Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘Oración’ Category

La señal

¡Bien clara la señal!

Amaos como yo os he amado,
sin trampas, sin posibles equívocos,
como quien empeña su última palabra.
Este es su testamento:
¡Amaos como yo os he amado!

Por Ti, Señor,
ofreceremos nuestras manos abiertas,
sin rencores, llenas de esperanza y cariño,
sabedores de que lo que damos o hacemos,
no sirve en un mundo en el que solo se valora
lo que tiene precio.

Por Ti, Señor,
miraremos al cielo buscando una señal de tu presencia;
y miraremos también hacia el duro asfalto
en el que hacer posible tu Buena Noticia,
la alegría de tu ser resucitado,
tu Palabra como aliento
y vida para nuestra inquieta existencia.

Pero … , ¡bien clara la señal!
Amaos como yo os he amado,
sin trampas, sin posibles equívocos,
como quien empeña su última palabra.
Este es su testamento:
¡Amaos como yo os he amado!

Por Ti, Señor,
amaremos, aun no siendo amados,
y así calmaremos y colmaremos
los corazones que necesitan paz,
las manos que se han cerrado para siempre,
los pies que han olvidado el camino,
los ojos que se han quedado ciegos de tanto esperar.

Por Ti, Señor,
mantendremos, eternamente nuevo,
tu único mandamiento:
amar sin mirar a quién;
amar sin contar las horas;
amar como argumento fundamental de nuestra vida,
buscándote y encontrándote siempre en el hermano.

¡Que la señal está bien clara!
Este es mi testamento:
¡Amaos como yo os he amado!

Anuncios

Read Full Post »

No nos dejas solos, Señor,
Tú nos envías tu Espíritu,
nos llenas de tu fuerza,
nos colmas de tu Amor,
impulsas en nosotros la ilusión por vivir,
la fuerza para amar,
el deseo de justicia y la urgencia de un buen reparto social.

Tú, Dios mío,
te apoyas en nuestra debilidad para hacernos poderosos,
cuentas con nuestras flaquezas,
para hacernos discípulos tuyos,
sabes de nuestras incongruencias

y nos sigues enviando a cumplir tu misión.

Tú, Señor,
tienes para cada uno de nosotros un proyecto concreto de vida,

un mensaje que transmitir,
una manera de vivir que contagiar,
un modo concreto de actuar, a tu manera,
para que vayamos construyendo tu reino,
para llenar la tierra de tu paz y tu bondad.

Tú, Dios de todos los hombres,
Señor de todas las cosas,

Espíritu que impulsa lo nuevo en cada uno y lo mejor en cada momento,
cuentas con cada uno de nosotros,
para convertir esta sociedad nuestra en un espacio de amor y de justicia,
en una gran familia donde reine la alegría,
donde se comparta, se ría y se festeje la unión de todos, la igualdad

y el buen reparto.

Tú tienes para cada uno grandes planes.
Hoy, aquí me tienes a mí, Señor,
dispuesto a seguirte una vez más,

a darte un sí definitivo y valiente.
No permitas que me distraiga de Ti, Dios mío.

Mari Patxi Ayerra

Read Full Post »

Oración preparatoria

Señor Jesús, ¡sí!, dame Tu paz, no una paz ficticia, sino la Tuya, la que ensancha el corazón y da esa vida que sólo Tú puedes regalar. Dame Tu Palabra un día más, dame escucharla y, amándote, guardarla, hacerla, trabajarla transformando el mundo. Dame fortaleza para seguirte en esta Palabra, y así creer y alegrarme en Ti. AMEN.

 

Jn 14, 23-29

«23Respondió Jesús y le dijo: “Si alguno me ama, guardará mi palabra, y mi Padrelo amará, y vendremos a él, y haremos morada en él.

24El que no me ama, no guarda mis palabras; y la palabra que escucháis no esmía, sino del que me envió, del Padre.

25Os he dicho estas cosas permaneciendo junto a vosotros.
26Pero el Paráclito, el Espíritu Santo, el que el Padre enviará en mi nombre, ese os

enseñará todo y os recordará todo lo que yo os dije.
27Os dejo la paz, mi paz os doy; no os la doy yo como la da el mundo.

Que no se turbe vuestro corazón ni se acobarde.
28Habéis oído que yo os dije: ‘voy y vuelvo a vosotros’: si me amarais, os alegra-

ríais de que voy al Padre, porque el Padre es más grande que yo.
29Y os lo he dicho ahora, antes de suceder, para que cuando suceda creáis”».

¡PALABRA DEL SEÑOR!

 

CONTEXTO

Desde el capítulo 13 comienza “la hora de Jesús”, que contiene tres partes: laúltima cena de Jesús con los discípulos (cap. 13-17), la pasión (cap. 18-19) y la resurrección (cap. 20-21). Tras relatar el lavatorio de pies y el anuncio de la traición de Judas, el evangelio nos presenta un discurso de Jesús (“de despedida”),en el que van interviniendo algunos discípulos con preguntas (Simón Pedro: 13,36; Tomás: 14,5; Felipe: 14,8; Judas, no el Iscariote: 14,22) para presentar nuevos temas hasta el final, en 14,31. Después, el discurso continúa con el tema de la vid verdadera (15,1ss). El evangelio de hoy es la respuesta de Jesús a la pregunta de Judas, no el Iscariote: ¿Qué pasa para que te vayas a manifestar a nosotros y no al mundo? La vida habitada por Dios Trino es la marca de los discípulos de Jesús.

 

TEXTO

No está recogida toda la respuesta de Jesús, faltan los vv. 30-31. Teniendo esto en cuenta, el texto tiene tres partes:

1.- vv. 23-25: el amor a Jesús guardando sus palabras; 2.- v. 26: la promesa del Espíritu Santo;
3.- vv. 27-29: el don de la paz y la partida de Jesús.

El texto está admirablemente construido. Tiene un término-clave, Padre, que aparece en las tres partes (2 en la primera, 1 en la segunda, 2 en la tercera) comoorigen (“el Padre envía”) y como meta (“al Padre vuelve”) de la persona de Jesús. Tiene condensado todo el misterio amoroso de Dios, Padre que envía a Jesús y al Espíritu, Hijo que dona su paz y su fortaleza, Espíritu que enseña y recuerda. Tiene también una lección ética para los discípulos: amar a Jesús, esto es, guardar su palabra. El objetivo final: creer, leer los acontecimientos, “lo que sucede”,con fe (=fiabilidad de Jesús + confianza en Jesús + adhesión existencial a él).

 

ELEMENTOS A DESTACAR

• La marca discipular: amar a Jesús, que significa guardar su Palabra; hemos de ser personas de palabra y de la Palabra. “Desconocer la Escritura es desconocera Cristo” recoge la Dei Verbum de San Jerónimo. ¿Qué papel juega la lectura atenta y orante de la Sagrada Escritura en nuestra vida de discípulos?

• La morada de Dios no es el templo, sino el discípulo: somos “morada de Dios”;¿Nos sentimos, experimentamos, vivimos desde el “ser habitados” por Otro?¿Qué consecuencias tiene para nuestra vida?

• Dios Padre es el origen y la meta de Jesús; una visión “teologal” de la vida: todo en nosotros debe tener su origen en el Padre y todo debe tener por meta al Padre: vivir como hijos y como hermanos, hijos del mismo Padre. ¿Cómo influye esto en nuestra ética discipular?

• Aprender del Espíritu de Dios: ¿en qué manera vivimos como seres espirituales? ¿Hemos experimentado el don de la paz? ¿Lo sabemos transmitir y desarrollar? ¿Qué cobardías ahogan la presencia de Dios en nosotros?

 

Paso 1 Lectio: ¿Qué dice el texto? Atiende todos los detalles posibles. Imagina la escena. Destaca todos los elementos que llaman la atención o te son muy significativos. Disfruta de la lectura atenta. Toma nota de todo lo que adviertas.

Paso 2 Meditatio: ¿Qué me dice Dios a través del texto? Atiende a tu interior. A las mociones (movimientos) y emociones que sientes. ¿Algún aspecto te parece dirigido por Dios a tu persona, a tu situación, a alguna de tus dimensiones?

Paso 3 Oratio: ¿Qué le dices a Dios gracias a este texto? ¿Qué te mueve a decirle? ¿Peticiones, alabanza, acción de gracias, perdón, ayuda, entusiasmo, compromiso? Habla con Dios…

Paso 4 Actio: ¿A qué te compromete el texto? ¿Qué ha movido la oración en tu interior? ¿Qué enseñanza encuentras? ¿Cómo hacer efectiva esa enseñanza?

Read Full Post »

Jesús nos dijo: “el que me ama guardará mis preceptos y el Padre y yo haremos morada en él”: Con esa confianza y seguridad presentamos nuestras plegarias al Padre diciendo: VEN Y ACOMPÁÑANOS SIEMPRE SEÑOR.

1.- Por la Iglesia imagen de la Jerusalén celeste, para que se vea iluminada constantemente por la Gloria de Dios. OREMOS

2.- Por los que rigen y gobiernan las naciones para que a imagen de Dios lo hagan con justicia y rectitud. OREMOS

3- Por los misioneros, los mensajeros, los profesionales de la comunicación, para que sean fieles transmisores de la verdad y desechen cualquier tentación de confundir. OREMOS

4.- Por los padres de familia y los educadores para sean justos y rectos en todos sus actos y sea el amor la guía para la educación de los niños y jóvenes. OREMOS

5.- Por los médicos, enfermeras e demás personal sanitario para que su trabajo por los demás lleve el sello de Dios que da el ciento por uno. OREMOS

6.- Por los pueblos de misión para que descubran la Verdad y la Justicia que revela la Palabra de Dios. OREMOS

7.- Para que la Paz que nos dejó Jesucristo se extienda por todos los lugares de la tierra. OREMOS

8.- Por todos nosotros presentes en la Eucaristía, para el amor y paz del Señor Jesús ilumine todos los momentos de nuestra vida. OREMOS

Danos, Señor, lo que tu pueblo pide confiado en el gran Amor que nos tienes. Por Jesucristo Nuestro Señor.

Amén


Ponemos en manos del Señor las necesidades de todos los hombres y mujeres, sobre todo las de aquellos que tienen más apremio de solución. TODO LO ESPERAMOS DE TI, SEÑOR.

1. – Pedimos al Señor, por toda la comunidad de creyentes; para que sea capaz de amarse desde la gratuidad, el servicio y la entrega. OREMOS

2. – Por el Papa Francisco, para que el Señor le siga dando la fuerza y el amor que nos demuestra en cada momento. OREMOS

3. – Suplicamos al Señor por todos los gobiernos de las naciones; para que no se cansen de esforzarse por la dignidad, la armonía y la paz de todos los que han puesto en ellos su confianza. Y que luchen ardorosamente contra la injusticia y el terrorismo. OREMOS

4. – Por los enfermos que sufren en su cuerpo y en su alma el dolor de tantas heridas abiertas; para que el Señor los proteja y encuentren esas personas amables y responsables que alivien y suavicen su enfermedad. OREMOS

5. – Por las familias, instaladas en la comodidad, el egoísmo y la apatía; para que llegue a ellas esa paz que da el Señor y que nace del diálogo, del esfuerzo, del servicio, del perdón y de la entrega. OREMOS

6. – Por todos los que estamos aquí celebrando esta eucaristía; para que seamos constructores de paz en el sitio donde Dios nos ha puesto, pidiéndole fuerza y valentía para ser portadores de su bondad y su amor. OREMOS

Señor, acepta nuestras súplicas y ayúdanos a hacer que nuestras acciones sean agradables a tus ojos. Por Jesucristo nuestro Señor.

Amén.

Read Full Post »

Oración para el Domingo V de Pascua

Oración comunitaria Domingo V de Pascua

Read Full Post »

UN LEGO MUY ESPECIAL

 

Querido Jesús. Me han regalado una caja de lego. Estoy tan contenta. Enseguida me he puesto a montarla en el salón de mi casa. Mi familia se ha puesto a ver las noticias de la tela. Y, ¿sabes lo que ha pasado? Casi todas las noticias eran malas. Personas que roban, otras que pegan, muchos que discuten… Me he puesto muy triste. ¿Por qué no hacen un telediario solo de noticias buenas? ¿Es que no hay? A ver Elena, ¿qué te preocupa? Que te veo con cara rara.Y claro, se lo he dicho a mamá. Ella me ha contado una historia de Jesús. Cierra los ojos y escúchala atentamente.

El texto es una adaptación del evangelio de Juan (Jn 13, 31-33.34-35):

A los amigos de Jesús les gustaba recordar todo lo que había ocurrido en la última cena, porque había sido cuando más cosas les había enseñado Jesús. Ahora que había resucitado intentaban acordarse de todo, para hacer lo que él les había dicho. Por ejemplo, cuando Judas se fue para entregarlo, Jesús les explicó que todo lo que iba a pasar era para mostrar mejor la grandeza de Dios. Eso al principio no lo entendían, pero ahora que había resucitado ya sabían que sí. Pero sobre todo se acordaban de sus palabras sobre el amor. Porque Jesús les había dicho que, como les quedaba poco tiempo juntos, les iba a dar el mandamiento más importante. Y es cuando les dijo: «Yo os quiero y os he querido siempre muchísimo. Pues vosotros tenéis que quereros igual unos a otros, con generosidad, sin exigencia, cuidando de verdad unos de otros. Porque esa es la señal de que sois mis amigos».

Yo también quiero ser tu amigo, Jesús. Así pasarían más cosas buenas. Seguro que a ti también te gustan los legos. Así que vamos a pensar las instrucciones que podemos seguir para construir un mundo mejor. Instrucciones que nos ayuden a poner el amor en las cosas que hacemos cada día. Yo te digo la pieza y tú piensas cómo utilizarla. ¿Vale? Si quieres puedes hablarlo con tu compañero de al lado. ¡Empezamos!

Primero, una sonrisa al día. Contágiate del virus de la alegría. ¿A quién le vas a sonreír más?

Segundo, amabilidad. ¿Con quién te cuesta ser amable? ¿Con ese amigo que te cae mal? ¿Animas con tus palabras?

Tercero, unas gafas. ¿A quién miras mal? ¿Podrías verle con otros ojos? ¿Cómo te gusta que te traten? ¡Pues haz tú lo mismo!

Cuarto, valentía. Sé el primero en amar. ¿Ayudas a tus compañeros sin que te lo pida nadie? Piensa en alguien que pueda necesitar ayuda y dársela.

Al final tendrás algo que no podrás olvidar. Habrás querido, como Jesús nos quiso a nosotros.

Poco a poco intentaré amar
A ser quien soy siendo sincero y puro
A ganarse con sudor el pan
Y a no poseer nada, nada innecesario.

Simplemente
intentaré amar.
Ser hermano,
ser universal.
Sin miedo al caminar,
sin miedo al denunciar,
sin miedo al qué dirán.

El mundo empezará a cambiar
si buscas la libertad
sin miedo en tu interior.

Simplemente intentaré amar
y a no imponer mi forma de pensar.
A ofrecer a todos lo mejor
ser hermanos entre los hermanos.

Simplemente
intentaré amar.
Ser hermano,
ser universal.
Sin miedo al caminar,
sin miedo al denunciar,
sin miedo al qué dirán.

No tengáis temor,
es Jesús quien dice
«No tengáis temor».

Plegaria interpretado por Kairoi, «Caminando»

Ahora, repite cada frase

Gracias, Jesús

Gracias Jesús, por enseñarnos a querer a todos.
Gracias Jesús, por tu ejemplo como buen amigo.
Gracias Jesús, por ayudarnos a ser buenos hijos.

¡Qué suerte haber tenido este rato de oración! Para terminar, despacio, reza un Padre nuestro

<

p style=”text-align:justify;”>Padre nuestro,
que estás en el cielo,
santificado sea tu Nombre;
venga a nosotros tu reino;
hágase tu voluntad
en la tierra como en el cielo.
Danos hoy nuestro pan de cada día;
perdona nuestras ofensas,
como también nosotros perdonamos
a los que nos ofenden;
no nos dejes caer en la tentación,
y líbranos del mal.
Amén.

Read Full Post »

Maestros del amor

Tú nos quieres hacer, Señor, maestros del amor.
Dices que en eso se notará que somos tu gente,
en que amamos intensamente,
en que somos tolerantes y comprensivos,
en que no tenemos rencor ni resentimientos
en que sabemos encontrar
lo mejor del otro,
en que nos brotan los detalles de ternura,
en que nos es fácil comprender,
en que sentimos empatía por las personas,
en que no nos cae mal nadie,
en que sabemos cuidar la amistad,
en que nos entendemos también
con los enemigos,
en que no somos vengativos ni violentos,
en que frenamos las críticas
y las maledicencias,
en que hablamos bien de los demás,
en que a nuestro lado la gente
se siente importante,
en que somos justos y honrados como ciudadanos,
en que cuidamos el medio ambiente
y la ecología,
en que anteponemos el bien de todos
al nuestro,
en que buscamos el beneficio común antes que el personal,
en que nuestra familia es más
que los nuestros,
en que nada que le ocurre al otro
nos deja indiferentes,
en que tratamos como hermanos
a todos los humanos,
en que nuestro corazón palpita misericordiosamente con el mundo,
en que nos has regalado
el no ser hijos únicos,
sino hermanos de toda la humanidad… Así nos quieres Tú, Señor,
haznos como Tú.
Impulsa en nosotros tu Amor
para que vivamos como auténticos discípulos tuyos.

Mari Patxi Ayerra

Read Full Post »

Older Posts »

A %d blogueros les gusta esto: