Liturgia – Miércoles XI de Tiempo Ordinario

MIÉRCOLES DE LA XI SEMANA DE TIEMPO ORDINARIO, feria

Misa de la feria (verde)

Misal: Para la feria cualquier formulario permitido. Prefacio común.

Leccionario: Vol. III-impar.

  • 2Cor 9, 6-11. Dios ama “al que da con alegría”.
  • Sal 111. Dichoso quien teme al Señor.
  • Mt 6, 1-6. 16-18. Tu Padre, que ve en lo escondido, te recompensará.

Antífona de entrada          Sal 26, 7. 9
Escúchame, Señor, que te llamo. Tú eres mi auxilio; no me deseches, no me abandones, Dios de mi salvación.

Acto penitencial
Comencemos, hermanos, la celebración de los sagrados misterios, en la que Jesús se hará presente entre nosotros por medio de su Palabra y del Pan y del Vino de la Eucaristía; y puestos en su presencia, confesamos humildemente nuestros pecados.

• Tú que has venido a buscar a los pecadores. Señor, ten piedad.
• Tú que acoges y te relacionas con todos. Cristo, ten piedad.
• Tú que eres la misericordia personalizada. Señor, ten piedad.

Oración colecta
DIOS, todopoderoso y eterno,
orienta nuestros actos según tu voluntad,
para que merezcamos abundar
en buenas obras en nombre de tu Hijo predilecto.
Por nuestro Señor Jesucristo.

Oración de los fieles
Hermanos, desde la intimidad de nuestro corazón, dirijamos a Dios Padre, que ve en lo escondido, la oración de toda la Iglesia.

1.- Para que Dios proteja y guíe a su Santa Iglesia. Roguemos al Señor.

2.- Para que Dios conceda a la Iglesia vocaciones que vivan para alabarlo y extender su Reino. Roguemos al Señor.

3.- Para que dé a los gobernantes el sentido de la justicia, de la libertad y de la paz. Roguemos al Señor.

4.- Para que crezca entre todos los ciudadanos el sentido de la solidaridad. Roguemos al Señor.

5.- Para que vivamos siempre con sinceridad, sin aparentar falsedades. Roguemos al Señor.

Oh Dios, que conoces y miras en lo más profundo de nuestros corazones, escucha nuestras oraciones y enséñanos a vivir sin exhibicionismos, de forma que nuestra mano izquierda no sepa lo que hace nuestra derecha. Por Jesucristo nuestro Señor.

Oración sobre las ofrendas
OH, Dios que, según la doble condición
de los dones que presentamos,
alimentas a los hombres
y los renuevas sacramentalmente,
concédenos, por tu bondad,
que no nos falte su ayuda
para el cuerpo y el espíritu.
Por Jesucristo, nuestro Señor.

Antífona de comunión          Sal 26, 4
Una cosa pido al Señor, eso buscaré: habitar en la casa del Señor por los días de mi vida.

Oración después de la comunión
CONCÉDENOS, Dios todopoderoso,
que cuantos hemos recibido tu gracia vivificadora
nos gloriemos siempre del don que nos haces
Por Jesucristo, nuestro Señor.