La misa del Domingo: misa con niños

DOMINGO XI ORDINARIO (B)
“Dios y nosotros”

17 de junio de 2018

 

1. MONICIÓN DE ENTRADA

Muy buenos días a todos. En la misa de cada domingo dejamos que el Señor siga sembrando en nuestros corazones su amor y su Palabra, su entrega y su presencia. El Señor nos acompaña siempre: a los sacerdotes, catequistas, padres cuando educan a sus hijos como cristianos. Nosotros, sin verlo, va creciendo el Reino de Dios en el mundo, en las cosas bellas, en aquello que hacemos con buena voluntad para Dios y al servicio de las personas. Nos pongamos de pie y demos gracias a Dios. ¡HOY ES DOMINGO!

 

2. PENITENCIAL

2.1. Por no ser más entusiastas con las cosas de Dios. Por no ofrecer nuestras manos allá donde son necesarias para que Cristo siga hablando y viviendo. SEÑOR, TEN PIEDAD

2.2. Pidamos perdón por nuestros egoísmos. Por creer que todo depende de nosotros. CRISTO, TEN PIEDAD

2.3. También pidamos perdón al Señor por aquellos momentos en los que exigimos a los demás mucho y, en cambio, nosotros hacemos poco por el Reino de Dios. SEÑOR, TEN PIEDAD

 

3. MONICIÓN A LAS LECTURAS

Dios siempre nos da fuerza en medio de las dificultades y, San Pablo, nos recuerda que por ello mismo nos aguarda la vida futura. Mientras tanto tendremos que hacer algo por Jesús, por Dios, por el Espíritu. Finalmente en el evangelio vamos a escuchar como DIOS, hace de cada uno de nosotros, un grano de su siembra. Tal vez no nos demos cuenta pero, aquí y ahora, el Señor sigue sembrando con su amor y con paciencia a través de nosotros.

 

4. ORACIÓN DE LOS FIELES

4.1. Un recuerdo especial por el Papa Francisco Que el Señor le ayude a ser sembrador de la esperanza y del amor de Dios. Roguemos al Señor.

4.2 Una oración especial por los que no se dan cuenta de que, DIOS, está cerca de nosotros. Para que lo descubran a su alrededor. Roguemos al Señor.

4.3 Una petición por los esfuerzos de tantas personas, sacerdotes, catequistas, grupos, adoradores que existen en la Iglesia. Para que sigan sembrando de palabra y de obra. Roguemos al Señor.

4.4. Pidamos finalmente al Señor que nos ayude a ser buenos cristianos. Que no nos durmamos. Que seamos más colaboradores en su Iglesia y en el servicio a los más necesitados. Roguemos al Señor.

 

5. OFRENDAS

5.1. Con la palabra “DIOS” simbolizamos una gran verdad: es Dios quien lo hace todo. Es Dios quien nos anima a construir un mundo, una Iglesia y un Reino de Dios mejor.

5.2. Con esta bandeja de tierra llevamos al altar nuestro deseo y compromiso de seguir colaborando en las tareas del anuncio del Evangelio. A veces no vemos los frutos de nuestros esfuerzos pero, el Señor, nos acompaña.

5.3. Con el pan y el vino pedimos al Señor que no falte trabajo en nuestra tierra, en nuestras familias. Que el pan y el vino sean luego su Cuerpo y su Sangre que fortalezca nuestra existencia cristiana.

 

6. ORACIÓN FINAL

CONTIGO, SEÑOR, SEMBRAREMOS

Ilusiones y esperanzas en un mundo que llora perdido

CONTIGO, SEÑOR, SEMBRAREMOS

Alegría y fortaleza ante los hombres que caen en la tristeza

CONTIGO, SEÑOR, SEMBRAREMOS

Amor al cielo cuando digan que Tú no existes

CONTIGO, SEÑOR, SEMBRAREMOS

Tu mano protectora cuando tantas manos ya no ayudan

CONTIGO, SEÑOR, SEMBRAREMOS

Tú presencia salvadora cuando nos encontremos perdidos

CONTIGO, SEÑOR, SEMBRAREMOS

Optimismo y futuro ante un presente fracasado

CONTIGO, SEÑOR, SEMBRAREMOS

Sencillez y pobreza antes que la riqueza que nos degrada

CONTIGO, SEÑOR, SEMBRAREMOS