Recursos – Domingo de la Santísima Trinidad

UN CORO DE NIÑOS CANTA EL «GLORIA AL PADRE…»

(Pueden ser todos los niños de la comunidad o tan sólo un grupo seleccionado. En ambos casos debe haber sido ensayado previamente. Finalizado el canto, uno de ellos hace la presentación de la ofrenda:)

ORACIÓN – EXPLICACIÓN: Hoy estamos realmente contentos/as, Señor, y, por eso, hemos querido unir nuestras voces en este canto y alabarte en tu familia trinitaria. Ayúdanos, sin embargo, a poder vivir de esa manera y con ese intenso amor en nuestras familias, imagen de la que Tú eres por los siglos de los siglos.

PRESENTACIÓN DEL CARTEL QUE ANUNCIA EL DÍA “PRO ORANTIBUS”

(Puede hacer la ofrenda un joven de la comunidad, chico o chica. Después dice:)

ORACIÓN – EXPLICACIÓN: Señor, yo te traigo el cartel que anuncia, este año, el Día “Pro Orantibus”. Con él te traigo mis oraciones y las de toda la comunidad, en favor de los hombres y mujeres que, dejando cosas hermosas y buenas, te buscan en el retiro, el silencio y en la oración. Fortalécelos en todo momento y llena sus vidas del gozo anticipado que, un día, nos regalarás a todos y todas en tu Reino. Y haz que nosotros y nosotras, sobre todo los y las jóvenes actuales, no nos cerremos a tu llamada y nos mantengamos siempre a la escucha de tu voluntad sobre nuestras personas.

PRESENTACIÓN DE UNA CADENETA

(Esta ofrenda la puede hacer otro miembro adulto de la comunidad. Si la anterior la presentó un hombre, en esta ocasión puede hacerlo una mujer. Puede consistir en una cadeneta de pita o papel, incluso una cadena metálica)

ORACIÓN – EXPLICACIÓN: Por mi parte, Señor, fe ofrezco esta cadena o cadeneta, con la que quiero expresar el compromiso de luchar porque la comunidad, de la que soy miembro, sea un reflejo de la que vivís la Santísima Trinidad: una Familia, amándoos desde lo más profundo de vosotros mismos. Que seamos capaces, Señor, de vivir el respeto de las diferencias en la riqueza del amor.

PRESENTACIÓN DE UN RECIPIENTE DE SAL

(Lo debiera presentar alguna persona comprometida en la marcha de la comunidad y de cara a su acción social y de caritativa:)

ORACIÓN – EXPLICACIÓN: Señor, yo te traigo, y lo hago en nombre personal y de la propia comunidad, este recipiente lleno de sal, como símbolo de nuestra presencia evangelizadora y transformadora del mundo. Igual que Pablo evangelizó a todos los pueblos, nosotros queremos ser presencia misionera en este mundo, a pesar de las dificultades con las que nos encontramos. Danos, sin embargo, tu gracia, porque sin ella nuestra sal se vuelve insípida.

PRESENTACIÓN DE UN MAPA MUNDI

(Puede hacer esta ofrenda otra miembro adulto, aunque, a ser posible, una persona comprometida en las tareas sociales, políticas o sindicales)

ORACIÓN – EXPLICACIÓN: Mira, Señor, yo te traigo este mapa mundi, y todos y todas sabemos que es el reflejo de un mundo dividido, en el que la riqueza y la pobreza marcan las fronteras de unos países que viven en la abundancia y otros muchos, la mayoría, que viven en la extrema pobreza: el Primer y opulento mundo frente al Tercer y pobre mundo. Con este mapa te quiero ofrecer nuestros deseos y empeño de luchar por superar esas diferencias y esas fronteras. Los consagrados y las consagradas a Ti por el bautismo, no sólo hemos de ser conscientes de comprometernos a favor de la unidad en nuestra comunidad, sino también en medio del mundo.

PRESENTACIÓN DE UNA PLANTA

(Puede servir cualquiera de las plantas ornamentales de la comunidad o de una de las casas. Y la ofrenda la puede hacer cualquiera de los miembros de la comunidad, aunque, a ser posible, alguien que tenga por oficio una tarea relacionada con la naturaleza: agricultor, jardinero, ingeniero agrónomo… o milite en un movimiento ecologista)

ORACIÓN – EXPLICACIÓN: Señor y Padre nuestro: Tú fuiste el creador de todas las cosas al depositar las semillas de la vida en la nada. Tú lo soñaste y lo hiciste todo, como reflejo de tu belleza infinita. Y nos lo pusiste en nuestras manos, para que, a través de nuestra inteligencia y libertad, lo hiciéramos evolucionar, cada vez más, para nuestro servicio. Los hombres y las mujeres, sin embargo, hemos reducido nuestro beneficio a los intereses económicos y del bienestar, causando, de esta manera, un serio perjuicio a tu creación. Al ofrecerte hoy esta planta, queremos traerte nuestro compromiso de lucha en favor de una naturaleza, reflejo de tu belleza.