Santoral 6 de marzo

Recordamos también a la Sierva de Dios Rafaela de la Pasión Veintemilla, agustina, nacida en Quito (Ecuador) en 1836. Le atraía en su juventud la figura de Mariana de Jesús, la azucena de Quito, y fundó en su honor una asociación. Quiso ser religiosa clarisa, pero su hermano, presidente de la república del Ecuador desde 1878 a 18883 la prefirió en su casa. Dedicaba varias horas al día a la oración. Derrocado su hermano por un golpe militar fue exiliada a Lima, donde vivió con su familia haciendo la vida piadosa de siempre. Aquí fundó una asociación dedicada a la atención de la infancia y juventud femeninas con el nombre de Agustinas Hijas del Santísimo Salvador. En todo fue ayudada por el P. Eustasio Esteban, que después fue general de la Orden. De la pasión de Cristo decía que era su alimento y su fuerza. falleció santamente en Lima en 1918 y la Congregación de los santos aceptó su proceso el 6 de marzo de 1992.

Viene a nuestra memoria un santo catalán, Olegario, nacido en Barcelona, miembro de la corte del conde Ramón Berenguer I de Barcelona. Lo ordenaron de sacerdote a los 30 años y fue canónigo de la catedral. Más tarde, después de presidir una abadía en Italia, lo eligieron obispo de Barcelona donde desarrolló un trabajo apostólico admirable. Intervino en conflictos entre el Papado y la Corona de Aragón, dejó heredera de todos sus bienes a la diócesis y murió santamente.

Se celebra también la memoria del presbítero Ciriaco, de la religiosa clarisa Coleta Boylet, del obispo Grodegando, del patriarca de Constantinopla Evagrio, del abad irlandés Fridolino, Inés de Praga virgen, cuya fiesta se celebra el día 2 de este mes, Juan Bautista mártir coreano, Marciano obispo mártir, Julián obispo de Toledo, los cuarenta y dos mártires de Siria y Victorino mártir de Nicomedia.

Sólo una beata conmemora la Iglesia en este día, Rosa de Viterbo, de la tercera Orden de san Francisco que se distinguió por sus obras de caridad y murió a los 22 años.

Álvaro Maestro Jesús