Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘Pastoral infantil’ Category

FESTIVIDAD DE SAN JUAN BAUTISTA
“Juan es su nombre”

24 de junio de 2018

(En estos días están concluyendo las clases. Se recogen las notas, se despide a los compañeros de curso y profesores/as. La eucaristía se adaptará a esta situación. Hoy toma prioridad la solemnidad de San Juan Bautista. La eucaristía puede tomar un matiz de dar gracias por el curso que termina.

Un signo para la celebración: en una mesita lateral, para ser llevados en el momento de las ofrendas, se colocan varios libros de texto, material escolar, la tablet, un balón, una bata de colegio… en fin, lo que se crea oportuno y se entienda que da señal de haber concluido las clases.

Una canción para la celebración: “Da la paz” (“Misa Joven”, Toño Casado). En el sentido de invitar a saludar y dar la paz a los compañeros y profesores que han compartido un curso).

1. MOTIVACIÓN

Amigos. Estamos concluyendo el curso. En esta eucaristía queremos dar gracias a Dios porque, con su fuerza, hemos llegado hasta aquí. Hoy, además, es la fiesta de San Juan Bautista, el que preparó el camino a Jesús. Él fue valiente, te dice que no tengas miedo. Comenzamos la Eucaristía y comenzamos cantando.

2. SALUDO DEL SACERDOTE

3. PETICIÓN DE PERDÓN

  1. Por las veces que te hemos olvidado como amigo durante este curso. SEÑOR, TEN PIEDAD.
  2. Por las veces que no he hemos visto en los compañeros más necesitados. CRISTO, TEN PIEDAD.
  3. Por las veces que hemos seguido los caminos del egoísmo y de la falta de esfuerzo durante el curso. SEÑOR, TEN PIEDAD.

4. PRIMERA LECTURA (Isaías 49, 1-6). El Señor me llamó desde el vientre materno

Lectura del libro del profeta Isaías:

Escuchadme, islas; atended pueblos lejanos. El Señor me llamó desde el vientre materno, de las entrañas de mi madre, y pronunció mi nombre. Hizo de mi boca una espada afilada, me escondió en la sombra de mi mano, me hizo flecha bruñida, me guardó en su aljaba y me dijo: “Tú eres mi siervo, Israel, por medio de ti me glorificaré”. Y ahora dice el Señor: “Es poco que seas mi siervo para restablecer las tribus de Jacob y traer de vuelta a los supervivientes de Israel. Te hago luz de las naciones, para que mi salvación alcance hasta los confines de la tierra”.

Palabra de Dios

5. CANTO: Puede ser “Alabaré a mi Señor”, cantado como estribillo. Se intercala en el salmo que se recita.

6. EVANGELIO. Lucas 1, 57-66.80. “Juan es su nombre”

Lectura del santo evangelio según san Lucas:

A Isabel se le cumplió el tiempo del parto y dio a luz un hijo. Se enteraron sus vecinos y parientes de que el señor le había hecho una gran misericordia, y la felicitaban. A los ocho días fueron a circuncidar al niño, y lo llamaban Zacarías, como a su padre. La madre intervino diciendo: “¡No! Se va a llamar Juan”. Le replicaron: “Ninguno de tus parientes se llama así”. Entonces preguntaban por señas al padre cómo quería que se llamase. Él pidió una tablilla y escribió: “Juan es su nombre”. Todos se quedaron extrañados. Inmediatamente se le soltó la boca y la lengua, y empezó a hablar bendiciendo a Dios.

Los vecinos quedaron sobrecogidos, y corrió la noticia por toda la montaña de Judea. Y todos los que lo oían reflexionaban diciendo: “¿Qué va a ser de este niño?”. Porque la mano del señor estaba con él. El niño iba creciendo, y su carácter se afianzaba; vivió en el desierto hasta que se presentó a Israel.

Palabra del Señor.

7. COMENTARIO

  • Fiesta de San Juan Baustista, que anuncia a Jesús.
  • Fiesta popular, colocada al inicio del verano. Hogueras
  • Juan fue valiente para anunciar a Jesús.
  • Y humilde: él no era el Mesías.
  • Dar gracias a Dios por el curso que ha pasado: logros y equivocaciones
  • Pero hemos avanzado y crecido
  • ¿Cómo te planteas el verano en cuanto a rezar y ser buen cristiano?

8. PETICIONES – OFRENDAS (Se puede presentar el material escolar que previamente hemos colocado en una mesita: libros, mochila, tablet, una bola del mundo…)

Lector:

Hoy presentamos como ofrenda estos materiales de clase que nos han acompañado durante todo el curso: con ellos hemos pasado buenos momentos y momentos de dificultad, porque hemos tenido que estudiar y esforzarnos. Ahora es el momento de mirar hacia atrás para dar gracias a Dios, a nuestros padres, profesores y profesoras por su paciencia y acompañamiento. Por eso pedimos para que Jesús ayude a todas las personas que nos han acompañado durante este curso. ROGUEMOS AL SEÑOR, TE ROGAMOS ÓYENOS.

9. PLEGARIA EUCARÍSTICA

(Se propone una de las Plegarias Eucarísticas para “Misas con niños”).

10. CANTO DE LA PAZ (“Misa Joven”) (Se puede cantar en el momento de la paz o en la Acción de Gracias).

Si mueves tú las manos
traerás la paz,
la paz que Dios nos quiere traer (bis).
Traerás la paz como el sol,

derrite el odio, el calor,
olvida el miedo y comparte siempre paz (bis).

Si mueves tú los dedos…
Si mueves la cabeza…
Si mueves tú los hombros…
Si mueves todo el cuerpo…

11. PARA LA VIDA

Se despide la eucaristía animando a vivir el verano “con Jesús”. Se puede hacer alguna indicación del horario de misas durante el verano, si es que varía.

(Este subsidio de “Misa con niños” se toma un período de vacaciones, aunque continúa viva la ilusión y belleza de celebrar con los más pequeños también en verano. Agradecidos por vuestro seguimiento e interés. Feliz verano).

Iñaki Lete, sdb

Anuncios

Read Full Post »

A Isabel se le cumplió el tiempo del parto y dio a luz un hijo. Se enteraron sus vecinos y parientes de que el Señor le había hecho una gran misericordia, y la felicitaban.

A los ocho días fueron a circuncidar al niño, y lo llamaban Zacarías, como a su padre. La madre intervino diciendo: -«¡No! Se va a llamar Juan.»

Le replicaron: -«Ninguno de tus parientes se llama así.»

Entonces preguntaban por señas al padre cómo quería que se llamase. Él pidió una tablilla y escribió: «Juan es su nombre.» Todos se quedaron extrañados.

Inmediatamente se le soltó la boca y la lengua, y empezó a hablar bendiciendo a Dios.

Los vecinos quedaron sobrecogidos, y corrió la noticia por toda la montaña de Judea. Y todos los que lo oían reflexionaban diciendo: -«¿Qué va a ser este niño?» Porque la mano del Señor estaba con él.

El niño iba creciendo, y su carácter se afianzaba; vivió en el desierto hasta que se presentó a Israel.

Lucas 1, 57-66.80

 

Comentario del Evangelio

San Juan Bautista es fundamental en la vida de Jesús: va anunciando a todos que el Mesías va a llegar. Una tarea muy difícil, porque es complicado estar diciendo que algo va a suceder y que hay que prepararse para ello cuando todavía no se ve nada de lo que se anuncia.

Hay personas en nuestros días como San Juan Bautista, que nos anuncian cosas que no vemos, que son personas que no dicen lo que queremos oir, sino que tratan de transmitirnos lo que Dios quiere. Hay personas que son fundamentales para que todos nosotros podamos ser creyentes, que nos ayudan mucho para que podamos encontrarnos con el Señor. Son laicos, sacerdotrs, religiosos y religiosas que nos acompañan en nuestra vida de fe.

 

Para hacer vida el Evangelio

• Escribe el nombre de alguna persona que haya sido muy importante en tu vida para que tu ahora puedas decir que eres una persona cristiana.

• ¿Por qué necesitamos a otras personas para que nos ayuden en nuestra vida cristiana? ¿Podemos ser creyentes nosotros solos? ¿Podemos ayudar a otras personas a ser cristianas?

• Escribe un compromiso para poder ser una persona que ayude en la vida de fe a otra persona.

Oración

Quisiera, Señor, ser como Juan,

saber presentarte a la gente,
hablar de Ti con entusiasmo
y demostrar lo gozoso que se vive contigo.
Siento deseos de contárselo a todos,
pero no encuentro las palabras adecuadas
y al hablar de Ti te minimizo,
te convierto en rutina, en vez de novedad.
Para hablar de Ti, te pido palabras claras,
para contagiarte, te pido ideas ordenadas,
para ilusionar contigo, te pido entusiasmo
y para transmitir fe,
te pido que me llenes de amor.
Me gustaría decir a los cuatro vientos,
que contigo las penas se vuelven llevaderas
que a tu lado las dificultades se hacen retos
y que contigo lo mejor de la vida
es aún más bonito.

Read Full Post »

Solemnidad de Natividad de San Juan Bautista
24 de Junio 2018

Isaías 49, 1-6; Salmo 138; Hechos 13, 22-26 ; Lucas 1, 57-66. 80

Por aquellos días, le llegó a Isabel la hora de dar a luz y tuvo un hijo. Cuando sus vecinos y parientes se enteraron de que el Señor le había manifestado tan grande misericordia, se regocijaron con ella. A los ocho días fueron a circuncidar al niño y le querían poner Zacarías, como su padre; pero la madre se opuso, diciéndoles: “No. Su nombre será Juan”. Ellos le decían: “Pero si ninguno de tus parientes se llama así”. Entonces le preguntaron por señas al padre cómo quería que se llamara el niño. Él pidió una tablilla y escribió: “Juan es su nombre”. Todos se quedaron extrañados. En ese momento a Zacarías se le soltó la lengua, recobró el habla y empezó a bendecir a Dios. Un sentimiento de temor se apoderó de los vecinos y en toda la región montañosa de Judea se comentaba este suceso. Cuantos se enteraban de ello se preguntaban impresionados: “¿Qué va a ser de este niño?” Esto lo decían, porque realmente la mano de Dios estaba con él. El niño se iba desarrollando físicamente y su espíritu se iba fortaleciendo, y vivió en el desierto hasta el día en que se dio a conocer al pueblo de Israel.

 

Reflexión

Hablen de quienes son los personajes del evangelio. ¿Por qué les pusieron el nombre que llevan? ¿Por qué son importantes los nombres de cada uno? ¿Por qué Dios le cambia los nombres a las personas en la biblia? Hable sobre como Juan tenía una misión, ya antes de nacer. ¿Cómo se preparó para esa misión? ¿Qué hacía Juan cuando cumplía su misión?

 

Actividad

Representen la escena de Juan anunciando la venida del Mesías. El pedía que dejaran de desobedecer a Dios, se confesaran y se bautizaran.

Pregunten a los niños que tienen que cambiar para mejor cumplir su misión de seguir a Jesús. Escriban, cosas que pueden cambiar/hacer para mejor seguir a Jesús.

 

Oración

Gracias Padre Dios por la familia que me has dado para nacer y el nombre con que me bautizaron. Jesús ayúdame a crecer y hacerme fuerte espiritualmente como Juan, para entender la misión que debo hacer cada día para seguirte. Amen.

Read Full Post »

Juan Bautista, era el primo de Jesús, el hijo de Isabel y Zacarías. El ángel Gabriel, cuando anunció a María el nacimiento de Jesús, también le dijo que su prima Isabel estaba embarazada (cf. Lc 1,36) y María partió prontamente a visitar a Isabel, para ayudarla con el embarazo y el parto. Juan conoció a Jesús cuando cada uno estaba en la panza de su respectiva mamá, ya que, cuando María entró en la casa de Isabel, el niño que estaba en su vientre saltó de alegría.

Juan, desde su concepción, fue un motivo de alegría para todos. El Señor lo eligió para ser el profeta del Altísimo, para ir delante del Señor preparando sus caminos y dando testimonio de salvación (cf. Lc 1,76).

Cuando creció, Juan se fue al desierto para entregar su vida a Dios: vivía entre las arenas y las rocas, se vestía con piel de camello y con un cinturón de cuero, se alimentaba de langostas y de miel silvestre.

Era sincero y valiente y, cuando predicaba, invitaba a todos a convertirse y los bautizaba en las aguas del río Jordán, por eso era llamado «el Bautista».

Es el último de los profetas y el más grande de todos.

Tenía muchos seguidores, y todos los que lo escuchaban, quedaban conmovidos por la verdad de sus palabras.

Después de bautizar a Jesús, fue encarcelado por el rey Herodes, quien lo mandó decapitar. Juan Bautista conoció el martirio por anunciar la verdad y denunciar el pecado. Juan el Bautista vivió plenamente como amigo de Dios en el silencio y en el servicio, en la entrega y en la esperanza, en el amor y el anuncio. Jesús mismo nos dijo: «Les aseguro que no hay ningún hombre más grande que Juan y, sin embargo, el más pequeño en el reino de Dios es más grande que él». (cf. Lc 7,28).

¡Ojalá que la luz de Jesús brille en nosotros con el mismo resplandor que brilló en Juan el Bautista, el Precursor!

Actividad

1.- Investigamos en el Evangelio (Lc 3, 1-17) y descubrimos lo que Juan enseñaba a todas las personas que llegaban hasta el río Jordán para preguntarle: ¿Qué debemos hacer?

2.- Miro mi corazón y pienso:

— ¿Qué me diría Juan hoy a mí si yo le preguntará qué tengo que hacer para ser un buen amigo de Jesús?

3.- Escribo una carta a Juan el Bautista en la cual le pido algo especial para cada uno de mis familiares y amigos

Read Full Post »

Para la catequesis de los más peques.

Epifanía del Señor

Natividad de Juan Bautista

Natividad de Juan Bautista

Llamado antes de nacer

Para colorear

Read Full Post »

DOMINGO XI ORDINARIO (B)
“Dios y nosotros”

17 de junio de 2018

 

1. MONICIÓN DE ENTRADA

Muy buenos días a todos. En la misa de cada domingo dejamos que el Señor siga sembrando en nuestros corazones su amor y su Palabra, su entrega y su presencia. El Señor nos acompaña siempre: a los sacerdotes, catequistas, padres cuando educan a sus hijos como cristianos. Nosotros, sin verlo, va creciendo el Reino de Dios en el mundo, en las cosas bellas, en aquello que hacemos con buena voluntad para Dios y al servicio de las personas. Nos pongamos de pie y demos gracias a Dios. ¡HOY ES DOMINGO!

 

2. PENITENCIAL

2.1. Por no ser más entusiastas con las cosas de Dios. Por no ofrecer nuestras manos allá donde son necesarias para que Cristo siga hablando y viviendo. SEÑOR, TEN PIEDAD

2.2. Pidamos perdón por nuestros egoísmos. Por creer que todo depende de nosotros. CRISTO, TEN PIEDAD

2.3. También pidamos perdón al Señor por aquellos momentos en los que exigimos a los demás mucho y, en cambio, nosotros hacemos poco por el Reino de Dios. SEÑOR, TEN PIEDAD

 

3. MONICIÓN A LAS LECTURAS

Dios siempre nos da fuerza en medio de las dificultades y, San Pablo, nos recuerda que por ello mismo nos aguarda la vida futura. Mientras tanto tendremos que hacer algo por Jesús, por Dios, por el Espíritu. Finalmente en el evangelio vamos a escuchar como DIOS, hace de cada uno de nosotros, un grano de su siembra. Tal vez no nos demos cuenta pero, aquí y ahora, el Señor sigue sembrando con su amor y con paciencia a través de nosotros.

 

4. ORACIÓN DE LOS FIELES

4.1. Un recuerdo especial por el Papa Francisco Que el Señor le ayude a ser sembrador de la esperanza y del amor de Dios. Roguemos al Señor.

4.2 Una oración especial por los que no se dan cuenta de que, DIOS, está cerca de nosotros. Para que lo descubran a su alrededor. Roguemos al Señor.

4.3 Una petición por los esfuerzos de tantas personas, sacerdotes, catequistas, grupos, adoradores que existen en la Iglesia. Para que sigan sembrando de palabra y de obra. Roguemos al Señor.

4.4. Pidamos finalmente al Señor que nos ayude a ser buenos cristianos. Que no nos durmamos. Que seamos más colaboradores en su Iglesia y en el servicio a los más necesitados. Roguemos al Señor.

 

5. OFRENDAS

5.1. Con la palabra “DIOS” simbolizamos una gran verdad: es Dios quien lo hace todo. Es Dios quien nos anima a construir un mundo, una Iglesia y un Reino de Dios mejor.

5.2. Con esta bandeja de tierra llevamos al altar nuestro deseo y compromiso de seguir colaborando en las tareas del anuncio del Evangelio. A veces no vemos los frutos de nuestros esfuerzos pero, el Señor, nos acompaña.

5.3. Con el pan y el vino pedimos al Señor que no falte trabajo en nuestra tierra, en nuestras familias. Que el pan y el vino sean luego su Cuerpo y su Sangre que fortalezca nuestra existencia cristiana.

 

6. ORACIÓN FINAL

CONTIGO, SEÑOR, SEMBRAREMOS

Ilusiones y esperanzas en un mundo que llora perdido

CONTIGO, SEÑOR, SEMBRAREMOS

Alegría y fortaleza ante los hombres que caen en la tristeza

CONTIGO, SEÑOR, SEMBRAREMOS

Amor al cielo cuando digan que Tú no existes

CONTIGO, SEÑOR, SEMBRAREMOS

Tu mano protectora cuando tantas manos ya no ayudan

CONTIGO, SEÑOR, SEMBRAREMOS

Tú presencia salvadora cuando nos encontremos perdidos

CONTIGO, SEÑOR, SEMBRAREMOS

Optimismo y futuro ante un presente fracasado

CONTIGO, SEÑOR, SEMBRAREMOS

Sencillez y pobreza antes que la riqueza que nos degrada

CONTIGO, SEÑOR, SEMBRAREMOS

Read Full Post »

En aquel tiempo, dijo Jesús a la gente: – «El reino de Dios se parece a un hombre que echa simiente en la tierra.

Él duerme de noche y se levanta de mañana; la semilla germina y va creciendo, sin que él sepa cómo. La tierra va produciendo la cosecha ella sola: primero los tallos, luego la espiga, después el grano. Cuando el grano está a punto, se mete la hoz, porque ha llegado la siega.»

Dijo también: – «¿Con qué podemos comparar el reino de Dios? ¿Qué parábola usaremos? Con un grano de mostaza: al sembrarlo en la tierra es la semilla más pequeña, pero después brota, se hace más alta que las demás hortalizas y echa ramas tan grandes que los pájaros pueden cobijarse y anidar en ellas.»

Con muchas parábolas parecidas les exponía la palabra, acomodándose a su entender. Todo se lo exponía con parábolas, pero a sus discípulos se lo explicaba todo en privado.

Marcos 4, 26-34

Comentario del Evangelio

¿Nunca habéis visto un grano de mostaza? Es una cosa muy pequeña, casi no es nada. Y Jesús quiere que nos fijemos en un grano de mostaza, ¿por qué? Pues porque a Jesús le importa lo que uno puede hacer, sin importar si es el mejor, el más guapo o el más listo.

Seguro que en el cole tienes algún compañero de clase que es una persona callada, que nunca llama la atención, que parece que no está. Pues a lo mejor ese es el “grano de mostaza” de tu clase: un tesoro por descubrir. Y es que muchas veces nos dejamos llevar por las personas que son más “llamativas” porque son muy habladoras, muy graciosas o por otras razones… Y no buscamos en el interior de las personas.

 

Para hacer vida el Evangelio

Piensa en alguna persona de tu clase o de tu grupo de amigos que no llama mucho la atención, que es una persona más callada o tímida.

¿Por qué Jesús nos hace fijarnos en las cosas pequeñas? ¿Son más importantes las personas que más detacan, las que son más protagonistas?

Toma un compromiso para fijarte en esas personas que no llaman tanto la atención.

 

Oración

Tú llamas grandes a los pequeños,
a los pobres les haces ricos y libres.
Tú, Señor, nos dices
que el primero será el último,
y que preferirás siempre
a los abandonados de la tierra.
Tú nos convences de que
el que perdona es el más sabio
y que el perdonado recobrará la libertad
Tú nos recuerdas que al que sabe mucho no le enseñarás,
y al sencillo, que sabe poco,

le contarás tu secreto.
Tú nos enseñas que el que tenga poco será más libre,
y el apegado a sus cosas
vivirá preso de ellas.

Read Full Post »

Older Posts »

A %d blogueros les gusta esto: