Oración de los fieles – Domingo XX de Tiempo Ordinario

El Señor está pendiente de aquel que cumple su voluntad. Hoy le pedimos al Padre que nos la haga ver con claridad y nos de la fuerza necesaria para seguir sus mandatos, diciendo:

PADRE DANOS UN CORAZÓN SENSATO

1. – Por el papa Francisco para que el Señor le mantenga con fuerza y salud en el primado de Pedro guiando con sabiduría a la Iglesia.

OREMOS

2. – Por los dirigentes de las naciones, para que escuchen en su interior la voz de Dios y pongan en práctica sus mandatos.

OREMOS

3. – Por todos aquellos que andan desilusionados para que encuentren en Cristo el fundamento de la vida y la razón para la salvación eterna.

OREMOS

4. – Por todos los que sufren la herida del pecado, para que, levantando un grito de socorro al Padre, encuentren la salvación que Cristo nos trae.

OREMOS

5. – Por los padres de familia, los hijos, los abuelos, para que no se cansen de buscar razones para la unidad en torno al Amor de Cristo.

OREMOS

6 – Por los que nos hemos reunido en este día a celebrar la Eucaristía, para que este sacramento nos ayude a avanzar en el camino correcto de la salvación.

OREMOS

Padre concede a tu pueblo un corazón sensato y contentadizo, que busque solamente agradarte y llegue a cumplir constantemente tu voluntad.

Por Jesucristo Nuestro Señor.

Amen.


Dirijamos nuestra oración al Padre, fuente de amor, para que conserve nuestras vidas en completa paz material y espiritual. Y respondemos:

QUE LA PAZ DE CRISTO SEA CON NOSOTROS

1. – Por el Papa Francisco, y todos los obispos de la tierra, para que sigan siempre el ejemplo de Jesús en la defensa de la auténtica Verdad y la Paz verdadera,

OREMOS

2. – Por las organizaciones internacionales y los Gobiernos de todo el mundo, para que fomenten la paz interna y la concordia entre todas las naciones.

OREMOS

3. – Por Siria, Iraq, Libia y otras naciones del mundo, para que cese la violencia y puedan construir un reino de paz y amor,

OREMOS

4. – Por España y otras naciones de Europa, para que la paz reine como verdad absoluta.

OREMOS

5. – Por los violentos, los terroristas, los narcotraficantes, para que el Amor de Dios sepa convertirlos a la paz. Y nosotros sepamos perdonarlos y rezar siempre por ellos.

OREMOS.

6. – Por las víctimas de la violencia y el terrorismo, para que el Señor Jesús las acoja a su Reino y enjugue las lagrimas de sus familiares que sufren cerca de nosotros.

OREMOS.

7. – Por nosotros, presentes en esta Eucaristía dominical, para que seamos constructores de la paz y evitemos toda clase de rencillas, familiares, vecinales o nacionales.

OREMOS

Recibe, Dios Padre Nuestro, las oraciones que te dirigimos hoy, para que la Verdad y la Paz de Jesús reinen en nuestros corazones y en nuestras comunidades.

Te lo pedimos por Jesucristo Nuestro Señor.

Amen.

Anuncios

Oración de los fieles – Domingo XIX de Tiempo Ordinario

A estar alerta, nos invita el Evangelio. Una tarea dura, pues siempre nos dejamos llevar. Hoy pedimos al Padre que nos ayude a discernir su voluntad y nos de fuerza para llevarla a cabo. Repetimos:

SEÑOR, DESPIÉRTANOS HACIA TI.

1.- Por la Iglesia, el Papa y los Obispos, los sacerdotes y diáconos para que nunca dejen de anunciar y servir a Cristo con sus palabras y sus obras. OREMOS

2.- Por todos los pueblos del mundo para que vuelvan sus ojos hacia el Padre y abandonen las sendas que llevan a su perdición. OREMOS

3.- Por los enfermos, los pobres, los que están sin trabajo o viven lejos de su casa, para que descubran en estos acontecimientos la cercanía del Señor y Él los saque de esta difícil situación. OREMOS

4.- Por los que disfrutan de las vacaciones, para que sea este un momento de pasar más tiempo junto al Señor, en la oración y la Eucaristía. OREMOS

5.- Por los jóvenes para que vivan siempre en esa tensión que necesita quien sigue a Cristo y vive el Evangelio. OREMOS

6.- Por todos los que participamos de la mesa del Señor, para que constantemente estemos en actitud de escucha a la voluntad del Padre. OREMOS

Padre, atiende con generosidad estas plegarias que tu pueblo humildemente te presenta.

Te lo pedimos por Jesucristo Nuestro Señor.

Amen.


Danos fuerza Señor, y no dejes de alimentar a tu pueblo que confiadamente presenta estas súplicas. Repetimos:

ESCUCHA A TU PUEBLO, SEÑOR.

1. – Por el Papa, los obispos, sacerdotes todos aquellos que proclaman al mundo el Pan de Vida, para no se cansen nunca de proclamar la eficacia de la Eucaristía. OREMOS

2. – Por los presidentes de estado y de gobierno, por los presidentes regionales y locales, para que actúen de forma conjunta y esto revierta en beneficio del pueblo. OREMOS

3. – Por aquellos que sufren desesperación, por los que dudan ante el valor de la vida, para que se vean alimentados con la fuerza de Dios para enfrentar la dificultad del camino. OREMOS

4. – Por los creyentes que se encuentran alejados de Dios, para que encuentren en la oración la ayuda ante sus angustias. OREMOS

5. – Por todos los que se encuentran de vacaciones para que estos días sean estímulo para acercarse más asiduamente a la oración y la eucaristía. OREMOS

6. – Por todos nosotros, para que como nos pide Pablo seamos buenos comprensivos y misericordiosos. OREMOS

Padre, atiende estas plegarias y aquellas otras necesidades que sabes que tenemos.

Te lo pedimos por Jesucristo nuestro Señor.

Amen.

Oración de los fieles – Domingo XVIII de Tiempo Ordinario

La gran lección de hoy es no codiciar los bienes de este mundo. Como nos enseñó Cristo pidamos sólo el pan cotidiano:

PADRE, DANOS EL PAN COTIDIANO.

1. – Por el Papa Francisco, por los obispos, sacerdotes y diáconos, para sea su afán procurar el descanso en el caminar de sus fieles. OREMOS

2. – Por los que rigen las naciones, para sea su afán buscar la prosperidad y la paz en los pueblos de la tierra. OREMOS

3. – Por los médicos y sanitarios para que sea su afán buscar el bienestar de sus pacientes y la defensa de la vida. OREMOS

4. – Por los maestros y educadores, para que sea su afán el desarrollo integral de sus discípulos y hagan desarrollar en ellos todas sus cualidades. OREMOS

5. – Por todos los que han perdido la fe, para que sea su afán perseverar en las conductas que recibieron y reciban de nuevo la luz de la fe. OREMOS

6. – Por todos nosotros para que sea nuestro afán buscar al Padre y atender a los hermanos.

Padre haz la vida de tus fieles tienda hacia Ti, dando el valor justo a las cosas que tú creaste. Te lo pedimos por medio de Jesucristo nuestro Señor

Amen.


Tú nos das todo lo que necesitamos, sólo tu mano nos sacia y nos da hartura de balde. Sabemos que junto a ti no nos faltará nada, por eso repetimos:

QUE NADA NOS APARTE DE TI.

1. – Te pedimos, Señor, por el Papa, los obispos y los sacerdotes que hacen posible tu presencia eucarística entre nosotros. OREMOS

2. – Te pedimos, Señor, por los dirigentes de las naciones para que contando con la ayuda de lo alto conviertan su trabajo y esfuerzo en bienestar de todos sus súbditos. OREMOS

3. – Por todos aquellos que tienen lo justo para sobrevivir, para que poniéndolo en tus manos vean saciadas sus necesidades sobradamente. OREMOS

4. – Por aquellos cuya fe se desvanece para que con la escucha frecuente de la palabra de Dios su fe se alimente y crezca. OREMOS

5. – Por todos los pueblos que pasan hambre, para que con los panes y peces que nosotros aportemos, puedan, con la ayuda de Cristo, salir adelante y prosperar. OREMOS

6. – Por todos nosotros para que tengamos la misma seguridad que Pablo cuando nos dice que nada podrá apartarnos del amor de Cristo. OREMOS

Señor, tu que atendiste la oración de tu Hijo y multiplicaste por su acción los panes y los peces, atiende también las súplicas que hoy te presentamos. Por Jesucristo nuestro Señor.

Amen.

Oración de los fieles – Domingo XVII de Tiempo Ordinario

En este día que el Señor Jesús nos ha enseñado a orar al Padre, hagamos nuestras peticiones para que nunca falte la oración entre nosotros y en todos los pueblos de la Tierra.

Y respondemos:

VENGA A NOSOTROS TU REINO

1. – Por el Papa, los obispos, los presbíteros pero que muestren su celo al fomentar la oración y ellos no se olviden, nunca, de rezar más y más. OREMOS.

2. – Por las comunidades contemplativas y conventuales, para que Dios les dé fuerza para seguir orando por todos nosotros. OREMOS

3. – Por los maestros, profesores, catequistas, para que aumenten su esfuerzo y su calidad de enseñanza, a la hora de enseñar a rezar a los niños y los jóvenes. OREMOS.

4. – Por las comunidades parroquiales para que sepan que su principal misión es rezar, y que una vez comprendido esto se esfuercen en ayudar a los hermanos que sufren y nada tienen. OREMOS

5. – Por los pobres, los enfermos de cuerpo y alma, los abandonados, los solitarios, para que sepan que la oración es consuelo y que Dios ayuda a quien pide. OREMOS

6. – Por todos y cada uno de nosotros, por nuestros familiares y amigos, para que oremos constantemente y llevemos el mensaje de la oración a todo el mundo. OREMOS

Escucha, Padre, esta oración que hacemos hoy, según tu Hijo nos enseñó. Y te lo pedimos, por Él, por Jesucristo Nuestro Señor,

Amén.


Elevemos nuestras plegarias a Dios Padre y repitamos como en Padrenuestro:

HÁGASE TU VOLUNTAD

1. Padre Nuestro, acompaña a nuestro Papa Francisco para que gobierne a este pueblo numeroso que es la Iglesia. OREMOS

2. – Padre Nuestro, acompaña a nuestros gobernantes y políticos para que sepan discernir el bien del mal y contribuyan al desarrollo de los pueblos. OREMOS

3. – Padre Nuestro, acompaña a todos aquellos que llamaste a servirte, para que perseverando en el amor sean glorificados en tu Reino. OREMOS

4. – Padre Nuestro, acompaña y fortalece a aquellos que aún no han encontrado fe, para que estén atentos a tus palabras y descubran ese tesoro que llevan dentro. OREMOS

5. – Padre Nuestro, acompaña a todos los vendedores y hombres de negocios para que no se dejen arrastran por los “tesoros” de este mundo. OREMOS

6. – Padre Nuestro, acompaña a los que disfrutan de un tiempo de calma para que durante este descanso redescubran el tesoro de las relaciones personales. OREMOS

7. – Padre Nuestro, acompaña a todos los que estamos presente en esta Eucaristía para que un día disfrutemos del Banquete que nos tienes preparado. OREMOS

Padre, acoge estas plegarias que tu pueblo confiado te presenta. Por Jesucristo nuestro Señor.

Amen.

Oración de los fieles – Domingo XVI de Tiempo Ordinario

Padre, nos sentamos a tus pies como hizo María la de Betania a los pies de tu Hijo, y desde esta humildad te presentamos nuestras necesidades: 

PADRE, CON HUMILDAD, TE LO PEDIMOS.

1. – Por el Papa, los obispos y sacerdotes para que, a pesar de las dificultades, ya sufridas por Pablo, anuncien el mensaje completo. OREMOS

2. – Por los que rigen las naciones, para que estén pendientes de sus súbditos como Abraham atendió a aquellos tres hombres. OREMOS

3. – Por todos los enfermos y necesitados, para que en el Evangelio de Cristo encuentren la fuerza para ofrecer sus dolores por la Iglesia que es su Cuerpo. OREMOS

4. – Por aquellos que dedican su vida a la oración, para que como María estén siempre a los pies de Jesús. OREMOS

5. – Por todos nosotros que nos afanamos en servir al Señor, para que seamos confortados y podamos descansar, algunos ratos, a los pies del Señor. OREMOS

Padre, ponemos ante ti estas súplicas y aquellas otras que llevamos en nuestro corazón. Atiende con bondad y magnanimidad aquello que humildemente te pedimos. Por Jesucristo Nuestro Señor

Amen.


Oremos a Dios Padre por nuestras necesidades y por las de todo el género humano, que espera en Jesús su liberación definitiva. Y respondemos:

DANOS COBIJO EN TU CASA, SEÑOR

1. – Por la Iglesia, el Papa, obispos, presbíteros, diáconos, ministros y todo el pueblo de Dios, para que sepan entender profundamente la hospitalidad que Jesús da con su Cuerpo y Sangre OREMOS

2. – Por los emigrantes, refugiados y todos aquellos que están obligados a estar fuera de su país y de su hogar, para que todos seamos capaces de ofrecerles nuestra hospitalidad y nuestro apoyo. OREMOS

3. – Por los organismos internacionales y por todos los Gobiernos del mundo, para que sepan crear acciones y leyes que ayuden a los emigrantes y a todos los desplazados. OREMOS

4. – Por todas las mujeres, y en especial por las amas de casa, para que Dios las ilumine en la creación y mantenimiento de hogares adecuados para todos. Y que ellas, en su servicio a los demás, sepan reconocer la necesidad de ayuda que tienen los sin hogar. OREMOS

5. – Por los padres y madres de familia, para que sepan defender sus hogares, y reconozcan la necesidad de que todo el mundo tenga un hogar digno, OREMOS

6. – Por todos los aquí reunidos, para que comprendamos, en definitiva, que el Cuerpo y la Sangre de Cristo son la base de nuestro verdadero hogar, OREMOS

Recibe, Dios Nuestro, las oraciones que te presentamos con fe y humildad, dígnate aceptarlas,

Por Jesucristo Nuestro Señor

Amen.

Oración de los fieles – Domingo XV de Tiempo Ordinario

Hoy nos enseñas a cuidar a todos, pues todos son nuestros hermanos y tenemos a Dios como Padre. A ese Padre que nos cuida presentamos nuestra oración:

PADRE, ATIENDE NUESTRA PLEGARIA.

1. – Por el Papa, los obispos y sacerdotes para que vean a Cristo como el único maestro y así nos lo muestren. OREMOS

2. – Por los que rigen las naciones, para que atiendan a su pueblo como aquel samaritano. OREMOS

3. – Por todos los enfermos y necesitados, para que nunca se sientan desatendidos y siempre haya personas dispuestas a ayudarles. OREMOS

4. – Por aquellos que se ponen en camino por vacaciones o motivos de trabajo, para que éste discurra tranquilo y lleguen sin problemas a su destino. OREMOS

5. – Por todos nosotros para que ante cualquier circunstancia de la vida, el señor nos inspire los mismos sentimientos que al buen samaritano. OREMOS

Padre acompaña nuestro caminar y atiende nuestra súplicas igual que aquel samaritano atendió a aquel hombre. Te lo pedimos por medio de Jesucristo nuestro Señor

Amen.


Pidamos a Dios Padre su apoyo, su gran amor y que atienda nuestras súplicas que hacemos por las necesidades de todo el género humano. Y respondemos:

PADRE ESCUCHANOS.

1.- Por el papa Francisco, por el Obispo de nuestra diócesis y por todos los obispos de la tierra, para que cuiden con amor solícito al pueblo de Dios. OREMOS

2.- Por los gobernantes de todo el mundo, para que con su esfuerzo consigan la paz y la prosperidad en las naciones. OREMOS

3.- Por los encargados de la seguridad y de la convivencia públicas, para que nuestros caminos sean seguros y vías de buena relación con los hermanos, OREMOS

4.- Por todos aquellos que han sido víctimas de la violencia y han sufrido el daño de los delincuentes o de los terroristas, para que el Señor les ayude en esos malos momentos, y convierta en pacíficos a los agresores. OREMOS

5.- Por los periodistas, profesores, maestros, educadores, catequistas, todos ellos forjadores de la correcta opinión pública, para que se esfuercen en inculcar la paz, el respeto a la justa propiedad y a las personas, para que cada uno disfrute en paz de los bienes que ha obtenido OREMOS

6.- Por nosotros, por nuestros familiares, amigos y vecinos, para que el Espíritu del Señor nos inspire una vida pacifica y solidaria, todos juntos y unidos. OREMOS

Protege, Dios Padre de todos, al pueblo que implora tu ayuda.

Por Jesucristo, Nuestro Señor,

Amén.

Oración de los fieles – Domingo XIV de Tiempo Ordinario

Señor, siguiendo las instrucciones que das a los tuyos a la hora de emprender el camino, presentamos estas necesidades que encontramos en el nuestro:

SEÑOR, ENVIA TU CONSOLACIÓN.

1. – Igual que aquel día “El Señor designó a otros setenta y dos”, te pedimos hoy por aquellos que un día designaste para propagar tu mensaje, el papa, los obispos, sacerdotes… OREMOS

2. – Igual que aquel día nos dijiste que “el obrero merece su salario”, te pedimos hoy por todos los trabajadores y aquellos que están desempleados, para que puedan vivir de su trabajo. OREMOS

3. – Igual que aquel día nos dijiste “Poneos en camino”, te pedimos hoy por aquellos que se sienten llamados a seguirte para que den el paso sin miedo al camino. OREMOS

4. – Igual que aquel día dijiste “Quedaos en la misma casa” te pedimos hoy por aquellos que nos visitan para su estancia entre nosotros sea agradable y gratificante. OREMOS

5. – También nos dijiste “La mies es abundante y los obreros pocos”, por todos nosotros para que veamos como propia la tarea de la Iglesia y demos una respuesta generosa. OREMOS

6.- Aquel día nos dijiste “estad alegres porque vuestros nombres están inscritos en el cielo”, por todos los habitantes del mundo para que su alegría sea propiciada por sentirse hijos de Dios. OREMOS

7.- Aquel día nos mandaste “decid: Paz a esta casa”, y hoy seguimos pidiendo paz para todas las casas y hogares de nuestra tierra. OREMOS

Señor haz que siempre siguiendo tus pasos vayamos acercando nuestro modo de vivir a lo que Tu, en tu infinita bondad, tienes reservado para nosotros. Te lo pedimos a Ti que junto al Padre vives y reinas por los siglos de los siglos

Amen.


Oremos a Dios Padre, por mediación de Jesucristo, por todas nuestras necesidades y por lo que anhela la humanidad entera para vivir en Paz.

Y respondemos.

SEÑOR, DANOS TU PAZ

1. – Por el Papa, los obispos, sacerdotes, diáconos y todas las personas que en el seno de la Iglesia se dedican a servir al pueblo de Dios. OREMOS

2. – Por quienes rigen los Gobiernos del mundo y por aquellos que trabajan en los organismos internacionales, para el Espíritu Santo los ilumine con propuestas de paz y concordia. OREMOS

3. – Por todas las personas que trabajan en el sector del transporte, y por los conductores automovilistas de todo el mundo, para trabajen con responsabilidad y sepan llegar a buen destino la preciosa mercancía que transportan en este tiempo de vacaciones. OREMOS

4. – Por los pobres, los marginados, los ancianos, los abandonados, los enfermos de cuerpo y alma, y todos aquellos que no consiguen nunca el menor descanso, para que Dios les inspire en la idea que es el conocimiento de Cristo, el mejor descanso de cuerpo y alma. OREMOS

5. – Por aquellos que atacan nuestra justa convivencia, los terroristas, los inductores de guerras y conflictos, para que Dios les convierta y les haga llegar al conocimiento de la Paz de Cristo OREMOS

6. – Por nosotros mismos, presentes en esta Eucaristía –y por los que no pudieron o no quisieron venir—para que Cristo nos lleve a una zona de descanso espiritual y físico, como hizo con los 72 discípulos que mandó a predicar. OREMOS

Escucha, Dios Padre Nuestro, las súplicas que confiados te hacemos.

Por Jesucristo Nuestro Señor