Jueves II de Adviento

JUEVES II de ADVIENTO

(13 de diciembre)

La voz del profeta Isaías tiene que despertar en nosotros la esperanza cristiana, una esperanza de tiempos nuevos y mejores. La idea del tiempo nuevo es motivo de esperanza, pero también de esfuerzo humano.

El adviento nos hace reflexionar sobre lo peculiar que es la esperanza cristiana. Hoy en día la esperanza cristiana pretende transformar las relaciones entre TODAS las personas que poblamos este mundo.

Como cristianos nuestra tarea es cuetionar la sociedad actual y hacernos solidarios con la esperanza huaman al amparo de cualquier transformación en los hombres o en la sociedad, teniendo como meta final la construcción del Reino de Dios.

El reino de Dios no es sólo algo social y externo, sino interior y profundo. La venida del Mesías constituye el anuncio del gran gozo para el pueblo, de una alegría que conmueve hasta los mismos cielos cuando el pecador se arrepiente. El adviento nos enseña a conocer que Cristo, es la fiesta segura y definitiva de la nueva humanidad.