Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘Películas’ Category

Director: Jean-PierreAméris (Francia–2014)

Duración: 94 minutos Distribuidora: A Contracorriente Films

Temas: Signos de liberación de la presencia mesiánica, ceguera-oscuridad-luz, mudez- silencio-palabra, árbol como signo de trascendencia, votos religiosos, el huerto como símbolo, revelación e idea, las manos como sacramento de comunicación, lucha, la alegría perfecta, comunidad y familia como ámbitos educativos, rebeldía ante la muerte, cruz, tradición, compromiso.

Para qué: Ver en acción los signos de liberación tangible del Mesías: la niña ciega y sorda ve y oye, y su alma aprisionada queda liberada a la alegría de la familia de Dios.

  • Contemplar cómo embellece la Vida Consagrada el “Rostro de la misericordia”, y de la Iglesia.

Una historia real como la vida, la historia de Marie Heurtin, de finales del XIX, en Francia. Una vida de 14 años, ciega y muda de nacimiento. Una vida “salvaje”, de la que las monjas no pueden hacerse cargo. ¿Y a dónde la llevo, al manicomio? Solo la querrán allí [7 ́], se lamenta su cariñoso padre.

Pero los ojos atentos de sor Marguerite han visto un alma muy pequeña, muy frágil. Un alma aprisionada. Pero un alma que he visto brillar en todo su esplendor a través de los barrotes de su prisión [7 ́]. El misterio de la encarnación -hacerse sorda y ciega con la niña- supone para la hermana una revelación, en forma de idea, una simple idea [9 ́]. La tarea es ingente, más para una salud quebradiza. Pero ante la posibilidad, por pequeña que sea, de que esté sufriendo muchísimo [10 ́], merece la pena. La misión da alas. Estoy casi tan emocionada como el día que tomé los votos [11 ́]. Es la liturgia hecha vida.

La madre de Marie, atenta, entrega a sor Marguerite, cuando se lleva a la niña, una navaja. –Es su objeto favorito. Lo prefiere a las muñecas [14 ́]. Es una especie de cordón umbilical afectivo con el mundo, y que se acabará convirtiendo en el instrumento liberador de la primera palabra [49 ́] que desata a todas las demás, para pavimentar la vía de la comunicación. Pero el camino es difícil. Mi vida con Marie es un calvario [27 ́]. La lectura en el comedor proclama cómo encontrar “la alegría perfecta”, según el de Asís, en medio de la dificultad [26 ́]. El desierto es tentación de volver a los ajos de Egipto. Lo mío es el huerto [32 ́]. La hermana religiosa muda le confiesa que ella tardó cuatro años en romper el silencio. El destierro de Marie de su mundo no significa aislarla. Tiene que aprender a vivir con las demás, no sola [31 ́]. La travesía desierto la hacemos como pueblo.

La suavidad de un peine y un baño [33-34 ́] obran un milagro, Marie baja ahora con sor Marguerite la regia escalera [38 ́], majestuosas, como dos reinas. El columpio abre su mente [44 ́]. Los padres, absortos ante el milagro: su hija estaba muerta y ha vuelto a la vida.

La dura lucha ha hecho mella en la frágil salud de sor Marguerite. A la prescripción facultativa de reposo: –Quiero acabar mi tarea antes de irme. Ella es mi alegría. Es la hija de mi alma, la luz de mi vida [67-68 ́]. Marie a Marguerite: –Te prohíbo que te mueras. –Yo no puedo decidir eso. –¿Quién lo decide? –Dios. –¿Quién es Dios? ¿Dónde está? No puedo tocarlo. –Está por todas partes [72-73 ́]. Le señala el pecho. Dios nos habita.

Marie la cuida con mimo. Pero Marguerite rechaza sus cui- dados cuando presiente su fin. No estoy preparada [84 ́]. La perspicaz superiora, que también se ha visto transformada en este proceso, le hace una bella reflexión sobre la rebeldía humana ante la muerte. –No te queda tiempo para prepararte. Pero esta pequeña sí está preparada. Has trabajado tanto… Ella sabe que la dejarás y lo ha aceptado. Pero tú no. Tú no has aceptado tener que dejarla [84 ́]. Fundidas en un abrazo, sus últimas palabras: Vive, tú vive [87 ́].

Marie lleva un ramillete de flores silvestres a la tumba de Marguerite. El diálogo-oración, de rodillas en tierra, es memoria: Todo el día pienso en ti [89 ́]. Es compromiso fiel a la misión. Ha llegado una chica nueva, sorda y ciega. Pero ella es distinta a mí… No grita, no se mueve. Huele bien. Huele a pan. Ella espera. ¿Y qué espera? Espera las palabras. Las hermanas quieren enseñárselas. Yo las voy a ayudar. Espero que nos hagamos amigas. Tú y yo fuimos algo más que amigas [90 ́].

“En el principio existía la Palabra” (Jn 1,1). Ni esta pecó ni sus padres sino para que se manifiesten en ella las obras de Dios (cf. Jn 9,3).

José Mª Martínez Manero

 

Anuncios

Read Full Post »

Kóblic

Título original: Kóblic
Intérpretes: Ricardo Darín, Óscar Martínez e Inma Cuesta
Género: Thriller Director: Sebastián Borensztein. Producción: Hispano-argentina, 2016

Un tema recurrente del cine negro y de gánsteres es el frustrado intento de un criminal por empezar una nueva vida lejos de aquellos que fueron sus colegas y cómplices. Capitán Kóblic, del argentino Sebastián Borensztein, utiliza este esquema para trenzar un cesto similar con otros mimbres. Su protagonista es Tomás, capitán de la Fuerza Aérea de la Marina argentina, al que se le ha encargado pilotar los tristemente famosos «vuelos de la muerte», es decir, arrojar presos políticos todavía vivos al estuario del Mar del Plata desde una altura considerable como medio de ejecutarlos y ocultar los cuerpos. Kóblic, en un momento dado de esos vuelos siniestros, se niega a seguir participando en ellos y decide dejar el ejército y desaparecer en un rincón perdido de la pampa.

El film no versa sobre la mala conciencia del prófugo sino de cómo la sociedad argentina, bajo la dictadura militar, estaba corrompida por entero. El comisario del pueblo tiene montado con el gobernador militar un negocio de robo de reses y fiscaliza la vida entera de sus vecinos. Tomás despierta muy pronto sospechas y el film narra cómo los hilos se van enredando en torno suyo.

Los personajes son de una sola pieza, con muy pocos matices: el militar que se niega a la «obediencia debida», el amigo generoso (terrateniente pero de izquierdas), el comisario malvado, la chica de la gasolinera (víctima de violencia de género para que el adulterio resulte más plausible), el fiel empleado… Ni siquiera los cuatro flashes-back

que nos retrotraen al pasado son impactantes a pesar de lo horrible de lo contado.

Tampoco el estilo narrativo ayuda mucho. El relato avanza muy lentamente excepto en el amorío de Tomás y Nancy, que de tan repentino resulta inverosímil, lo mismo que el duelo final, casi de película del Oeste.

Ricardo Darín cumple con suficiencia porque es un actor sólido al que este tipo de papeles le van como anillo al dedo. Inma Cuesta, en cambio, encarna un personaje difuso y poco creíble.

Borensztein suscitó general aplauso por el logro de su film anterior (Un cuento chino, 2011), realmente una fábula preciosa sobre la interculturalidad. El tema de los vuelos de la muerte y sus responsables, la corrupción en una dictadura (policía y ejército al servicio del lucro personal), la connivencia con torturas y ejecuciones sumarias… pueden dar lugar a un debate.

Read Full Post »

Las confesiones

Título original: Le confesión
Intérpretes: Toni Servillo, Daniel Auteuil, Connie Nielsen, Lambert Wilson.
Género: denuncia social.
Director: Roberto Andò.
Producción: Italia-Alemania-Francia, 2016.

En un balneario alemán se reúnen los ministros de economía del G8 convocados por el presidente del Fondo Monetario Internacional que va a anunciar una medida que puede provocar una nueva crisis mundial. También ha invitado a un cartujo, de apellido Salus, a una famosa escritora de cuentos infantiles y a un cantante country. Durante la noche, el monje es llamado a la habitación del presidente, que le pide confesión. Al día siguiente el financiero aparece muerto con la cabeza metida en una bolsa de plástico.

El film es una denuncia de la irresponsabilidad de las autoridades a la hora de solucionar los problemas económicos mundiales. Lo hace en una clave simbólica al estilo de otros films italianos que trataron de temas políticos de este modo. No hay personajes de carne y hueso, sino más bien prototipos de actitudes ante la complejidad de los problemas que aquejan a la mayoría de los países. En el film se habla de capitalismo, de acumulación y beneficios, de los bancos, de negocios sucios, de medidas que hacen más pobres a los míseros y más ricos a los plutócratas. Pero también se habla de poesía, de cuentos para niños, de perros de presa que se amansan, de gorjeos de pájaros… Para esto último utiliza un grabador el cartujo… y no para recoger la confesión del presidente, como creen los descreídos.

En este sentido, Toni Servillo borda la interpretación de este monje parco en palabras, como pide su condición de cartujo. Y representa el aspecto positivo de la vida al igual que la escritora que pasa, también ella, por una crisis. Se plantea olvidarse de los cuentos infantiles para escribir una novela negra de crímenes. Todo un símbolo.

Lo malo de estas películas (ésta dura casi dos horas) es que o son muy evidentes o muy herméticas, y uno no sabe qué es mejor. A estas confe- siones (nada agustinianas, por cierto) no les falta ni el sigilo ni el aburrimiento.

Read Full Post »

Título original: Stefan Zweig: Farewell to Europe
Intérpretes: Josef Hader, Barbara Sukowa, Aenne Schwarz, Lenn Kudrjawizki.
Género: Biográfico.
Directora: Maria Schrader.
Producción: Austria-Alemania-Francia, 2016

Stefan Zweig, uno de los grandes literatos del siglo XX, autor de novelas tan populares como Carta de una desconocida o Veinticuatro horas en la vida de una mujer, biografías famosas (María Anto- nieta, Fouché, María, reina de Escocia) y numerosas obras de carácter histórico entre las que sobre- sale Momentos estelares de la humanidad, ha sido llevado al cine y a la televisión en numerosísimas ocasiones. Sin embargo, como autor ha sido casi olvidado por los editores actuales.

Maria Schrader (n. en Hamburgo, 1965), tras su carrera como actriz, se ha pasado a escribir y

dirigir cine. Para su segundo largometraje ha ele- gido unas cuantas escenas de los últimos años del escritor vienés, unidas por un común denomina- dor: su exilio. Huyó relativamente pronto del na- zismo por su condición de judío y su humanismo que se daba de bruces con el régimen genocida de Hitler. Como todo refugiado, se sintió cada vez más inseguro y, con la caída de Singapur en manos japonesas, temió que el fascismo se ex- tendiera por el mundo entero. Se suicidó con su esposa para no ser testigo del fin de la libertad y la democracia.

Hay que alabar el gusto exquisito de María Schrader para elegir unos cuantos momentos de la penúltima etapa vital del escritor y condensar en ellos el pensamiento, el temperamento, la acti- tud y los dilemas morales que ensombrecieron sus años postreros. La directora abre majestuosamen- te el film con el banquete que en Río de Janeiro le brindan las autoridades locales y lo cierra tam- bién muy brillantemente en un largo y bellísimo plano final que condensa el llanto de los amigos, el dolor de los criados, la consternación de las au- toridades, las pesquisas de la policía y del forense.

Un brioso colofón a una obra que denuncia la intolerancia y el bien distinto trato que dieron unos países a los necesitados de visados para huir de los nazis. Algo muy parecido, por desgracia, a lo que está ocurriendo en la actualidad con los fugitivos del cercano Oriente, víctimas de prolijos trámites burocráticos.

Stefan Zweig, uno de los grandes literatos del siglo XX, autor de novelas tan populares como Carta de una desconocida o Veinticuatro horas en la vida de una mujer, biografías famosas (María Antonieta, Fouché, María, reina de Escocia) y numerosas obras de carácter histórico entre las que sobresale Momentos estelares de la humanidad, ha sido llevado al cine y a la televisión en numerosísimas ocasiones. Sin embargo, como autor ha sido casi olvidado por los editores actuales.

Maria Schrader (n. en Hamburgo, 1965), tras su carrera como actriz, se ha pasado a escribir y dirigir cine. Para su segundo largometraje ha elegido unas cuantas escenas de los últimos años del escritor vienés, unidas por un común denominador: su exilio. Huyó relativamente pronto del nazismo por su condición de judío y su humanismo que se daba de bruces con el régimen genocida de Hitler. Como todo refugiado, se sintió cada vez más inseguro y, con la caída de Singapur en manos japonesas, temió que el fascismo se extendiera por el mundo entero. Se suicidó con su esposa para no ser testigo del fin de la libertad y la democracia.

Hay que alabar el gusto exquisito de María Schrader para elegir unos cuantos momentos de la penúltima etapa vital del escritor y condensar en ellos el pensamiento, el temperamento, la actitud y los dilemas morales que ensombrecieron sus años postreros. La directora abre majestuosamente el film con el banquete que en Río de Janeiro le brindan las autoridades locales y lo cierra también muy brillantemente en un largo y bellísimo plano final que condensa el llanto de los amigos, el dolor de los criados, la consternación de las autoridades, las pesquisas de la policía y del forense.

Un brioso colofón a una obra que denuncia la intolerancia y el bien distinto trato que dieron unos países a los necesitados de visados para huir de los nazis. Algo muy parecido, por desgracia, a lo que está ocurriendo en la actualidad con los fugitivos del cercano Oriente, víctimas de prolijos trámites burocráticos.

Read Full Post »

Una historia de locos

Título original: Une histoire de fou
Intérpretes: Simon Abkarian, Ariane Ascaride, Grégoire Leprince-Ringuet, Syrus Shahidi. Género: drama inspirado en hechos reales.
Director: Robert Guédiguian.
Producción: Francia, 2015

Robert Guédiguian, director armenio-francés, descendiente de refugiados, sitúa la acción de esta historia enloquecida en su Marsella natal, en el seno de una familia de exiliados, comerciantes en grano y especias. El hijo varón se enrola en el Ejército Secreto para la Liberación de Armenia (ASALA), que atentaba contra autoridades turcas como responsables del genocidio de 1915-1916. El chico acciona una bomba contra el embajador en París. Resulta víctima colateral un joven francés que pasaba por allí. Gilles, gravemente herido en las piernas, no recuperará su uso de por vida. A partir de este momento seguimos los pasos de su relación con la familia del activista.

La historia del film tiene su origen, en parte, en el caso real del periodista español José Antonio Gurriarán, víctima accidental del doble atentado cometido en Madrid por armenios en 1980. Gurriarán quiso conocer a los autores y consiguió entrevistarse con ellos. De su investigación se hizo eco en su libro La bomba (1982).

La guerra de los locos trata de recordar la lucha clandestina de este grupo armado. Pero sin simpatizar con él y sus métodos. El título del film los califica de locos. Al director y guionista le interesa más el tema de Gilles, del inocente que quiere reconciliarse con su agresor. A él dedica la segunda parte del film que, con ser asunto de gran envergadura, tiene un tratamiento poco convincente y nada arriesgado.

En fin, un film que sirve para recordar la tragedia del pueblo armenio y el camino de la reconciliación entre víctima y agresor.

Read Full Post »

El juego perfecto

Director: William Dear (EstadosUnidos, 2009)

Duración: 118 minutos ••• Distribuidora: High Road Entertainment

Temas: Esperanza, muerte, sueños, juego, san Luis, alcohol, milagro, ora et labora, delicadeza, equipo, imaginación, dinero, periodismo, racismo, hermandad, Guadalupe/Juan Diego, respeto, fe, Dios de vivos, medalla, Corazón de Jesús, discriminación, perdón, David y Goliat, Josué, familia, trascendencia, verdad liberadora, ecumenismo.

Para qué: Descubrir que Dios se revela a través de los sueños como un Dios de vida.

  • Experimentar que ser hijos de Dios nos vacuna contra el racismo y nos ayuda a vivir en familia (equipo).
  • Comprender la trascendencia en la historia del lema ora et labora.
  • Contemplar que el juego es una parábola de la vida

No se trata de un cuento. Es una historia. En 1957, unos niños de Monterrey (Méjico) derrotan a Estados Unidos en la Liga Mundial Infantil de béisbol. Ángel Macías, que lidera el equipo mejicano, logra realizar el juego perfecto; el otro equipo no ha conseguido llegar a la primera base [98 ́]. ¿Cómo lo logran? Recreando la historia de David y Goliat [97 ́], y de Josué [45 ́].

Es bien sabido que la fuerza especial que guiaba la honda de David era la fe, como recoge la canción de mi amigo C. Gabaráin: Un gigante poderoso / confiando en su poder / fue vencido por un joven / con la honda de su fe. Y es bien sabido que esta fe engendra esperanza, lo que la Biblia trajo al mundo. Es la misión en la que está empeñado el padre Esteban. Esos niños no tienen nada, ¿cómo puedo darles esperanza? [7 ́], reza ante un crucifijo. El Crucificado le responde, cuando se va a acostar, a través de la radio: Koufax, el chico pobre y desgarbado que creció en las calles de Brooklyn para acabar en las ligas mayores [7 ́]. El sacerdote congrega a los niños en torno a una vieja radio para escuchar los partidos de béisbol. Para Ángel Macías el béisbol siempre es perfecto [9 ́]. El padre Esteban les dice: Sólo Dios puede hacer algo infinito y eterno [10 ́].

Dios sigue hablando. Ahora a través de un pelota oficial de béisbol que parece llovida del cielo [12], propiedad de san Luis [15 ́]. Para los niños es objeto de veneración, es de Dios [14 ́]. En jugada perfecta, Dios va a derrotar con esa pelota a los viejos dioses (Baco), que siguen cazando víctimas [16, 57, 66 ́] con refugios falsos. A la muerte añaden muerte. Una víctima es el padre de Ángel. Ha perdido en accidente a su hijo Pedro, un buen chico [5 ́]. Ángel nunca será el hijo que fue Pedro, nunca [11 ́], escucha Ángel que su padre le dice a su madre. La otra víctima es César Faz, el entrenador. Ha sufrido en EE.UU., en el mundo del béisbol, la discriminación racista por ser mejicano. Se refugia en una mentira, pero solo “la verdad le hará libre” (Jn 8, 32) [59 ́].

Un milagro consigue hacer de estos niños un equipo, porque a veces Dios nos da la capacidad de conseguir los milagros [20 ́]. El milagro se llama ora et labora, reza [7, 26, 38 ́] y trabaja [21, 27, 30, 31, 36, 68, 73 ́]. Es decir, san Benito traducido al román paladino, “a Dios rogando y con el mazo dando”. Es el milagro de Guadalupe [58 ́], la maravilla de una evangelización inculturada, en toda circunstancia [87 ́] y en toda persona [47, 50-54, 72]. “En Dios no hay acepción de personas” (Rom 2,11; He 10,34), base del respeto que exigimos [85 ́]. Nos quiere a todos, y nos quiere en equipo [27 ́]. El resultado, “donde abundó el pecado, sobreabundó la gracia” (Rom 5,20).

Muy importante en esta historia es el papel de la periodista [43, 64, 72 ́], pregonar la verdad desde las azoteas (cf. Lc 12,3). El guiño al ecumenismo [62, 64, 71, 72, 73, 76 ́]. La jugada más inesperada en el momento más inesperado, “porque no sabéis el día ni la hora” (Mt 25,13). Y la última alusión a la trascendencia: los miembros del equipo que se fueron estarán lanzando pelotas esperando al resto de su equipo [107 ́]. “Corred de tal manera que obtengáis la corona incorruptible” (1Cor 9,24-25).

Ángel Macías había aprendido del P. Esteban que cualquier cosa es posible con la ayuda de Dios [8 ́]. El espíritu es el fuelle [10, 104 ́], pues “sin mí, no podéis hacer nada” (Jn 15,5).

 

José Mª Martínez Manero

Read Full Post »

La buena mentira

Director: Philippe Falardeau (EstadosUnidos, 2014). Duración: 110 minutos ••• Distribuidora: eOne Films Spain

Temas: Guerra civil, huérfanos, campos de refugiados, genealogías, jefe, Biblia, desierto, vida, éxodo, exilio, culturas, familia, equipaje, importancia del nombre, ley, verdad, mentira, trabajo, comida, estudio, cultura, ser alguien, estrellas, Navidad, madres, tradición, dar la vida.

Para qué: Hacer una re-lectura comprensiva y actualizada del libro del Éxodo.

  • Comprender los fundamentos de lo que significa ser familia.
  • Reflexionar acerca de la importancia del diálogo intercultural vidriera como proyector de luz, color y sentido sobre la máxima miseria humana.

Se inspira en la historia de “Los niños perdidos de Sudán”. Miles de huérfanos, fruto de la guerra civil de 1983. En 1987, inician un sobrecogedor éxodo de más de 1.200 km, camino de Etiopía primero, hasta el campo de refugiados Kakuma, en Kenia, finalmente.

La primera media hora es la vívida representación de la poderosa visión joánica de los jinetes del Apocalipsis. Con los nuevos faraones de la guerra cabalgan hambre y muerte, una verdadera peste para los hijos de Adán, que viven dura pero pacíficamente en comunión con la naturaleza. El niño juega con el escarabajo [4 ́], al escorpión negro no se le aplasta, se le invita a seguir su camino [7 ́].

Las para nosotros tediosas genealogías (cf. Mt 1), cuya lectura saltamos, son para estos niños conciencia de cómo entroncan en la familia humana. Motivo de memoria en todo momento [3 ́, 11 ́, 21 ́]. Lugar emotivo de encuentro con el hermano que se creía perdido [95 ́]. Resumen, en suma, del sentido de la vida: Guardamos dentro de nosotros el recuerdo de nuestros ante- pasados y sus enseñanzas para poder avanzar en el mundo. Como un puente invisible, sus recuerdos conectan la vida pasada con nuestra vida nueva [101 ́].

Van 917 km andados. El río que regaba el jardín (Gn 2,10), diseñado como corriente de vida, lo convierten los caínes con turbante en corriente de muerte que arrastra cadáveres como arpas mudas en tierra extraña [17-18 ́]. Pero como un tenaz protoevangelio (cf. Gn 3,15), en medio de la aldea arrasada, el moribundo recostado en el árbol, que solo pide un palo para ahuyentar a las hienas, recibe con él, de las manos de la inocente niña, las pocas bayas silvestres, única comida, cuidadosamente recogidas. Les señala la dirección de Kenia con un Gracias, Dios te bendiga [19 ́].

El juramento ritual, Yo quiero vivir, no quiero morir [10 ́], por fidelidad a sus padres, no es pues mera supervivencia. El niño jefe ofrece su vida para salvar al resto [22 ́]. Su gesta se convierte en verdadero viático ante la tentación de abandonar: Theo se entregó para que vivieras [22 ́]. Significativo nombre: Theo es Dios.

Al menos seis veces vemos la Santa Biblia (Holy Bible) en la primera media hora. En manos de una madre [3 ́], de los huérfanos en éxodo [9 ́], en el encuentro con la larga columna de refugiados [12 ́], el niño Jeremías la pide con respeto [13 ́], Paul no cree la historia de Moisés. En el entierro de Daniel, trece años después, cuando la promesa de una vida mejor se la había llevado el viento… Mantenernos unidos nos ayudaba a ser fuertes, pero la esperanza de salir de allí empezaba a desvanecerse [28 ́].

Desde aquí, y hasta el final, comprenderán que la tierra prometida (EE. UU.) es una conquista. El desierto ha ampliado su mirada: No sabíamos que el mundo era grande [2 ́]. El contraste cultural desde que suben al avión provoca muchas situaciones que obligan a reflexionar, sin caer en el simplismo “salvaje bueno, Occidente malo”.

Jalonado todo con toques de humor, posibilita una reflexión más profunda. En el campo de refugiados ven blancos que ayudan. –Muchas personas no tienen color. –Es porque nacieron sin piel [24 ́]. En el aeropuerto: –¿Ha salido vuestro equipaje? [37 ́]. Muestran una simple bolsa de plástico. A la trabajadora que les traslada en coche: –Si no tienes marido, ni hijos, tus técnicas de supervivencia son impresionantes [38 ́]. Pasado un tiempo, y visto cómo cuida de ellos: –¿Yardi? –Es nuestro nombre especial para ti. –¿Para mí? –Sí. Tiene una gran importancia cultural. –¿Qué significa? –Significa “gran vaca blanca” [63 ́]. En Sudán eran pastores, su vida dependía de las vacas.

Sensibles ante la ayuda [40 ́], la defensa de la ley [45 ́], la mentira y la hipocresía [48 ́], los necesitados [61 ́], el trabajo que te hace un don nadie [67 ́]. Añoramos las estrellas [72 ́]. Eso les trae la Estrella de Navidad, su deseo más profundo: unión familiar [82-83 ́]. Quiero que seas mi hermano, no mi jefe [78 ́]. Nuestras madres, orgullosas, nos decían que recordáramos quiénes éramos [85 ́]. Con Hackleberry Finn aprenden que la mentira desinteresada que salva a Jim y la libertad, más importante que el dinero, es una mentira buena.

Nos llaman “Los niños perdidos de Sudán”. Y yo no creo que estemos perdidos, creo que nos hemos encontrado [102 ́].

José Mª Martínez Manero

Read Full Post »

Older Posts »

A %d blogueros les gusta esto: