Liturgia – Santos Arcángeles Miguel, Gabriel y Rafael

SANTOS ARCÁNGELES MIGUEL, GABRIEL y RAFAEL, fiesta

Misa de la fiesta (blanco)

Misal: Antífonas y oraciones propias. Gloria. Prefacio propio. No se puede decir la Plegaria Eucarística IV.

Leccionario: Vol. IV

  • Dan 7, 9-10. 13-14. Miles y miles lo servían.
    O bien: Ap 12, 7-12a. Miguel y sus ángeles combatieron contra el dragón.
  • Sal 137. Delante de los ángeles tañeré para ti, Señor.
  • Jn 1, 47-51. Veréis a los ángeles de Dios subir y bajar sobre el Hijo del hombre.

Antífona de entrada          Cf. Sal 102, 20
Bendecid al Señor, ángeles suyos, poderosos ejecutores de sus órdenes, prontos a la voz de su palabra.

Monición de entrada y acto penitencial
Hoy es la fiesta de los santos arcángeles Miguel, Gabriel y Rafael. Miguel, fuerte protector de la Iglesia frente al mal; Gabriel, mensajero de Dios que anunció a María y al mundo la inauguración de los tiempos mesiánicos; Rafael, medicina de Dios, compañero de ruta de la Iglesia que peregrina todavía por este mundo. Ellos sirven a Dios día y noche, y, contemplando su rostro, lo glorifican sin cesar.

Yo confieso…

Se dice Gloria.

Oración colecta
OH, Dios,
que con admirable sabiduría
distribuyes los ministerios
de los ángeles y de los hombres,
concédenos, por tu bondad, que nuestra vida
esté siempre protegida en la tierra
por aquellos que te asisten continuamente en el cielo.
Por nuestro Señor Jesucristo.

Oración de los fieles
Pidamos al Señor, a quien alaban los ángeles, que escuche nuestras oraciones por la Iglesia y por todos los hombres.

1.- Para que el arcángel san Miguel proteja a la Iglesia que está en el mundo en la lucha contra el mal. Oremos.

2.- Para que el arcángel san Rafael acompañe a la Iglesia peregrina, en su avance por los caminos de la humanidad y socorra a los enfermos y necesitados. Oremos.

3.- Para que el arcángel san Gabriel guíe a esta comunidad, enviada por Cristo, para llevar a todos el mensaje del Evangelio. Oremos.

Te pedimos, Señor, que tus santos arcángeles, ministros gloriosos de tu poder de salvación, nos ayuden en el peregrinar de esta vida y nos conduzcan después a la patria eterna. Por Jesucristo nuestro Señor.

Oración sobre las ofrendas
TE ofrecemos, Señor, este sacrificio de alabanza
y te suplicamos humildemente
que, llevado ante tu majestad por manos de los ángeles,
lo recibas en tu bondad
y sea provechoso para nuestra salvación.
Por Jesucristo, nuestro Señor.

Prefacio de los Ángeles.

Antífona de comunión           Sal 137, 1
Te doy gracias, Señor, de todo corazón, delante de los ángeles tañeré para ti.

Oración después de la comunión
ALIMENTADOS con el pan del cielo,
te pedimos humildemente, Señor,
que, sostenidos por su fuerza,
avancemos con valentía por la senda de la salvación
bajo la fiel custodia de tus ángeles.
Por Jesucristo, nuestro Señor.

Anuncio publicitario