Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘Pastoral infantil’ Category

MONICIÓN DE ENTRADA

Bienvenidos, una vez más, al encuentro con el Señor. ¿AL encuentro? Sí, porque venir a la Eucaristía, es querer encontrarnos con todo lo que el Señor dijo e hizo por el hombre.

Hoy, por ejemplo, Jesús nos indica que el servicio y la humildad, son características que hemos de llevar a cabo y guardar sus amigos.

Muchas personas quieren ser siempre los primeros en todo. Pero, los cristianos, hemos de ser los primeros en ser generosos, en demostrar nuestra alegría y sobre todo en buscar siempre el bien de los demás.

Iniciamos esta celebración, como siempre, con el canto que nos alegra el corazón y nos lleva hasta Dios.

 

PENITENCIAL

1- Es más importante SER que TENER. Pero, la humanidad, pone más empeño en el acaparar bienes que en el buscar la justicia de los hombres. Señor, ten piedad

2- Creer, ser cristiano, significa ir contracorriente. Es decir; ser valiente cuando surgen dificultades. Pidamos perdón al Señor por nuestra debilidad. Cristo, ten piedad

3- Muchas de las cosas malas que ocurren en el mundo, es fruto de la envidia, del orgullo y de la rivalidad de los hombres con los hombres. Pidamos perdón por no buscar lo que nos une. Señor ten piedad.

 

MONICIÓN A LAS LECTURAS

Nunca nos tiene que dar pena el mostrar la cara más bonita de nuestra vida cristiana: nuestra forma de ver el mundo, las personas o los acontecimientos.

Además, la segunda lectura de hoy, nos indica cuales son los caminos que conducen al hombre a su ruina, a no ser felices.

Finalmente, en el evangelio, Jesús nos recuerda que seguirle es difícil. Pero que, el día de mañana, veremos el valor de todo lo realizado en su nombre. Escuchemos con atención.

 

ORACIÓN DE LOS FIELES

1. Un recuerdo especial por el Papa Francisco Por nuestro Obispo (XXX). Por los sacerdotes. Para que nos animen a buscar siempre, en el servicio, nuestra alegría y nuestro orgullo. Roguemos al Señor.

2. Por todos los que han comenzado el colegio. Por los profesores. Para que crezcamos en sabiduría. Para que aprovechemos este tiempo para llenarnos de sabiduría. Roguemos al Señor.

3. Por todos los que dividen. Por los que enfrentan a los países y a las religiones. Por todos aquellos que sólo piensan en sí mismos. Para que vuelvan al camino del bien. Roguemos al Señor.

4. Para que no seamos envidiosos. Para que promovamos siempre la paz, el desarrollo y la comunión de todos con todos. Roguemos al Señor.

 

OFRENDAS

1.- Con este cartel “ENVIDIA, ORGULLO, LUCHAS, MALDAD” queremos representar lo que en el mundo sobra y lo que en el mundo hace tanto daño. Que el Señor nos ayude a superarlo.

2.- Con esta jarra, un plato y la servilleta, queremos manifestar ante el Señor nuestro deseo de servir a los demás con generosidad. Que nunca nos cansemos de hacerlo.

3.- Con el PAN Y EL VINO traemos hasta el altar lo que nos hace falta para caminar como hijos de Dios. EL Cuerpo y la Sangre del Señor.

 

ORACIÓN

AYÚDAME, SEÑOR
A servir,
aunque no sea recompensado
A no ser envidioso
y conformarme con lo que tengo
A no ser rival de nada
y ser hacedor de paz
A no buscar sólo mi interés
y también el de los demás
A ser fuerte
cuando las dificultades salgan a mi encuentro
A luchar
por lo que de verdad merezca la pena
A no apartarme de Ti
cuando algunos intenten hacerlo
AYUDAME, SEÑOR

Anuncios

Read Full Post »

Salieron de allí y atravesaron Galilea. Jesús no quería que se supiera, porque estaba enseñando a sus discípulos. Les decía: «El Hijo del hombre va a ser entregado en manos de los hombres; lo mata- rán y, después de muerto, a los tres días resucitará». Pero ellos no entendían estas palabras y no se atrevían a preguntarle.

Llegaron a Cafarnaún y, una vez en casa, les preguntó: «¿Qué discutíais por el camino?». Pero ellos callaban, porque en el camino habían discutido sobre quién entre ellos sería el más grande.

Jesús se sentó, llamó a los doce y les dijo: «El que quiera ser el primero que sea el último y el servidor de todos». Tomó en sus brazos a un niño, lo puso en medio de ellos y les dijo: «El que acoge a uno de estos pequeños en mi nombre me acoge a mí; y el que me acoge a mí, no es a mí a quien acoge, sino al que me ha enviado a mí».

Marcos 9, 30-37

 

Comentario del Evangelio

Lo nuestro es servir a los demás, es hacer por los demás lo que a veces no es lo que más me gusta, sino lo que más necesitan las personas que lo están pasando mal.
El que quiera ser el primero, que sea el último, nos dice Jesús. No lo puede decir más claro. Debemos darnos cuenta que vivimos en un mundo donde hay demasiadas personas que tienen problemas, que pasan hambre, que no son libres, que están tristes…

Nosotros estamos llamados a estar con esas personas y a hacer lo posible para que puedan ser felices. Eso lo tenemos que hacer de manera individual en nuestra vida y también todos juntos como Iglesia.

 

Para hacer vida el Evangelio

• ¿Alguna vez has hecho algo bueno por los demás? Seguro que si. Escríbelo a continuación…

• ¿Podemos los cristianos pasar de los problemas de las personas? ¿Por qué tenemos que ayudar a las personas que tienen problemas?

• Escribe un compromiso que te ayude a estar pendiente de los problemas de las personas y puedas así ayudarles.

Oración

Mientras cada persona piensa en sí misma,
desde el momento de nacer

hasta el de expirar,
Tú nos invitas a pensar en el otro primero,
a servirle, a entregarnos,

a anteponerlo a uno.
Todos tenemos en el fondo,
deseos de ser el primero,
pero Tú cambias nuestras tendencias más profundas,
proponiéndonos que el otro

sea antes que yo,
y sus necesidades antes que las mías.
Tú, Señor, revolucionas el mundo,
cambias nuestra forma de ser

y nos convences de que así, sirviendo,
es como uno consigue ser feliz…

Read Full Post »

XXV Domingo del Tiempo Ordinario
23 Septiembre 2018

Sabiduría 2, 12.17-20; Salmo 53; Santiago 3, 16-4, 3; Marcos 9, 30-37

“Si alguno quiere ser el primero, que sea… el servidor de todos”

En aquel tiempo, Jesús y sus discípulos atravesaban Galilea, pero él no quería que nadie lo supiera, porque iba enseñando a sus discípulos. Les decía: “El Hijo del hombre va a ser entregado en manos de los hombres; le darán muerte, y tres días después de muerto, resucitará”. Pero ellos no entendían aquellas palabras y tenían miedo de pedir explicaciones. Llegaron a Cafarnaúm, y una vez en casa, les preguntó: “¿De qué discutían por el camino?” Pero ellos se quedaron callados, porque en el camino habían discutido sobre quién de ellos era el más importante. Entonces Jesús se sentó, llamó a los Doce y les dijo: “Si alguno quiere ser el primero, que sea el último de todos y el servidor de todos”. Después, tomando a un niño, lo puso en medio de ellos, lo abrazó y les dijo: “El que reciba en mi nombre a uno de estos niños, a mí me recibe. Y el que me reciba a mí, no me recibe a mí, sino a aquel que me ha enviado”.

 

Reflexión

En la mente de nuestra sociedad, hay que tratar y ser el primero en todo siempre. Nos gusta ser el primero en la clase o en el equipo de deporte. Queremos tener la ropa más linda, o los juguetes mejores. En nuestra sociedad, quién tiene más vale más. Jesús cambia el orden de las cosas. Para Jesús, el primero es el que sirve a todos. ¿Cómo podemos poner las necesidades de otros delante de los deseos de nosotros? Jesús quiere amor y paz entre nosotros y lo adquirimos poniendo a los demás primero.

 

Oración

Jesús, cuando queremos ser los más importantes y que todos nos obedezcan y honren, enséñanos a escucharte. Ayúdanos a sembrar paz en nuestro hogar, tratándonos unos a otros con bondad, comprensión y aprecio por lo mucho bueno que tenemos cada uno. Amen.

Read Full Post »

Jesús se ha dado cuenta que entre sus discípulos ha empezado a aparecer la soberbia y el egoísmo. Esos pecados que nos hacen sentirnos superiores a los demás, y querer ser el centro de todo, los más importantes, a quienes todos atiendan. Y una vez más Jesús les hace ver que Dios no piensa como nosotros. Para él, el más importante, no es al que todos sirven sino el que más sirve a los demás, el que se pone al final, el humilde.

Y para muestra de humildad, pone a un niño y agrega que, quienes reciben a los que son humildes como niños, lo reciben a Él y a su Padre.

Ser humildes significa valorar nuestras cualidades, pero también reconocer nuestros defectos y las cualidades de los demás. Significa tener presente que todos somos igualmente valiosos por el hecho de ser hijos de Dios.

Cuando somos humildes, reconocemos que necesitamos de los demás, como ellos de nosotros. Que lo que Dios nos dio, nos lo dio para servicio de nosotros y de los que nos rodean, que somos enviados de Dios para servir y salvar a otros.

Jesús, a pesar de ser el mismo Dios, vivió en la tierra con humildad.

¿Cómo puedo buscar servir a los demás con humildad, en casa, en la calle, en la escuela, en la iglesia…?

Read Full Post »

Para la catequesis de los más peques.

Epifanía del Señor

Domingo XXV de Tiempo Ordinario

Epifanía del Señor

Colorear

Epifanía del Señor

Crucigrama

Epifanía del Señor

Sopa de letras

Epifanía del Señor

Busca las palabras

Read Full Post »

MONICIÓN DE ENTRADA

Muy buenos días a todos. En el mundo, cada día con más frecuencia, se responden a muchos interrogantes. Pero, en cambio, hay otros que jamás el mundo podrá contestar con total seguridad. Por ejemplo, sobre Dios.

Hoy, el Señor, nos interroga a nosotros: “QUIEN SOY YO”. Pues ojalá, que con nuestras obras, palabras, conocimiento y oración, podamos responderle: TÚ ERES EL HIJO DE DIOS VIVO.

A veces será duro. Pero, el Señor, nos dará la fuerza necesaria para seguir en el camino de la fe.

Nos ponemos de pie y cantamos.

 

PENITENCIAL

-Porque decimos ser amigos de Jesús y nos cuesta hablar de El allá donde estamos. Señor ten piedad.

-Porque, otras veces, desconocemos quien es Cristo. Porque no leemos lo suficiente o nada la Biblia. Cristo, ten piedad

-Porque, además, pensamos que el Señor como es tan bueno perdonará todas nuestras ofensas y errores y no nos esforzamos en mejorar. Señor, ten piedad

 

MONICIÓN A LAS LECTURAS

Las lecturas que vamos a escuchar en este domingo nos invitan a dirigirnos al Señor con una verdad y sinceridad de nuestra vida. Entre otras cosas, con las buenas obras, el testimonio de fe y el conocimiento de Jesús, sabremos si –nuestra FE- es auténtica o solamente un adorno en nuestra vida.

Escuchemos con atención.

 

ORACIÓN DE LOS FIELES

-Por la Iglesia. Para que trabaje para que, todos los cristianos, lleguen a un conocimiento más real y entusiasta de Jesucristo. Roguemos al Señor.

-Por todos los que nos decimos cristianos. Para que seamos fuertes. Para que no nos acobardemos ante las dificultades. Roguemos al Señor.

-Por todos los que dudan. Por los que son cristianos pero no viven como tales. Roguemos al Señor

-Por los sacerdotes. Para que el Señor les bendiga y les llene de todos los dones del Espíritu Santo. Roguemos al Señor.

-Por los que no se preguntan por nada. Por los que viven sin sentido. Por los que han perdido la alegría de creer y esperar en Dios. Roguemos al Señor.

-Por todos los que han comenzado el curso. Para que este año sea un tiempo de crecimiento y de esfuerzo personal. Roguemos al Señor.

 

OFRENDAS

-¿QUÉ SOMOS? Con esta cartulina “QUE SOMOS” queremos ofrecer al Señor nuestro deseo de mejorar como cristianos. Que nunca dejemos de preguntarnos sobre nuestra amistad con Cristo.

-CON ESTOS GLOBOS queremos simbolizar la belleza de la fe. Pero que no nos quedemos en la superficialidad. Que vayamos al fondo de las cosas.

-CON EL PAN Y EL VINO traemos hasta el altar los trabajos y los esfuerzos de los sacerdotes. Que este Año Sacerdotal sea una oración constante por su vida y su testimonio.

 

ORACIÓN FINAL

TÚ ERES EL HIJO DE DIOS
Y nosotros hermanos en la fe
Caminando por tus senderos
Escuchando tus Palabras
Viviendo en el Espíritu Santo

TÚ ERES EL MESÍAS
El que nos salva cuando nos perdemos
El que nos levanta cuando caemos
El que nos fortalece cuando nos debilitamos

TÚ ERES EL HIJO DE DIOS
El que envía el Padre para que le veamos
El que envía el Padre para que le amemos
El que envía el Padre para que le adoremos
El que envía el Padre para que te sigamos

TÚ ERES EL MESÍAS
Amén

Read Full Post »

Salió Jesús con sus discípulos hacia las aldeas de Cesarea de Filipo, y en el camino les preguntó: «¿Quién dice la gente que soy yo?». Ellos le dijeron: «Unos que Juan el Bautista, otros que Elías y otros que uno de los profetas».

Él les dijo: «Y vosotros, ¿quién decís que soy?». Pedro tomó la palabra y dijo: «Tú eres el mesías». Y Jesús les ordenó que no se lo dijeran a nadie.

Desde entonces comenzó a declararles que el hijo del hombre tenía que padecer mucho, ser rechazado por los ancianos, los sumos sacerdotes y los maestros de la ley, morir y resucitar al tercer día. Esto lo decía con toda claridad. Pedro se lo llevó aparte y se puso a reprenderle. Jesús se volvió y, mirando a sus discípulos, riñó a Pedro diciéndole: «¡Apártate de mí, Satanás!, porque tus sentimientos no son los de Dios, sino los de los hombres».

Llamó a la gente y a sus discípulos y les dijo: «El que quiera venir en pos de mí, niéguese a sí mismo, tome su cruz y sígame. Porque el que quiera salvar su vida la perderá, pero el que pierda su vida por mí y por el evangelio la salvará.

Marcos 8, 27-35

 

Comentario del Evangelio

Y tú, ¿quién dices que es Jesús? ¿Quién es Jesús para ti? No podemos decir que somos cristianos y que eso no suponga algo muy importante en nuestra vida.

Por ejemplo, muchas veces vemos a las personas que son seguidores de un equipo de fútbol o son seguidores de algunos cantantes y hacen todo lo posible por estar en un partido de fútbol o en un concierto.

Nuestra pasión es Jesús y debemos vivirlo así… y transmitirlo a los demás. ¿Somos realmente así? ¿Vivimos a tope que somos cristianos? Debemos animarnos unos a otros para vivir con alegría el Evangelio.

 

Para hacer vida el Evangelio

• ¿Quién es para ti Jesús? Piesa durante un rato y escribe con sinceridad quién es para ti Jesús.

• ¿Cómo debemos vivir los cristianos ser seguidores de Jesús? ¿Y cómo lo debemos transmitir a los demás?

• Escribe un compromiso que te ayude a vivir a tope ser una persona que vive a tope ser seguidora de Jesús.

Oración

¿Quién decimos que eres, Señor?
¿Cómo te presentamos a los otros?
En este momento de la historia,
los dioses son:
el dinero, el prestigio, el trabajo,
la realización personal y el viajar.
La gente cree que no te necesita.
¿Cómo deberíamos hablar de Ti?
¿Cómo podríamos contagiar su vida
de tu presencia?
¿Cómo decir que Tú llenarías sus vacíos,
calmarías sus ansiedades,
relajarías su estrés
y colmarías su vida de ilusión y de sentido?

Haznos profetas, Señor,
que sepamos hablar de Ti
con lenguaje de hoy,
que no te presentemos en forma caducada,
ni envuelto en normas o ritos huecos,
sino como propuesta concreta de vida.

Read Full Post »

Older Posts »

A %d blogueros les gusta esto: