Liturgia – Los siete fundadores de la orden de los Siervos de la Bienaventurada Virgen María

LOS SIETE FUNDADORES DE LA ORDEN DE LOS SIERVOS DE LA BIENAVENTURADA VIRGEN MARÍA, memoria libre

Misa de la memoria (blanco).

Misal: 1ª oración propia y el resto de común de santos (para religiosos). Prefacio de la memoria.

Leccionario: Vol. III-par.

  • Sant 2, 1-9. ¿Acaso no eligió Dios a los pobres? Vosotros, en cambio, habéis ultrajado al pobre.
  • Sal 33. El afligido invocó al Señor, y él lo escuchó.
  • Mc 8, 27-33. Tú eres el Mesías. El Hijo del hombre tiene que padecer mucho.

O bien: cf. vol. IV.


Antífona de entrada          Cf. Sal 15, 5-6
El Señor es el lote de mi heredad y mi copa: tú eres el que restituyes mi heredad.

Monición de entrada y acto penitencial
En esta celebración recordamos a los siete santos fundadores de la Orden de los Siervos de María (los servitas). Todos ellos mercaderes de Florencia que, abandonando sus negocios, se dedicaron a la oración y a la predicación del Evangelio. Son conmemorados en este día, en el que falleció Alejo Falconieri, el último de ellos, siendo ya centenario, en el año 1310.

• Tú que nos llamas a seguirte. Señor, ten piedad.
• Tú que nunca abandonas a tu rebaño. Cristo, ten piedad.
• Tú que estás presente en tu Iglesia. Señor, ten piedad.

Oración colecta
SEÑOR,
infunde benigno en nosotros
la piedad con la que estos santos hermanos
veneraron devotamente a la Madre de Dios
y condujeron a tu pueblo hacia ti.
Por nuestro Señor Jesucristo.

Oración de los fieles
Hermanos, cada día de nuestra vida es una gracia del Señor, ocasión que se nos ofrece para hacer el bien y construir el reino de Dios. Invoquemos al Padre del cielo para que nos conceda caminar siempre según su voluntad.

1.- Por la santa Iglesia, para que, conducida por el Espíritu del Señor, sepa reconocer en la vida de cada día los signos que revelan la presencia de Dios. Roguemos al Señor.

2.- Por nuestros pastores, para que, mediante el ministerio y la santidad personal, sean educadores y padres en la fe. Roguemos al Señor.

3.- Por los trabajadores, para que el esfuerzo cotidiano, necesario para el sustento de la familia, contribuya a hacer más justas y cordiales las relaciones en la sociedad. Roguemos al Señor.

4.- Por todos nosotros, renacidos en el bautismo, para que el Señor nos preserve del pecado y nos haga crecer en la experiencia viva de su Espíritu. Roguemos al Señor.

Asiste, oh Padre, a tus hijos en el camino de cada día y ayúdalos a vivir con gozo los acontecimientos de la vida cotidiana. Por Jesucristo, nuestro Señor.

Oración sobre las ofrendas
DIOS misericordioso,
que destruiste el hombre viejo
y quisiste crear el hombre nuevo a tu imagen en tus siervos
concédenos, renovados del mismo modo,
ofrecer este sacrificio de reconciliación,
agradable a ti.
Por Jesucristo, nuestro Señor.

Antífona de comunión          Cf. Mt 19, 27-29
Es verdad os digo, los que lo habéis dejado todo y me habéis seguido recibiréis cien veces más y heredaréis la vida eterna.

Oración después de la comunión
TE rogamos, Señor,
por la eficacia de este sacramento y el ejemplo de tus siervos,
que nos mantengas siempre en tu amor
y lleves a su perfección hasta el día de Cristo Jesús
la obra buena que has comenzado en nosotros.
Por Jesucristo, nuestro Señor.

Anuncio publicitario