Oración de los fieles – Domingo XVIII de Tiempo Ordinario

Hemos leído que tú nos das todo lo que necesitamos, sólo tu mano nos sacia y nos da hartura de balde. Sabemos que junto a ti no nos faltará nada, por eso repetimos:

R.- QUE NADA NOS APARTE DE TI.

1. – Te pedimos, Señor, por el Papa, los obispos y los sacerdotes que hacen posible tu presencia eucarística entre nosotros.

OREMOS

2. – Te pedimos, Señor, por los dirigentes de las naciones para que contando con la ayuda de lo alto conviertan su trabajo y esfuerzo en bienestar de todos sus súbditos.

OREMOS

3. – Por todos aquellos que tienen lo justo para sobrevivir, para que poniéndolo en tus manos vean saciadas sus necesidades sobradamente.

OREMOS

4. – Por aquellos cuya fe se desvanece para que con la escucha frecuente de la palabra de Dios su fe se alimente y crezca.

OREMOS

5. – Por todos los pueblos que pasan hambre, para que con los panes y peces que nosotros aportemos, puedan, con la ayuda de Cristo, salir adelante y prosperar.

OREMOS

6. – Por todos nosotros para que tengamos la misma seguridad que Pablo cuando nos dice que nada podrá apartarnos del amor de Cristo.

OREMOS

Señor, tu que atendiste la oración de tu Hijo y multiplicaste por su acción los panes y los peces, atiende también las súplicas que hoy te presentamos. Por Jesucristo nuestro Señor.

Amen.


Reunidos para compartir el misterio de nuestra redención, pidamos al Señor para que todo el mundo se llene de sus bendiciones y su vida.

R.- DANOS UN CORAZÓN COMPASIVO, SEÑOR.

1.- Por la Iglesia, el Papa y todos los responsables de la pastoral para que no escatimen esfuerzos a la hora de ofrecer sus servicios a los demás.

OREMOS.

2.- Por la paz de los pueblos, la paz de las familias, la paz de las personas, para que no olviden que esa paz no se consigue luchando sino amando.

OREMOS.

3.- Por los ancianos que se quedan solos durante el verano, para que encuentren sitio donde se les atienda y se les acompañe.

OREMOS.

4.- Por los que carecen de trabajo, casa, alimento, para que encuentren esa mano tendida que les ayude a suavizar su situación.

OREMOS.

5.- Para que todos los cristianos dondequiera que nos encontremos sepamos acoger a todos y afianzarnos en la fe y en la unidad.

OREMOS.

6.- Por todos los que nos hemos reunido para compartir la mesa del Señor, para que sepamos hacer buen uso de los bienes que Dios nos regala cada día y los repartamos con la mayor generosidad.

OREMOS.

Atiende Señor las súplicas de todos los que confiamos en tu infinita misericordia. No mires nuestros pecados sino la fe de tu Iglesia. Por Jesucristo nuestro Señor.

Amén