queremos pedirte que estés cerca de nosotros.
Que cuides nuestro crecimiento
como cuidaste el de Jesús.
Queremos acordarnos de ti y sentirte cerca
en nuestros  momentos difíciles;
y también, en los momentos fáciles y gozosos.

Ojalá sepamos quererte como te quería Jesús.
Ojalá sepamos imitarte en decirle sí a Dios.
Ojalá elijamos en todo momento lo que es bueno y sincero,  como elegiste tú.

¡Santa María Madre de Jesús y Madre Nuestra,
ruega por nosotros!

Read Full Post »

Escuchamos la Palabra (del Evangelio de Juan)

Tres días después se celebraba una boda en Caná de Galilea y estaba allí la madre de Jesús.Fue invitado también a la boda Jesús con sus discípulos.
Y, como faltara vino, porque se había acabado el vino de la boda, le dice a Jesús su madre: “No tienen vino.”
Jesús le responde: “¿Qué tengo yo contigo, mujer? Todavía no ha llegado mi hora.”
Dice su madre a los sirvientes: “Haced lo que él os diga.”

 

Saludo

Amar a Dios y al prójimo, son dos notas contenidas en una misma línea. Es agua recogdia en el mismo cántaro.

“Este mandato hemos recibido del Señor: que quien ame a Dios ame también a su hermano” (1Jn 4,21).

María, con sencillez y obediencia, supo guardar el equilibrio entre su afán por las cosas de Dios y, su interés, por las cosas de los hombres.

¿Quién de los que estamos aquí no recordamos las Bodas de Caná? No quiso pasar por alto la carencia de algo que hubiera supuesto un gran feo en aquella fiesta. Y, con decisión y coraje, indicó al Señor el drama de aquel momento: “no tienen vino”.

Pero, en este tiempo de la Pascua y celebrando festivamente este mes de mayo, podríamos poner sobre la mesa de nuestra memoria, muchas estampas que nos hablan de la solidaridad de María, de su amor, de su entrega, de su compromiso.

¿Quién no recuerda, aún estando llena de Dios, la visita a su prima Santa Isabel?

¿Quién de los que estamos aquí -delante de Ella- no hemos sentido su ayuda, su apoyo, su mano protectora en más de una ocasión?

¿Sabéis cual fue el acto más supremo, el más grande de María? No lo pensemos más: dejar que Cristo subiera a la cruz.

¿Cómo andamos nosotros en nuestro compromiso con los demás? ¿Nos echamos atrás ante las necesidades y sufrimientos de los que nos rodean?

Dejemos, a los pies de María, y como signo de nuestra entrega, esta bandeja repleta de medicinas y vendas. Que nunca nos cansemos de hacer el bien.

 

ORACIÓN

Quiero ser como Tú, María
con un ojo apuntando al cielo
y, con el otro, no olvidando al hombre
Quiero ser como Tú, María,
con una mano acariciando a Jesús
y, con la otra, meciendo al hombre.
Quiero ser como Tú, María,
elevada en los altares
pero caminando a pie llano en la tierra
Quiero ser como Tú, María,
con dos movimientos en tu corazón:
uno para Dios y, el otro,
regalándose a los hombres.
Quiero ser como Tú, María,
con tres miradas y con tres vértices:
Dios, Jesús y los hombres.
Quiero ser como Tú, María,
llena de Dios pero volcándote en los hombres.
Quiero ser como Tú, María,
elegida por Dios pero sin dar la espalda a los hombres.
Quiero ser como Tú, María,
tan llena de Dios
que siempre tienes lugar
para todos los que te miran y te enaltecen.
Amén.

Rezamos un Ave María.

Read Full Post »

– Oración a María

Querida Madre.
Acompáñame todos los días.
Ayúdame a portarme bien
y ser un buen hijo, servicial y atento
para lo que necesiten mis papás.
Quiero ser un buen hermano,
que no discuta ni me pelee tan fácil
por cosas que no son importantes.
Dame una manito en las cosas de la escuela
y ayúdame a tener siempre
una sonrisa para todos los que me rodean.
Ayúdame a vivir haciendo el bien,
como le enseñaste a tu hijo Jesús.
Ayúdame a ser como El y quererle con el alma y la vida.

– Le cuento a la Virgen                

REINA DE LOS MARTIRES, CONFESORES, SANTOS. San Tarcisio era un niño y lo mataron por defender la eucaristía; es un mártir y Dios se lo llevó derechito para el cielo con los santos, eso fue en tiempo de los primeros cristianos, pero todavía, hoy en muchos países, al que confiesa: Soy Cristiano, ¡chupulún! lo dejan frío, aunque no haya hecho nunca nada malo, como le hicieron al propio Jesús clavándolo en la cruz. Papá llegó hoy del trabajo muy preocupado y me explicó que hay un martirio que nos toca a todos, el martirio del pellizquito de cada día, que nos mata de a poquito, pero el que lo lleva con alegría, sin quejarse mucho ni refunfuñar, ofreciéndoselo a Dios, llega a santo y se gana el cielo. Vale la pena el esfuerzo en tu compañía.

– Le pido por todos

– Ayúdanos a ser valientes y defender nuestra fe. 

– Danos fuerza para resistir los problemas de cada día. 

– Que los niños no sean los mártires de la injusticia y la violencia . 

– Ruega a Dios para que seamos santos.

–  Pienso y rezo

Ahora cierro los ojos y el corazón para pensar y rezar un misterio del Rosario que corresponda al día de hoy. 1 Padrenuestro, 10 Avemarías y el gloria.

Read Full Post »

– Oración a María

Querida Madre.
Acompáñame todos los días.
Ayúdame a portarme bien
y ser un buen hijo, servicial y atento
para lo que necesiten mis papás.
Quiero ser un buen hermano,
que no discuta ni me pelee tan fácil
por cosas que no son importantes.
Dame una manito en las cosas de la escuela
y ayúdame a tener siempre
una sonrisa para todos los que me rodean.
Ayúdame a vivir haciendo el bien,
como le enseñaste a tu hijo Jesús.
Ayúdame a ser como El y quererle con el alma y la vida.

– Le cuento a la Virgen                

REINA DE LOS ANGELES, PATRIARCAS, PROFETAS, APOSTOLES. Tengo nombre de profeta , Daniel, y lo soy desde el día de mi bautizo y tú , Virgencita, eres mi reina y eres la Reina de todos los que anuncian a Jesús, o sea, de todos los misioneros, desde los ángeles hasta el último de los bautizados el día de hoy. Como eres la mamá del Rey te sientes feliz y animas al que diga así sea una palabrita bella o haga alguito bueno en nombre de tu hijo Jesús. Ayer yo sudaba frío pero me puse en tus manos, después de misa una viejecita dijo que leí como un ángel, al fin como que estoy aprendiendo a leer más despacio y sin comerme las últimas letras de las palabras, para que todos entiendan y aprovechen la lectura como nos enseña fray Domingo. Gracias, Reina mía.

– Le pido por todos

– Enséñanos a anunciar a Jesús con todas nuestras fuerzas. 

– Reina en el corazón de todos los niños del mundo. 

– Que todos disfrutemos el reino de Dios que es paz, amor y justicia.

–  Pienso y rezo

Ahora cierro los ojos y el corazón para pensar y rezar un misterio del Rosario que corresponda al día de hoy. 1 Padrenuestro, 10 Avemarías y el gloria.

Read Full Post »

Saludo

¿Cual fue mayor? ¿La alegría de María en Belén o aquella otra de la mañana de Pascua? ¿Cual fue más emotiva la de la Anunciación o, aquella otra, de la visitación a su prima Isabel?

¿Qué alegría fue más radiante? ¿La de las Bodas de Caná ante el agua convertida en vino o la sonrisa que apareció en sus labios en el encuentro con el Resucitado?

Ni mayor, ni menor. En María, todo es alegría y de la buena. Sabía que, en el principio y final de todas las cosas, Dios habitaba y, por lo tanto, sólo restaba el vivir con alegría.

El mundo en el que nos movemos está sembrado de tristezas. Es raro encontrar dos semanas seguidas, dos meses continuos, sin sobresaltos que amenazan nuestra felicidad.

¿Cual fue el secreto de la felicidad de María? Ni más ni menos que DIOS.

Dios estaba inundando todo su ser; lo que era y pensaba, lo que creía y hacía, lo que soñaba y esperaba. María, sabía perfectamente, que la armonía con Dios era fuente de paz y de felicidad.

Algo parecido nos ocurre a muchos de nosotros (pueblos, ciudades, santuarios…) cuando ponemos a María muy cerca de nuestras batallas, proyectos, ilusiones y trabajos. Sentir su compañía en el caminar, su complicidad en nuestras decisiones, su mano en el día a día, hace que nos sintamos más felices, más contentos, más dispuestos a vivir con optimismo nuestra vida.

¿Es María causa de alegría para nuestra fe? ¿Es motor de sonrisas y de horizontes nobles?

Dejemos ante su imagen, en este tiempo en el que nos preparamos a Pentecostés, estos globos.Quieren simbolizar la alegría de vivir con los colores de la fe y de la esperanza. Como María.

ORACIÓN
Porque necesitamos de una razón para estar alegres:
QUE SEAS TU, MARIA, NUESTRA SONRISA
Porque queremos vivir con más ilusión:
QUE SEAS TU, MARIA, LA RAZÓN DE NUESTRO JUBILO
Porque queremos amar con más tesón:
QUE SEAS TU, MARIA, EL MODELO DE LA ENTREGA
Porque anhelamos buscar a Dios:
QUE SEAS TU, MARIA, UNA PISTA PARA LLEGAR A EL
Porque aspiramos a la auténtica alegría:
QUE NOS LA TRAIGAS TU , MARIA, DESDE EL CIELO
Porque ambicionamos lo que no es importante:
QUE SEAS TU, MARIA, EL SENTIDO COMÚN
DE NUESTROS DESEOS
Porque el desconsuelo nos visita con frecuencia:
QUE SEAS TU, MARIA, VIENTO QUE LO ALEJE
Porque constantemente caemos abatidos:
QUE SEAS TU, MARIA, ALIENTO PARA LEVANTARNOS
Porque no manifestamos el estar contentos con nuestra fe:
INYÉCTANOS VITAMINAS DE ENTUSIASMO

Rezamos un Ave María.

Read Full Post »

Older Posts »

A %d blogueros les gusta esto: