Liturgia – San Atanasio

SAN ATANASIO, obispo y doctor de la Iglesia, memoria obligatoria

Misa de la memoria (blanco)

Misal: Antífonas y oraciones propias. Prefacio de Pascua o de la memoria.

Leccionario: Vol. II

  • Hch 6, 8-15. No lograban hacer frente a la sabiduría y al espíritu con que hablaba.
  • Sal 118.Dichoso el que camina en la ley del Señor.
  • Jn 6, 22-29.Trabajad no por el alimento que perece, sino por el que perdura para la vida eterna.

            O bien: Cf. vol. IV.


Antífona de entrada          Cf. Eclo 15, 5
En medio de la asamblea le abrirá la boca, y el Señor lo llenará del espíritu de sabiduría y de inteligencia; lo revestirá con un vestido de gloria. Aleluya.

Monición de entrada y acto penitencial
Hacemos hoy memoria de san Atanasio, obispo de Alejandría en Egipto en el siglo IV y doctor de la Iglesia. Con su palabra y sus escritos defendió tenazmente la naturaleza divina y humana de Jesucristo, contra la doctrina de Arrio, según la cual Cristo no era Dios como el Padre. Por ello tuvo que soportar persecuciones por parte de los arrianos y ser desterrado en varias ocasiones. Finalmente, regresó a la Iglesia que se le había confiado, donde, después de haber luchado y sufrido mucho, murió en el año 373.

Nosotros también estamos llamados, como San Atanasio, a la santidad de vida; sin embargo, fallamos a menudo en nuestro camino hacia ella. Por eso, iniciamos la celebración de los sagrados misterios de la Eucaristía pidiendo perdón a Dios por nuestros pecados.

• Tú, el primogénito de entre los muertos. Señor, ten piedad.
• Tú, el vencedor del pecado y de la muerte. Cristo, ten piedad.
• Tú, la resurrección y la vida. Señor, ten piedad.

Oración colecta
DIOS todopoderoso y eterno,
que hiciste de tu obispo san Atanasio
un preclaro defensor de la divinidad de tu Hijo,
concédenos, en tu bondad,
que, gozando de su enseñanza y protección,
crezcamos sin cesar en tu conocimiento y amor.
Por nuestro Señor Jesucristo.

Oración de los fieles
Jesucristo es el pan bajado del cielo. Él intercede por nosotros ante el Padre.

1.- Por la Iglesia, para que sus miembros den en todo momento testimonio de su fe. Roguemos al Señor.

2.- Por los diáconos de la Iglesia, para que, como san Esteban, sean colmados de la sabiduría y de la gracia del Espíritu Santo. Roguemos al Señor.

3.- Por los catequistas, que preparan a los niños que recibirán la comunión por vez primera, para que perseveren fielmente en su importante tarea. Roguemos al Señor.

4.- Por los aquí reunidos, para que se fortalezca nuestra fe recibiendo frecuentemente el pan de la eucaristía. Roguemos al Señor.

Concédenos, Padre santo, descubrir y valorar el don de tu Hijo en la eucaristía. Él, que vive y reina contigo y el Espíritu Santo por los siglos de los siglos.

Oración sobre las ofrendas
MIRA Señor, los dones que te presentamos
en la conmemoración de san Atanasio,
y haz que, a cuantos profesamos su fe íntegra,
nos aproveche para la salvación
el testimonio de tu verdad.
Por Jesucristo, nuestro Señor.

Antífona de comunión          Cor 3, 11
Nadie puede poner otro cimiento fuera del ya puesto, que es Jesucristo. Aleluya.

Oración después de la comunión
C
ONCÉDENOS, Dios todopoderoso,
que la verdadera divinidad de tu Unigénito,
que confesamos firmemente con san Atanasio,
por este sacramento nos vivifique y nos defienda siempre.
Por Jesucristo, nuestro Señor.

Oración después de la comunión
T
E pedimos, Señor,
que guardes a tu familia con bondad incesante,
para que se encuentre libre de toda adversidad
bajo tu protección y viva entregada a ti
con sus buenas obras.
Por Jesucristo, nuestro Señor.