Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘Oración’ Category

Jueves II de Adviento

JUEVES II de ADVIENTO

(13 de diciembre)

La voz del profeta Isaías tiene que despertar en nosotros la esperanza cristiana, una esperanza de tiempos nuevos y mejores. La idea del tiempo nuevo es motivo de esperanza, pero también de esfuerzo humano.

El adviento nos hace reflexionar sobre lo peculiar que es la esperanza cristiana. Hoy en día la esperanza cristiana pretende transformar las relaciones entre TODAS las personas que poblamos este mundo.

Como cristianos nuestra tarea es cuetionar la sociedad actual y hacernos solidarios con la esperanza huaman al amparo de cualquier transformación en los hombres o en la sociedad, teniendo como meta final la construcción del Reino de Dios.

El reino de Dios no es sólo algo social y externo, sino interior y profundo. La venida del Mesías constituye el anuncio del gran gozo para el pueblo, de una alegría que conmueve hasta los mismos cielos cuando el pecador se arrepiente. El adviento nos enseña a conocer que Cristo, es la fiesta segura y definitiva de la nueva humanidad.

Anuncios

Read Full Post »

Quiero saber seguir tus pistas de vida,
pero me pego a mis túnicas,
incluso creo que no puedo vivir sin ellas.
Y busco la seguridad de mis libros,
almaceno comida,
colecciono músicas,
y tengo mil caprichos…
que sólo Tú conoces.

Quiero estar desprendido, ser libre,
no apegarme a las cosas,
que no se hagan mis dueñas…
Pero para eso necesito estar más lleno de Ti
más cerca de tus hijos necesitados,
más atento a tu mensaje,

más convencido de que Tú
eres lo único que llena,
el que calma las ansiedades y deseos.

Quiero dejarme enseñar por Ti,
a mirar, a gustar, a tocar, a escuchar,
a contemplar, a admirar, a agradecer,
a sorprenderme, a necesitar menos,
a provocar encuentros, a generar fiesta,
a celebrar la vida, a Amar como Tú.
Quiero disfrutar de tu presencia
en el silencio y vaciarme,
para dejarme llenar del todo por Ti

Mari Patxi Ayerra

Read Full Post »

MIÉRCOLES II de ADVIENTO

(12 de diciembre)

BROTARÁ

Que en nuestros días reine la justicia,
la paz llene la tierra.
Brotará tu Espíritu, Señor.
Dame espíritu de prudencia y de sabiduría.
Dame espíritu de consejo y de valentía.
Dame espíritu de ciencia y de temor de ti, Señor.
Que en nuestros días reine la justicia,
laz paz llene la tierra.
Brotará tu Espíritu, Señor.
Que se mantenga en mí la esperanza de un mundo nuevo.
Que se establezcan relaciones humanas llenas de justicia y de paz.
Que compartamos con los demás nuestras inquietudes,
nuestras verdades y nuestras mentiras.

Que valoremos a los otros y
los sintamos importantes en la vida.
Que en nuestros días reine la justicia,
la paz llene la tierra.
Brotará tu Espíritu, Señor.
Preparemos con alegría el camino al Señor.
Demos con generosidad nuestro fruto.
Convirtámonos a la Vida verdadera.
Que en nuestros días reine la jsuticia,
la paz llene la tierra.
Brotará tu Espíritu, Señor.

Read Full Post »

Oración preparatoria

Señor Jesús, en este Adviento hazte experiencia en lo profundo del corazón, en medio de Tu pueblo, en el cada día, y así acoja Tu evangelio. Dame Tu sabiduría y Tu gracia para abrirme de tal modo a Tu vida que ella se encarne en consecuencias e implica- ción real. Envíame Tu Espíritu y dame Tu mismo fuego en el corazón. AMEN.

 

Lc 3, 10-18

«10Y las muchedumbres le preguntaban [[a Juan]], diciendo: “Así pues, ¿qué haremos(= debemos hacer)?”.

11Pero, respondiendo, les decía: “El que tiene dos túnicas, que dé al que no tiene, y el que tiene alimentos, que haga lo mismo”.

12Pero fueron también unos publicanos a ser bautizados, y le dijeron: “Maestro, ¿quéharemos (= debemos hacer)?”.

13Pero él les dijo: “No exijáis más de lo que os está fijado”.
14Pero le preguntaban también unos soldados, diciendo: “¿Qué haremos (= debemos hacer) también nosotros?”.
Y les dijo: “No extorsionéis a nadie, ni denunciéis falsamente, y contentaos con vuestros salarios”.

15Pero estando expectante el pueblo y pensando todos en sus corazones acerca deJuan si no sería él el Cristo, 16declaró Juan diciendo a todos: “Yo os bautizo con agua; pero viene el más fuerte que yo, a quien no soy digno de desatar la correa de sus sandalias. Él os bautizará con Espíritu Santo y fuego. 17En su mano tiene el bieldo para aventar su parva y recogerá el trigo en su granero, pero quemará la paja con fuego que no se apaga”. 18Así, exhortando con otras muchas cosas, evangelizaba al pueblo»

¡PALABRA DEL SEÑOR!

 

CONTEXTO

Este evangelio también forma parte de la presentación de la misión y destino de Juan Bautista (Lc 3,1-20), y recoge la mayor parte de su proclamación (vv. 7-18; faltan los vv. 7-9). Es, pues, la segunda parte, la parte central, del tríptico dedicado a Juan Bautista. Después seguirá el breve relato de su destino (vv. 19-20). Y, de inmediato, la entrada en escena del Jesús adulto y en misión.

 

TEXTO

Podemos estructurar el texto en 3 partes, sucesivamente más breves:

a) vv. 10-14: tras la intervención de Juan hablando a la gente, en la que exhorta a “darfrutos dignos de conversión” (vv. 7-9, que no aparecen en el evangelio de hoy, pero conviene leer), los vv. 10-14 nos presentan la reacción de tres tipos de personajes (gente, publicanos y soldados), todos con la misma pregunta: ¿qué debemos hacer?El bautismo de Juan conlleva un determinado comportamiento ético; en sentido general, la experiencia de Dios tiene consecuencias directas en la vida; y, también,“las personas de Dios” saben cuestionar y reorientar la vida de quienes les tratan.

b) vv. 15-17: se centra en el pueblo (laos, término técnico para designar a Israel), en sus dudas sobre la identidad de Juan (v. 15), y en una solemne declaración de Juan, en la que se contrapone al auténtico Mesías que viene (el más fuerte que yo) (v. 16) y la previsión (¿acertada?) de la actuación de tal Mesías (v. 17).

c) v. 18: sumario brevísimo de la actuación de Juan. Aparece de nuevo el término“pueblo” y un verbo central del evangelio de Lucas: evangelizar, es decir, proclamar la Buena Noticia, que es la acción que, continuamente, desarrollaba Juan.

 

ELEMENTOS A DESTACAR

• Gente, publicanos, soldados… todos preguntan lo mismo: ¿qué debemos hacer?Son importantes las consecuencias prácticas del encuentro con Dios, de modo que la espera de Adviento, como tiempo de preparación para el Encuentro, tiene que provocar esa misma pregunta: ¿qué debo hacer?

• Los “tipos” de personajes son especiales, marcados algunos por el estigma de su oficio: todas las personas, en sus concretas situaciones o marcas, están llamadas a un nuevo inicio, a una vida en relación con Dios por medio de sus anunciadores.

• El “hombre de Dios”, el profeta Precursor, llega hasta los corazones de las gentes y provoca el descubrimiento, no de él, sino de quien es precursor, de Jesús: apropiación de lo divino (mensaje, comportamiento moral) para un descentramiento de sí mismo, señalando siempre al Otro, al Mesías. Ejerce verdaderamente depuente, es un auténtico acceso a Dios. Todo un ejemplo para los creyentes de hoy.

• ¡Qué suerte tenía Juan, que le llegaba tanta gente para dejarse instruir por él!Pero… ¡qué suerte tenía aquella gente, que podía encontrar verdaderamente a una“persona de Dios”! Para poder hablar de Él hay que ser de Él y tener una hondaexperiencia de Él. Así nos capacita y nos urge para la misión.

• “Exhortando con muchas otras cosas evangelizaba…”: pluralidad de modos y maneras, creatividad, inserción en la realidad… ¿Cómo ser hoy, aquí y ahora anun- ciador/a de la Buena Nueva de Jesús?

 

Paso 1 Lectio: ¿Qué dice el texto? Atiende todos los detalles posibles. Imagina la escena. Destaca todos los elementos que llaman la atención o te son muy significativos. Disfruta de la lectura atenta. Toma nota de todo lo que adviertas.

Paso 2 Meditatio: ¿Qué me dice Dios a través del texto? Atiende a tu interior. A las mociones (movimientos) y emociones que sientes. ¿Algún aspecto te parece dirigido por Dios a tu persona, a tu situación, a alguna de tus dimensiones?

Paso 3 Oratio: ¿Qué le dices a Dios gracias a este texto? ¿Qué te mueve a decirle? ¿Peticiones, alabanza, acción de gracias, perdón, ayuda, entusiasmo, compromiso? Habla con Dios…

Paso 4 Actio: ¿A qué te compromete el texto? ¿Qué ha movido la oración en tu interior? ¿Qué enseñanza encuentras? ¿Cómo hacer efectiva esa enseñanza?

Read Full Post »

Encendemos ,Señor, esta tercera luz
más cercanos ya a la noche buena de la Luz Mayor

Queremos dar testimonio de tu Luz, Señor,
como hizo Juan el Bautista,
No somos nosotros la Luz, pero sí los testigos
de la Luz verdadera venida a este mundo

Deseamos, Señor,
con esta tercera luz que encendemos,
que el fuego de tu  Espíritu encienda
nuestros corazones
y los convierta en luminarias para los demás.

Danos un corazón que vea
las necesidades de nuestro prójimo

para compartir con él lo mejor que somos y tenemos.

Quema en tu hoguera, Señor,
toda la paja de nuestras vidas
y reúne nuestros granos en pan comunitario
para renacer en Belén, la Casa del Pan.

Para que Te revelemos
como  buena y gozosa  Noticia para los hombres,
tan necesitados de reconocerse  como hijos de Dios
en la Cuna comunitaria de Belén,   

¡Marana tha, ven, Señor, Jesús!

Read Full Post »

Martes II de Adviento

MARTES II de ADVIENTO

(11 de diciembre)

¿Qué es la conversión? Parece una palabra que poco o nada tiene que ver con nosotros. La conversión no es otra cosa que cambiar desde nuestro corazón aquellas actitudes de nuestras vidas que nos llevan a obrar de modo contrario al que en verdad deseamos.

Es así de fácil y así de complicado, porque muy pocas veces nos paramos a ver qué es lo que de verdad queremos ser y cuando lo vemos no somos lo suficientemente valientes como para cambiar lo que no nos gusta y decimos “es que yo soy así” y nos quedamos en nada.

Ha habido un hombre, como tantos otros, que se atrevió a ser el mismo, fue Oscar Romero, un hombre de Dios que vivió comprometido fielmente con los hombres, a lo mejor un gran desconocido para muchos pero cerca de vuestras casas seguro que hay una calle que lleva su nombre, te animo a que la busques o a que busques una película suya, (a lo mejor la podíais ver en clase de religión, en catequesis o en casa).

Dijo cosas como estas: “Hermanos, ¡cómo quisiera yo grabar en el corazón de cada uno esta gran idea: el cristianismo no es un conjunto de verdades que hay que creer, de leyes que hay que cumplir, de prohibiciones! Así resulta muy repugnante.
El cristianismo es una persona, que me amó tanto, que me reclama mi amor.
El cristianismo es Cristo”.

Oración

Jesús, tu viniste a decirnos que lo importante es el hombre,
nosotros nos empeñamos en ponernos normas,
en tenerlo todo contralado para que nadie se salgal del camino.
Ayúdame a ver lo importante, a obrar desde el corazón
para cambiar lo torcido que hay dentro de mí,
para ayudar a cambiar a otros,
pero siempre desde el cariño y la comprensión.
Señor Jesús, enséñame a amar.

Read Full Post »

La alegría inunda nuestro corazón ante la inminente venida de Jesús. Para terminar de acondicionar nuestro interior elevamos estas súplicas al Padre repitiendo: INUNDANOS CON TU ALEGRÍA

1.- Por el Papa, los obispos y sacerdotes, que sigan mostrando al mundo la novedad y alegría del mensaje de Amor que nos trae Jesús. OREMOS.

2.- Por los enfermos, los desplazados, los que viven en soledad, para que encuentren la alegría de Cristo que ayuda a sobrellevar los problemas. OREMOS

3.- Por la paz en todos los países, ciudades, familias y personas de la tierra. OREMOS

4.- Por todos los que trabajan en las parroquias y movimientos cristianos para que irradien la alegría de sentirse hijos de Dios. OREMOS

5.- Por todos los cristianos que dejaron este mundo, acógelos Padre en tu morada eterna. OREMOS

6.- Por los que celebramos esta eucaristía para que al compartir tu mesa nos sintamos más unidos a Cristo y a los hermanos. OREMOS

En tus manos ponemos Padre estas súplicas atiéndelas con tu Amor infinito y haz que germine la semilla de tu Reino entre nosotros.

Por Jesucristo Nuestro Señor.

Amén.


Acudamos a Dios Padre con la mayor confianza para pedirle por nosotros y por todos los hombres y mujeres del mundo. MUÉSTRANOS, SEÑOR, TU MISERICORDIA.

1. – Por la Iglesia testigo de la luz; para que revise constantemente las veces que no transparenta la verdadera Luz que ilumina a todos los hombres. Y por el Papa, los obispos, los sacerdotes, los religiosos y todos los que trabajan por el bien de la Iglesia; para que hagan posible con su vida que Dios nazca de nuevo en cualquier rincón de la tierra. OREMOS

2. – Por las familias; para que no les falte el pan de cada día, ni el hogar donde vivir, ni la educación de sus hijos, ni la fortaleza de la palabra de Dios. OREMOS

3. – Por todos los que viven intranquilos, esclavos del consumismo y del lujo; para que busquen el auténtico espíritu de la navidad que les devuelva la paz. OREMOS

4. – Por los que rigen las naciones y los pueblos; para que busquen el bien de todos los hombres, especialmente de aquellos más indefensos y necesitados. OREMOS

5. – Por los aquí reunidos; para que vivamos este tiempo que falta hasta la llegada del Señor vigilantes, en oración y en amor fraterno. OREMOS

Ayúdanos Señor a acoger la Buena Noticia del evangelio y convierte nuestro duro corazón.

Por Jesucristo Nuestro Señor

Amén.


Cada vez está más cerca, algo importante para nuestra vida. El Mesías que esperábamos ya viene. Te pedimos Padre que nos ayudes a preparar nuestro corazón para recibir a tu Hijo: VEN SEÑOR JESÚS.

1.- Padre, fortalece al Papa Francisco I, a los obispos y a toda tu Iglesia, para que siga anunciando la Buena noticia que nos trae tu Hijo. OREMOS

2.- Padre, llena de tu Sabiduría los corazones de los que dirigen las naciones, para que sus decisiones se ajusten a las necesidades de sus gentes. OREMOS

3.- Padre, anima a los que se hunden, a los que sufren o están cautivos para que ante la nueva luz que nos viene, vean la solución a todos sus problemas. OREMOS

4.- Padre, consuela a los pobres y afligidos de la tierra, ellos son tus favoritos, manda sobre ellos tus favores. OREMOS

5.- Padre, ilumina el proceder de las familias, para que estén siempre alegres, sean constantes en orar y den gracias en toda ocasión. OREMOS

6.- Padre, cuida a todos los catequistas y a los que proclaman tu Palabra, para que tengan la actitud y el ejemplo del Bautista. OREMOS

7.- Padre, acoge también todas las súplicas que cada uno de nosotros lleva en su corazón y encamínanos hacía Ti. OREMOS

Padre, no tardes en aliviar a tu Pueblo que sin tu Luz anda perdido, concédele lo que confiado te pide. Por Jesucristo nuestro Señor.

Amen.

Read Full Post »

Older Posts »

A %d blogueros les gusta esto: